Una cura que aparece en la biblia con más de 3.000 años.

0
2300

El olivo es mencionado en la biblia más de 1000 veces, aunque su parte más popular hoy en día son las aceitunas, muchos de nosotros no sabemos que el propietario y las hojas pueden tener increíbles propiedades curativas.

El ingrediente más importante en las hojas y del olivo es la oleuropeína, que posee unas increíbles propiedades anti bacterianas.

hojas de olivo

Las hojas del olivo ayudan a mejorar nuestro estado de salud y previene de una gran cantidad de enfermedades causadas por microbios. También es muy efectiva contra la gripe, la meningitis, la hepatitis B, la inflamación de los pulmones, gonorrea, fatiga crónica, gastritis y los herpes. Por otro lado, también puede ayudar con las infecciones de orina. Los hojas del olivo detienen y obstruyen las infecciones contraídas por hongos.

Beber té de hojas de olivo ayuda en la recuperación del sistema inmune y también sirve para recuperar la energía de un cuerpo agotado. También ayuda a tratar los parásitos.

Todo lo que necesitas para preparar esta infusión son de 15 a 20 hojas de olivo secas. Poner las hojas con 200 o 300 ml de agua hirviendo y dejarlo en el fuego durante dos o tres minutos. Luego lo sacaremos del fuego y esperaremos unos 10 minutos y filtraremos el té.

Puedes beber esta infusión tanto fría como caliente, con miel, limón, etcétera. Debes tomar una infusión cada día pare experimentar una mejoría en tu salud. También, es recomendable tomarla de forma preventiva con el fin de evitar las enfermedades antes mencionadas.

Lo mejor es conseguir estas hojas durante la primavera cuando todavía son jóvenes y tienen todas sus propiedades. Lávalas y déjalas secar al aire. Debes mantenerlas escondidas de la luz solar.