Tienes kilos de líquido retenido en tu cuerpo: Aquí tienes 6 maneras comprobadas para eliminar la retención de líquidos

0
57697

El edema o la retención de líquido es la condición de fluido acumulado dentro de los tejidos y cavidades o dentro del sistema circulatorio. Es común antes y durante el embarazo y lleva a la inflamación en las piernas, pies, tobillos y manos.

El edema es también común en personas inactivas, aquellos que están en tratamiento a largo plazo, en cama o con estilos de vida sedentarios. La retención de agua es usualmente una condición inofensiva, pero puede indicar con frecuencia un problema más serio, como fallos cardíacos o enfermedad hepática. Aun así, en muchos casos, la retención de agua puede ser prevenida, tratada y la inflamación puede ser reducida.

retencion-de-liquidos

Si especificas las causas subyacentes del edema, sabrás como tratarlo. Estas son algunas de las causas más comunes de retención de agua.

1. Consumo excesivo de Sodio

En el caso del consumo de alimentos altos en sodio y poco consumo de agua, el cuerpo entra en “modo reserva” y comienza a retener agua. En este caso, las células pueden aumentar 20 veces su tamaño con agua, para poder diluir el ambiente salado.

Además, la sal no es el único alimento rico en sodio, los vegetales enlatados, algunos condimentos y la carne procesada también han sido conocidas por tener abundante sodio.

Por otra parte, hay una sal que no lleva a la retención de agua, sino que por el contrario te ayuda a reversarla. El consumo de agua con Sal Marina Celta o Sal Himalaya puede ayudarte en el caso de retención de agua.

2. Deficiencia de Vitamina B6

La vitamina B6 está encargada de balancear el agua en el cuerpo, por lo que si a tu cuerpo le hace falta, puede que sufras de retención de agua.

Un estudio hecho por el Diario de Ciencias del Cuidado descubrió que las mujeres que sufren de retención de agua debido al síndrome premenstrual encontraron que el consumo de vitamina B6 era extremadamente beneficioso.

Es decir, ellas reportaron que reduce los síntomas con más efectividad que cualquier otro suplemento que antes habían usado. Esta vitamina es soluble en agua y necesita varios factores para que funciones, así que para obtener los mejores resultados, tómala como alimento completo.

Además, los alimentos que son ricos en vitamina B6 incluyen pollo, atún, pavo, semillas de girasol, frutos secos, nueces de pistacho, papas sin pelar, atún, pollo, pavo, carne magra y bananas.

3. Deficiencia de potasio

Este mineral importante se encarga del apropiado funcionamiento de los órganos del cuerpo, los tejidos y las células. Es decir, es un electrolito necesario para el balance del agua en el cuerpo. El consumo de alimentos ricos en sal, sudoración excesiva por ejercicios y no consumir alimentos ricos en potasio puede causar un desgaste del mismo, lo que contribuye al edema.

Además, la deficiencia de potasio también puede llevar a otros números problemas de salud como aumento de peso, calambres y espasmos musculares. Al reducir los niveles de sodio e incrementar la producción de orina, este mineral efectivamente reduce el edema.

El potasio se encuentra en casi todas las frutas pero su más alta concentración se encuentra en melón, sandía y melón de miel. Para mejores efectos, en vez de tomar suplementos, debes incrementar tus niveles de potasio al consumir diferentes frutas y vegetales.

4. Deshidratación

Cantidades insuficientes de agua puede llevar a la deshidratación del cuerpo. En este caso, el cuerpo reacciona reteniendo agua como método de supervivencia. El consumo regular de agua y jugos altos en potasio puede reducir el edema y la deshidratación.

Bebe mucha agua hasta que la retención de agua baja y evita bebidas de soda y café, ya que ellos adicionalmente deshidratan tu organismo.

5. Deficiencia de magnesio

La retención de agua es uno de los síntomas más comunes de deficiencia de magnesio. El magnesio es necesario para casi todas las funciones del cuerpo, por lo que niveles bajos del mismo impide numerosas funciones en el cuerpo y por ende contribuye a la retención de agua.

Según un estudio, 200mg de magnesio al día redujo la retención de agua en mujeres con síntomas premenstruales.

El incremento de alimentos ricos en magnesio o el uso de suplementos de magnesio de alta calidad reduce significativamente el edema. Los alimentos ricos en magnesio incluyen chocolate negro, vegetales verdes oscuros, aguacate, nueves, granos enteros, guisantes, espinaca, yogurt y frutos secos.

6. Consumo excesivo de alimentos procesados

Aparte de ser ricos en sodio y azúcar, los alimentos procesados también contienen numerosos aditivos artificiales que actúan como toxinas y dañan tu hígado y riñones. Es decir, los alimentos ricos en azúcar, especialmente edulcorantes artificiales, llevan a incrementos veloces de azúcar en la sangre e insulina lo cual lleva a la retención de sodio de las células, al incrementar la reabsorción en los riñones.

Por lo tanto, debes evitar alimentos procesados. También debes desintoxicar tu cuerpo con jugos para poder preservar las condiciones óptimas del hígado y prevenir problemas serios de salud.

Además, existen algunas hierbas las cuales pueden tener un efecto extremadamente beneficioso en el caso de la retención de agua. Es decir, estas hierbas tiene fuertes propiedades diuréticas, y entre ellas se incluyen:

  • Cola de caballo
  • Diente de León
  • Habanos
  • Ortiga
  • Hibisco
  • Ajo
  • Hinojo
  • Perejil

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here