Si tienes muchos gases, aquí tienes información para poner remedio a este mal.

Cada vez más son las personas que sufren de gases, aunque hay mucha gente que no tienen cuenta que este tipo de problema viene dado por una salud y función digestiva. Las personas que sufren de gases suelen tener pesadez de estómago y sufrir de flatulencias que son conocidas científicamente como meteorismo.

Ya que tenemos un ritmo de vida bastante frenético unos malos hábitos alimentarios e incluso no tenemos un buen tránsito intestinal es más común cada día que las personas padezcan de gases. En muchas ocasiones los gases pueden ser muy molestos y pueden causar más de un mal trago a más de uno o ponerlo incluso en una situación un poco delicada, además del dolor y lo que incomoda sufrir de gases.

gases

¿Por que se producen los gases?

Uno de los motivos principales por los cuales se producen los gases es por una mala alimentación, no en el sentido únicamente de comer alimentos que no son saludables, sino porque no comemos de la forma adecuada. La mayoría de los casos que se producen de gases son por comer demasiado rápido, literalmente engullir los alimentos y no masticar la comida correctamente.

Además de esto, hay algunos tipos de alimentos que hay que tener en cuenta para que no facilitemos el que generemos gases. Hay algunos alimentos como las legumbres que van a facilitar el que se generen gases, por lo tanto si queremos disminuir los gases tenemos que tener esto bastante en cuenta, para así poder evitarlos. El exceso de grasas y productos que son ricos en fibra pueden facilitar también la producción de gases.

Remedios naturales para tratar los gases

Infusiones de canela: podemos mezclar media cucharada de canela en polvo con leche caliente, podemos añadir si queremos un poco de miel a la mezcla para añadir un sabor más dulce. También podemos consumir la canela acompañada de.

El jengibre: ya hemos hablado en otro artículo anteriormente de las infinitas propiedades beneficiosas del jengibre para la salud , para aprovechar estas propiedades que son muy buenas para nuestra flora intestinal.

Podemos preparar té de jengibre mezclando una cucharada de canela molida con jengibre y tomar unas 2 ó 3 veces al día.

Podemos también masticar jengibre fresco después de cada comida que además nos va a beneficiar y si tenemos problemas de aliento nos va a dejar un aliento fresco.

Masticar bien los alimentos: si no masticamos bien los alimentos nuestro estómago no va a digerir correctamente la comida, ya que los alimentos mientras menos triturados están más problemas estomacales vamos a tener y no los vamos a digerir correctamente por lo tanto es muy importante tener cuenta esto porque la mayoría de problemas de gases se podrían evitar si masticásemos lentamente, pero debido al estrés y la ansiedad que tenemos muchas veces comemos con tanta prisa que nunca nos paramos siquiera a pensar en esto. También es muy importante a la hora de beber líquidos no beberlos muy deprisa porque si los tomamos demasiado deprisa tragaremos bastante aire que irá a nuestro estómago.

Sopa de ajo: la sopa de ajo nos va ayudar a reducir los gases y nos va a ayudar también en las digestiones, puedes preparar sopa de ajo moliendo varios ajos y añadiendo pimienta y comino.

Otros alimentos que te ayudan con los gases: la,menta, la manzanilla, el comino, el hinojo, el clavo y el apio también son muy beneficiosos para tratar los gases y nos ayudarán a disminuirlos.

Productos de farmacia para tratar los gases.

La simeticona ayuda a tratar los gases. Medicamentos como el aerored, que vienen en tabletas masticables funcionan bastante bien para tratar los gases y sus molestos síntomas. Hay que leer bien siempre el prospecto, seguir las instrucciones y ante cualquier duda consultar con un doctor.

Si quieres aprender a mejorar tu digestión, te recomendamos un libro que se llama mejore su digestión, puede serte muy útil para aprender unos hábitos que van ayudar a mejorar tu digestión y por lo tanto vamos ayudar a nuestro organismo a combatir a los gases, ya que muchas veces como ya hemos comentado en este artículo estos gases aparecen debido a una mala digestión, o a unos malos hábitos de alimentación.