Señales de Alerta de Que Tu Adolescente Puede Estar Luchando con un Trastorno Alimenticio

0
464

Como padres, puede ser muy difícil decir qué es lo que realmente está detrás del reciente deseo de tu hijo adolescente de perder peso, ese nuevo interés en alimentos “saludables”, o preocupación por  la comida.

Hay que tener consciencia los signos de alerta que pueden indicar que alguien está luchando con un desorden alimenticio.

No hay un manual para decirte si tu hijo está secretamente luchando con la anorexia, bulimia o trastorno por atracón. Los trastornos alimenticios con frecuencia prosperan en secreto y en silencio. Muchos niños pueden no estar conscientes de que están comenzando a caer en una enfermedad mental que amenaza la vida.

Las siguientes son algunas de las señales de alertas comunes que pueden significar que tu hijo adolescente está luchando con un trastorno alimenticio.

Rituales de alimentación o comportamientos extraños de alimentación

Un signo que buscar es si tu adolescente ha comenzado a adoptar rituales de alimentación o comportamientos extraños de alimentación. Los rituales de alimentación incluyen comportamientos tales como, cortar las alimentos en pequeños trozos, arreglar los alimentos en ciertos patrones, o medir constantemente la comida. Otros rituales de alimentación pueden incluir el uso de los mismos utensilios o solo comer los alimentos en un orden específico.

Esos rituales pueden ser señales de alerta de anorexia nervosa y también puede ser una señal temprana del trastorno por atracón. Es importante notar que la presencia por sí sola de rituales no necesariamente indica un trastorno alimenticio, pero es algo que considerar en el contexto de los demás comportamientos y actitudes de la persona hacia la comida y el peso.

Uso excesivo o inusual de condimentos y bebidas

Otro signo de un trastorno alimenticio potencial es si tu adolescente está usando condimentos y/o bebidas en una forma que es excesiva o extraña. Por ejemplo, si notas que tu adolescente está usando una cantidad excesiva de mostaza, sal u otras especias en su comida sería una señal de alerta de que podría estar luchando con un trastorno alimenticio.

Además, una señal de alerta de que tu adolescente puedes estar luchando con un trastorno alimenticio es si comienzan a abusar de las bebidas, tales como gaseosas dietéticas, o café en un intento de sentirse llenos.

Preocupación por el peso, tamaño del cuerpo y comida

Otras señales de alerta que buscar es si tu adolescente de repente parece preocupado con pensamientos sobre su peso, tamaño corporal, y comida. Por ejemplo, si tu hijo tiene un intenso temor por aumentar de peso este es un signo de que podría estar sufriendo de un trastorno alimenticio.

Además, si tu adolescente decide que está cambiando dramáticamente sus hábitos alimenticios es importante tomar nota y observar su motivación y la rigidez de sus hábitos. Por ejemplo, tu adolescente de repente puede proclamar que “no está comiendo carbohidratos”, o se ha convertido a vegetariano (sin ningún historial de un interés en esto desde un punto de vista ético).

Otra señal de alarma puede ser si aparentemente se apegan solo a algunas “comidas seguras”, fijarse en el contenido de grasas de las comidas, acaparar comidas, cocinar comidas elaboradas para otros pero no las comen, o van al baño frecuentemente justo después de comer. Adicionalmente, si comienzas a notar que grandes cantidades de comida se está desapareciendo este también podría ser otro signo importante que buscar.

Se aíslan de las personas o pierden interés en cosas que disfrutaban previamente.

Otro indicador de un adolescente que puede estar luchando con un trastorno alimenticio es si se vuelven socialmente retraídos y comienzan a aislarse. Es una señal de alarma de que puede haber un problema más profundo  si tu adolescente ya no quiere socializar y en cambio es consumido con recetas de investigación, ir al gimnasio, y/o hablar sobre comida, calorías, “comer limpio” o hacer dieta.

Cuando alguien está luchando con un trastorno alimenticio con frecuencia su trastorno alimenticio se convierte en su relación principal y comienza a tomar el lugar de las relaciones reales de la vida.

Si notas cualquier de estas señales de alarma, y sospechas que tu adolescente puede estar luchando con un trastorno alimenticio, es crítico que busques un profesional en tratamientos para trastornos alimenticios. Ellos pueden evaluar a tu hijo y ver si están luchando y de ser así, proporcionar un tratamiento.

También es importante notar que no puedes determinar si alguien está luchando con un trastorno alimenticio basado en su peso. Los trastornos alimenticios no discriminan y las personas que están luchando vienen en todas las formas y tamaños.

Finalmente, es importante que puedas ser comprensivo contigo mismo. No es tu culpa que inicialmente hayas omitido las señales de alarma. Además, los padres y familiares no causan trastornos alimenticios; sin embargo, pueden ser unos aliados increíbles y fuentes de apoyo para sus hijos en recuperación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here