10 asombrosos beneficios para la salud de las semillas de tomate.

semillas de tomate

¿Alguna vez pensó que las semillas de tomate le traerían algún beneficio? Créalo o no ¡Tienen muchos! Si sufre de colesterol alto y de hipertensión entonces comer semillas de tomate le podría ayudar a mitigar ambas enfermedades ¿Como? Siga leyendo para averiguar qué es lo que las semillas de tomate pueden hacer por su cuerpo.

Aunque nos parezca increíble de pensar hoy, así es como el mundo civilizado veía a los tomates inicialmente. Hoy en día los tomates se cultivan sin semillas. Sin embargo hay muchos beneficios asociados con las semillas de tomates. Veamos unos cuantos de estos:

  1. Colesterol Más Bajo:

Las semillas de tomate no tienen colesterol. Además las semillas de tomate no le agregan colesterol a su dieta. Las semillas de tomate son ricas en fibra, la cual es conocida por disminuir el colesterol. Las semillas de tomate además son ricas en niacina (Vitamina B3) la cual ha sido utilizada para disminuir los niveles de colesterol por muchos años.

  1. Previenen Enfermedades Cardiacas:

La homocisteína un  α-amino ácido no proteico puede causar inflamación vascular. Altos niveles de homocisteína pueden llevar a un ataque cardiaco o a una embolia. La vitamina By el folato ayudan a transformar la homocisteína en compuestos inofensivos. Las semillas de tomate contienen altas cantidades de vitamina By folato. Las semillas de tomate son ricas en potasio. Las dietas ricas en potasio previenen la hipertensión y reducen el riesgo de un ataque cardiaco o de una embolia.  Por lo tanto las semillas de tomate son buenas para el corazón.

 

  1. Disminuyen la presión arterial:

Un investigador israelita encontró que las semillas de tomate causan una baja significativa en la presión arterial. La investigación duro 8 semanas, durante las cuales los sujetos de investigación ingirieron semillas de tomate diariamente. Se notó que sus niveles de presión sanguínea disminuyeron. Las semillas de tomate y el tomate mismo contienen un antioxidante llamado complejo licopeno. Éste, estimula un disminución tanto en la presión sistólica (límite superior) como en la diastólica (límite inferior) de aproximadamente 5 puntos.

  1. Previenen El Daño Celular:

Las semillas de tomate contienen grandes cantidades de licopeno y previenen el daño celular. El antioxidante licopeno viaja a través del cuerpo y elimina los radicales libres que dañan las membranas celulares y a las células mismas. Los radicales libres aumentan las probabilidades de sufrir asma, diabetes, aterosclerosis y cáncer de colon.  El licopeno elimina los radicales libres y previene el daño celular.

 

  1. Previenen Coágulos Sanguíneos:

Además de Vitamina C, licopeno y niacina la pulpa del tomate tiene muchos beneficios para la salud. Sin embargo las semillas están rodeadas por una capa mucosa. La capa ha sido patentada como Fruitflow por los investigadores. Tanto el Fruitflow como el licopeno ayudan a desbloquear y a prevenir los coágulos sanguíneos. La coagulación de la sangre es una de las mayores causas de enfermedades cardiacas hoy en día. Las semillas del tomate ayudan a prevenir coágulos en la sangre.

  1. Anti-Inflamatorio:

La producción de radicales libres puede activar los compuestos inflamatorios. Los compuestos inflamatorios promueven enfermedades crónicas como la aterosclerosis, osteoporosis, Alzheimer y enfermedad cardiovascular. El licopeno y el beta caroteno presentes en la semilla del tomate eliminan los radicales libres. Esto ayuda a detener la inflamación. Por lo que las semillas del tomate son un agente anti inflamatorio efectivo.

  1. Previenen La Acidosis:

El cuerpo humano esta diseñado para mantener un pH de 7.365. Sin embargo, nuestra dieta, patrones irregulares de alimentación y falta de ejercicio causan que nuestro cuerpo tenga una mayor concentración de ácido. Esto puede causar acidosis, congestión y reflujo. Por lo regular el balance de pH puede mantenerse al incluir calcio, potasio, magnesio y sodio. La pulpa y las semillas del tomate contienen grandes cantidades de estas bases esenciales y las semillas de tomate nos ayudan a mantener el pH balanceado que necesitamos y por lo tanto a prevenir la acidosis.

  1. Ayudan Al Sistema Inmune:

Las semillas y la pulpa del tomate han sido considerados como agentes que ayudan al sistema inmune. Ayudan a prevenir el resfriado común y la influenza especialmente en los hombres. La deficiencia carotenoide ha sido identificada como la mayor causa de estas enfermedades comunes. También se ha responsabilizado a las cantidades bajas de licopeno y beta caroteno. Las semillas del tomate son excelentes fuentes del antioxidante licopeno y beta caroteno. Por lo que son agentes efectivos para ayudar al sistema inmune.

  1. Fortalecen Los Huesos:

Los tomates y sus semillas, contienen 18% del requerimiento diario de vitamina K. La vitamina K es esencial al construir y fortalecer los huesos. Estimula la osteocalcina una proteína no colagénica del hueso. La osteocalcina ayuda a endurecer el calcio para fortalecer los huesos. Las semillas del tomate también contienen calcio, un mineral que es importante para la salud osea.

  1. Mejoran La Visión:

Los tomates y sus semillas contienen grandes cantidades de Vitamina A. La vitamina A ha sido regularmente asociada con una excelente visión y la deficiencia de esta vitamina causa ceguera nocturna. Por lo tanto las semillas de tomate ayudan a mejorar la visión.

Esperamos que leyendo estos beneficios se haya enamorado del tomate. Las semillas del tomate son uno de los alimentos más saludables que podrá comer. Así que, la próxima vez que esté en busca de tomates sin semilla, piense en los beneficios que éstas traen.