Remedios naturales para tratar los síntomas de la gastroenteritis aguda.

0
8365

la gastroenteritis

Algunos de los remedios caseros más eficaces que existen para tratar la gastroenteritis aguda incluyen el uso de bebidas gaseosas, hidratos de carbono simples, zinc, yogur, jengibre, infusión de manzanilla, menta, agua de arroz, canela y cúrcuma.

¿Que es la gastroenteritis?

Seguramente hayas experimentado más de una vez en tu vida gastroenteritis, incluso sin haberte dado cuenta. La gastroenteritis realmente es un término médico que se utiliza para referirse a la gripe del estómago, más conocido como la gripe gástrica o virus estomacal. La gastroenteritis es causada por una infección bacteriana, comúnmente por el rotavirus en los niños, y el norovirus en adultos. Esta condición se caracteriza por náuseas, calambres y dolor de estómago, que se manifiesta en vómitos, diarrea o ambos. Es una enfermedad bastante desagradable pero por lo general no dura más de tres o cuatro días, aunque a veces puede durar más tiempo, haciendo que la persona sufra bastante. Muchas veces hacemos uso inmediato de antibióticos para deshacernos de la infección, pero esto puede debilitar nuestro sistema inmunológico para futuros ataques.

Existe una fuerte evidencia que sugiere que los remedios naturales son la opción más prudente a la hora del tratamiento de la gastroenteritis. La mayoría de las veces optamos por medicarnos, pero esto puede hacer que los síntomas duren más tiempo. Por el contrario los remedios naturales pueden hacer que te recuperes en poco tiempo. Ahora te vamos a describir unos remedios caseros de confianza para tratar la gastroenteritis.

Remedios caseros para la gastroenteritis.

Bebidas gaseosas: aunque los zumos ricos en azúcar o los refrescos no son una buena idea para el tratamiento de la gastroenteritis, algunas bebidas gaseosas como el agua con gas o la soda son unas opciones muy acertadas a la hora de calmar las náuseas.

Hidratos de carbono simples: cuando nuestro estómago es atacado por las bacterias o los virus no queremos que trabaje muy duro a la hora de digerir alimentos. Por esta razón muchas personas dejan de comer cuando se están enfermos con gastroenteritis, ya que todo lo que comen lo vomitan. Sin embargo el consumo de hidratos de carbono simples, como los cereales, las tostadas, las patatas y las frutas y verduras básicas son más fáciles de digerir y nos van ayudar a una recuperación más rápida.

El yogur: es una de las herramientas más importantes a la hora de luchar contra la gastroenteritis. La flora bacteriana de nuestro intestino ayuda a digerir los alimentos que proteger nuestro sistema gastrointestinal de las infecciones, y estas bacterias se pierdan a menudo a través de los vómitos y la diarrea. El yogur contiene pro bióticos en alta concentración, esto ayuda a calmar nuestro estómago y a promover la capacidad protectora de las bacterias beneficiosas de nuestro intestino para acelerar el proceso de curación.

Manzanilla: es uno de los remedios más antiguos y el que más confiamos a la hora de un malestar estomacal, la manzanilla es ideal para el tratamiento de la gastroenteritis. Los antioxidantes y las propiedades antiinflamatorias de la manzanilla ayudan a sentar nuestro estómago y a eliminar las náuseas y vómitos, además de que estimula nuestro sistema inmunológico para que pueda combatir la gastroenteritis.

El jengibre: es muy útil a la hora de tratar la gastroenteritis, ya que los componentes activos que contiene el jengibre son muy potentes y versátiles, ya que tienen la capacidad de calmar nuestro estómago y proteger el revestimiento interior de nuestro estómago de bacterias peligrosas. Masticar jengibre también es muy popular a la hora de eliminar las náuseas, aunque su uso más común es el tomarlo en forma de infusión para tratar la gastroenteritis.

Líquidos: uno de los mayores riesgos de padecer gastroenteritis es la deshidratación a la cual nos exponemos. A la hora de vomitar y de tener diarrea, nuestro cuerpo está perdiendo rápidamente fluidos, haciendo que nos sintamos peor y frenando todos los procesos de curación de nuestro propio cuerpo, comprometiendo nuestro sistema inmunológico y nuestro tracto digestivo. Debemos reponer esos líquidos en el cuerpo constantemente para mantenernos hidratados.

La menta: los compuestos orgánicos que contiene la menta son muy populares por su efecto refrescante y calmante, a la vez de por sus efectos antiinflamatorios. Masticar hojas de menta cuando padecemos gastroenteritis es una práctica que sea llevado a cabo durante cientos de años. Reparar una infusión de menta fresca es también un eficaz remedio para, ya que ayuda a reducir la inflamación en el intestino.

La canela: consumir té de canela con miel también es un remedio casero que se ha utilizado durante muchos años. La miel y la canela tienen compuestos orgánicos muy poderosos que promueven nuestro sistema inmune y reducen la inflamación.

La cúrcuma: la cúrcuma, es muy conocida y consumida en todo el mundo, y a menudo es considerada como uno de los remedios serbales más versátiles y eficaces a la hora de tratar varias condiciones que afectan a nuestra salud. Contiene una compleja mezcla de antioxidantes, bioflavonoides, vitaminas y minerales que hacen que sea un tónico maravilloso para un estómago molesto, sobre todo si sufrimos de gastroenteritis.

Consejo final: estos remedios naturales ayudan a aliviar los síntomas de la gastroenteritis y a activar nuestro sistema inmunológico para que nuestro cuerpo vuelva a la normalidad. Además descansar y de hidratarnos, debemos vigilar a un médico para que evalúe nuestro estado de salud y así prevenir males mayores.