Los mejores remedios caseros para la tos seca y con flemas.

Nosotros tosemos cuando los virus, bacterias, polvo, polen u otras substancias irritan las terminaciones nerviosas de las vías respiratorias entre la garganta y los pulmones. La tos es la forma de nuestro cuerpo de intentar despejar las vías respiratorias. Podemos toser con velocidades de hasta 100 km/h, y la tos promedio es capaz de producir suficiente aire para llenar una botella de 2 l aproximadamente casi entera. El aire de la todos puede llegar a varios metros y está acompañado de unas 3000 pequeñas gotas de saliva.

Aunque la tos crónica puede ser un signo de una enfermedad grave, la mayoría de la gente considera que la tos como una gran molestia antes que un problema salud.

hombre-tosiendo

Hay muchas personas que recurren a los medicamentos para eliminar la tos, pero nosotros te vamos a indicar cuáles son los remedios caseros para la tos seca, tos con flema y que es eficaz incluso para los niños.

1. Jarabe casero para la tos hecho con miel

Está demostrado científicamente que la miel es muy eficaz para el tratamiento de la tos y los dolores de garganta de forma natural se puede tomar directamente, o mezclar la miel con aceite de coco y jugo de limón para recibir beneficios adicionales. Las abuelas antiguamente daban una mezcla de miel con un chupito de whisky antes de acostarse.

2. Te de tomillo

El tomillo ayuda para el tratamiento de la tos, las infecciones respiratorias o la bronquitis. Puedes preparar un te de tomillo con dos cucharadas de tomillo molido en una taza de agua hirviendo durante 10 minutos, luego colarlo y añadir miel y limón.

3. Ducha caliente

El vapor suele ser el peor enemigo de la tos, y por lo tanto nuestro mejor amigo a la hora de tratarla. El vapor ayuda a aliviar las vías respiratorias y a aflojar la congestión nasal y la flema de la garganta y los pulmones.

4. Te de miel y pimienta negra

Si tienes una tos con flema, puedes intentar probando con un remedio natural a base de pimienta y miel, que funciona ya que la pimienta estimula la circulación y la miel es un calmante natural para la tos. Puedes prepararlo con una cucharadita de pimienta recién molida y dos cucharadas de miel en una taza, llenarlo con agua hirviendo. Tápalo y déjalo reposar durante 15 minutos, después cuélalo y bébetelo.

5. Bebe una gran cantidad de líquido

Beber bastante líquido es muy efectivo a la hora de querer acabar con la tos. Los líquidos ayudan a diluir el moco en las fosas nasales y mantiene las membranas húmedas, lo cual ayuda a reducir la necesidad de toser.

6. El regaliz

El regaliz tiene un sabor medicinal, y es por ello que tiene algo que ver con que pueda ayudar a calmar las gargantas inflamadas irritadas y ayudar a aliviar la tos. Cuece una onza de regaliz durante un rato en 1 l de agua, una vez esté el agua templada beber a sorbos cada cierto tiempo.

7. El jengibre

El jengibre tiene una gran cantidad de poderes secretos y ha sido utilizado debido a sus propiedades medicinales desde antiguamente. En la medicina oriental se prescribe con frecuencia el jengibre para tratar los síntomas de los resfriados, la gripe y la tos, debido a que tiene propiedades antihistamínicas y descongestionantes. Puedes preparar un té de jengibre añadiendo 12 rodajas de jengibre fresco en una olla con tres tazas de agua. Deja que se cocine a fuego lento durante 20 minutos y después retirarlo del fuego. Cuélalo y agrega una cucharada de miel y unas gotas de limón, si está demasiado picante añade algo de agua.