Remedios caseros para evitar los hongos en los pies (pie de atleta)

0
2359

El pie de atleta es una infección por hongos que normalmente se desarrolla en lugares cálidos y húmedos. El hongo, Tinea pedis, crece entre los dedos de los pies, en la parte superior de los pies y uñas de los pies. Las manchas blancas, los parches escamosos y el enrojecimiento son indicativos de que puedas sufrir este hongo en el pie. Los síntomas del pie de atleta suponen picazón, ardor y escozor.

Los hongos en los pies con frecuencia se contraen en las duchas públicas, vestuarios, piscinas cubiertas, etc. y es muy contagioso. El contacto con los zapatos o calcetines que contienen el hongo, el suelo mojado, o el equipo de ejercicio puede ayudar a difundir este hongo.

pie de atleta

Consejos para prevenir los hongos en los pies

Podemos prevenir los hongos en los pies con el uso de chanclas alrededor de piscinas o duchas públicas y asegurar que los pies se secan cuidadosamente después de un baño.

Otro consejo muy bueno para prevenir los hongos en los pies, es cortar las uñas con frecuencia, ya que las uñas largas retienen la humedad y eso hace que este hongo se pueda refugiar con facilidad. Tampoco debemos mantener los pies en calcetines o zapatos sudorosos más tiempo del que sea necesario.

Remedios caseros para los hongos en los pies (pie de atleta)

Arbol del té

Añade 40 gotas de aceite de árbol del té orgánico con agua tibia y sumerge los pies durante 10 minutos. Después de remojar y secar los pies, masajea con unas gotas de aceite directamente de la zona afectada. El aceite del árbol del té tiene propiedades que te ayudarán a destruir el hongo con facilidad y evitará que se propague a zonas no afectadas.

Sal del Himalaya y vinagre de manzana

Prepara una mezcla de agua tibia con dos cucharadas de sales del Himalaya y media taza de vinagre de manzana. Esto crea un ambiente muy ácido y en el que el hongo no puede vivir. También puedes rociar los pies o limpiarlos con un paño empapado de esta solución después de la ducha, asegúrate de secarte bien los pies después.

Bicarbonato de sodio

Puedes espolvorear tus dedos de los pies con bicarbonato de sodio antes de ponerte los calcetines cada mañana. El bicarbonato te ayudará a absorber la humedad, pero no detiene la picazón. El bicarbonato de sodio de los pies también ayuda a eliminar el olor desagradable de los pies.

Infusión de orégano

Prepara una infusión con orégano y suficiente agua para cubrir los pies. Remojar los pies dos o tres veces al día con esta mezcla. Aplícalo a diario y verás que en pocos días consigues una buena mejoría.

Sésamo y aceite de coco

Ambos ingredientes tienen propiedades anti hongos y se pueden aplicar directamente en los pies. Puedes aplicar los productos con una bola de algodón dos veces al día.

Aceite de neem

El aceite de neem se utiliza como pesticida y es otro aceite natural que es tóxico para los hongos. Puedes aplicar este aceite con los pies secos con una bola de algodón cada mañana antes de empezar el día.

Jengibre

Puedes preparar también una infusión con jengibre orgánico hervida a fuego lento durante 20 minutos. Una vez que enfríe, aplicarlo dos veces al día para limpiar los pies. El jengibre también tiene propiedades anti hongos y también ayuda a disimular el mal olor de pies.

Esperamos que si no sabías lo que es el pie de atleta, con este artículo te haya quedado más claro y puedas prevenir o poner en práctica este tratamiento natural para que desaparezca este problema para siempre.