Rechinamiento de los dientes (bruxismo): Causas y tatamientos

La mayoría de las personas probablemente rechinan y aprietan sus dientes de vez en cuando. El rechinar ocasional de los dientes, médicamente llamado bruxismo, generalmente no ocasiona daño, pero cuando el rechinar de los dientes se produce de forma regular los dientes pueden dañarse y pueden surgir otras complicaciones de salud oral.

el bruxismo

¿Por qué rechinan sus dientes las personas?

Aunque el rechinamiento de los dientes puede ser causado por estrés y ansiedad, a menudo se produce durante el sueño y es más probable que sea causado por una mordida anómala, por falta de dientes o por dientes torcidos.

¿Cómo puedo saber si rechino mis dientes?

Debido a que el rechinamiento a menudo se produce durante el sueño, la mayoría de las personas no son conscientes de que rechinan los dientes. Sin embargo, un constante dolor de cabeza o dolor de mandíbula es un síntoma revelador de bruxismo. Muchas veces las personas se enteran de que rechinan los dientes porque su ser querido oye el rechinar en las noches.

Si sospecha que usted rechina los dientes hable con su dentista. Él o ella pueden examinar su boca y mandíbula en busca de síntomas de bruxismo, tales como sensibilidad en su mandíbula y anomalías en sus dientes.

¿Por qué rechinar los dientes es perjudicial?

En algunos casos, el rechinamiento crónico de los dientes puede resultar en una fractura, aflojamiento, o en la pérdida de dientes. El rechinamiento crónico puede llevar a los dientes a convertirse en muñones. Cuando estos acontecimientos suceden, pueden ser necesarios puentes, coronas, endodoncias, implantes, prótesis parciales e incluso dentaduras completas.

El rechinamiento crónico no solo puede dañar los dientes y resultar en perdida de los mismos, también puede afectar su mandíbula, llevando a la perdida de la audición, a causar o empeorar el TMD/TMJ, e incluso puede llegar a cambiar el aspecto de su rostro.

 

¿Qué puedo hacer para dejar de rechinar los dientes?

Su dentista le puede suministrar un protector bucal para proteger los dientes del rechinamiento durante el sueño.

Si el estrés le está causando el rechinar los dientes, pregunte a su médico o dentista sobre opciones para reducir su estrés. Asistir a asesoría sobre estrés, comenzar un programa de ejercicios, acudir a terapia, u obtener una receta para relajantes musculares son algunas de las opciones que pueden ser ofrecidas.

Otros consejos para ayudarle a dejar de rechinar los dientes son:

  •  Evitar o reducir el consumo de alimentos y bebidas que contengan cafeína, como las bebidas de cola, el chocolate y el café.
  •  Evite el alcohol. El rechinamiento tiende a intensificarse después del consumo de alcohol.
  • No morder lápices o bolígrafos o cualquier cosa que no sea comida. Evitar la goma de mascar, ya que acostumbra a los músculos de la mandíbula a apretar y lo hace más propenso a rechinar los dientes.
  • Entrenarse para no apretar o rechinar los dientes. Si usted nota que aprieta o rechina los dientes durante el día, coloque la punta de la lengua entre los dientes. Esta práctica entrena a sus músculos de la mandíbula a relajarse.
  • Relaje los músculos de la mandíbula durante la noche mediante la aplicación de un paño caliente contra su mejilla en frente de su oreja.