¿Qué son los tinnitus?

Los tinnitus se caracterizan por ser un sonido persistente en un oído o en ambos.

Los tinnitus son un sonido persitente en uno o dos oidos. Normalmente es un sonido como si fuese un timbre sonando, un rugido, o un click. Los síntomas pueden variar, desde un sonido grave a uno ligeramente molesto. El sonido pueder ser constante, o puede ir o venir, y puede variar de silencioso a muy ruidoso.

De acuerdo con la asociación americana de tinnitus, esta condición puede ser causada por un daño en el oido debido a sonido excesivo, además de acumulación de cera en el oido. Ciertos medicamentos, sinusitis, mala alineación de la mandíbula, enfermedades cardiovasculares y algunos tumores también pueden causar tinnitus.

Aunque no existe realmente cura para el tinnitus, los síntomas pueden verse reducidos dependiendo el que lo cause. La eliminación regular de la cera en los oidos reduce el ruido en algunos pacientes y otros perciben mejora utilizando implantes cocleares. Los implantes aumenten los sonidos circundantes, lo cual minimiza el sonido del timbre.

CLASIFICACIÓN

Los tinnitus se pueden clasificar en dos categorías, subjetivos y objetivos. Los tinnitus objetivos, los cuales pueden no ser audibles al pacientes, pero son audibles al obvservador, está presente en menos del 5% de casos de tinnitus.  La causa de tinnitus objetivo pueden ser determinadas y tratadas de manera médica o quirúrgica. Los tinnitus subjetivos ( son audibles sólo por el paciente) es de lejos la más común y ocurre al 95% de los pacientes.

tinnitus

Las causas posibles

Por lo general,  los tinnitus son causados por el daño a las pequeñas terminaciones nerviosas del oído interno, pero cualquier condición que interfiera físicamente con la anatomía o el funcionamiento del sistema auditivo puede causar tinnitus. Esta interferencia puede ocurrir en cualquier punto del sistema, desde el oído hasta el cerebro. Las causas más comunes conocidas son:

La pérdida auditiva neurosensorial
Esto incluye condiciones tales como la pérdida de la audición que acompaña a la vejez, la pérdida de la audición inducida por el ruido y el daño producido por fármacos.  Los medicamentos más comunes que pueden producirlos.

    • La aspirina

 

    • Algunos diuréticos, como furosemida

 

    • Algunos antibióticos como aminoglucósidos o fluoroguinolones

 

    • Anti-inflamatorios no esteroideos como inhibidores de COX2

 

    • Medicamentos contra la malaria como cloroquina

 

  • Algunos antihipertensivos como los bloqueadores de los canales de calcio