¿Qué es la neumonía?

0
1019

neumonía

La neumonía es una infección de los pulmones que es causada por bacterias, hongos, virus o parásitos. Se caracteriza primordialmente por la inflamación de los alveolos pulmonares o por alveolos llenos de fluidos (los alveolos son sacos microscópicos en los pulmones que absorben oxigeno). Muchas veces, un severo caso de neumonía puede afectar gravemente a una persona e incluso causar la muerte. A pesar de que las personas jóvenes pueden contraer esta enfermedad, es más peligrosa para los adultos mayores, bebés y personas con otras enfermedades o sistemas inmunológicos deficientes.

En los Estados Unidos, más de 3 millones de personas contraen neumonía anualmente y solo un estimado 17%  recibe tratamiento en un hospital. La mayoría de las personas que contraen neumonía se recuperan, pero un 5% de las mismas sucumben a la condición.

¿Que causa la Neumonía?

Las bacterias y virus son los primeros causantes de la neumonía. Cuando una persona inhala los gérmenes que causan esta condición, su sistema inmunológico no puede hacer más que prevenir su entrada, los organismos se instalan en pequeños sacos llamados alveolos y continúan multiplicándose. Mientras el cuerpo envía glóbulos blancos para atacar la infección, los sacos se llenan de fluidos y pus causando así la neumonía.

La neumonía es causada primordialmente por causas bacterianas, fúngicas y virales, entre otros. A continuación se presenta un resumen de las mismas:

Bacterianas

El Streptococcus pneumoniae es la causa más común de la neumonía. Las personas que sufren de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) o alcoholismo contraen normalmente neumonía de la bacteria Klebsiella pneumoniae  y de la Hemophilus influenzae.  La Neumonía Atípica, un tipo de neumonía que ocurre típicamente durante los meses de verano y otoño, es causada por la bacteria Mycoplasma pneumoniae. Las personas que tienen Leogionelosis, causada por la bacteria Legionella pneumoniae (usualmente encontrada en suministros de agua contaminados y aires acondicionados), pueden desarrollar también la neumonía como una parte de la infección. Otro tipo de bacteria causante de la neumonía es llamada Chlamydia pneumonia. La neumonía Pneumocystis carinii, es una forma de neumonía que usualmente afecta ambos pulmones y es usualmente hallada en pacientes con sistemas inmunes comprometidos o débiles debido a condiciones como cáncer, VIH/SIDA y aquellos tratados por FNT (Factor de Necrosis Tumoral) o artritis reumatoide.

Virales

Las neumonías virales son aquellas que no responden típicamente a los tratamientos con antibióticos (en contraste con las neumonías bacterianas). Los adenovirus, rinovirus, el virus de la influenza (resfriado común/gripe), el virus sincital respiratorio (VCR), y la parainfluenza son causas potenciales de la neumonía viral.

Hongos

La histoplasmosis, coccidioidomicosis, blastomicosis, aspergilosis, y la criptococosis son infecciones fúngicas que pueden llevar a la neumonía por hongos. Estos tipos de neumonías son relativamente poco frecuentes en los Estados Unidos.
Organismos nosocomiales y otros

Los organismos que han sido expuestos a antibióticos fuertes y han desarrollado resistencia, son llamados organismos nosocomiales. Si ellos logran entrar a los pulmones, una persona puede llegar a desarrollar neumonía nosocomial. Las bacterias resistentes son frecuentemente halladas en asilos de ancianos y hospitales. Un ejemplo es el SARM, o Staphylococcus aureus resistente a la meticilina, el cual puede causar infecciones en la piel y neumonía. Similarmente, los brotes de la influenza H5N1 (gripe aviar) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) han resultado en serias infecciones de neumonía. El ántrax, las plagas y la tularemia también pueden causar neumonía, pero es raro que esto ocurra.

¿Quién Contrae Neumonía?

Hay personas más propensas que otras a contraer neumonía. Los individuos que son más propensos a contraerla son aquellos que:

  • Fuman.
  • Abusan de las bebidas alcohólicas.
  • Tienen otras condiciones médicas, como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica
  • Son menores de un (1) año o mayores de 65 años de edad.
  • Tienen un Sistema inmunológico débil.
  • Toman medicinas para  laenfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • Se han recuperado recientemente de un resfriado o influenza.
  • Están malnutridos.
  • Han sido hospitalizados recientemente en una unidad de cuidados intensivos.
  • Han estado expuestos a ciertos químicos o contaminantes.
  • Son nativos de Alaska o de otra etnia Americana.

¿Cuáles son los síntomas de la Neumonía?

Los síntomas de la neumonía causada por bacterias aparecen más rápidamente que la neumonía causada por virus. Las personas mayores y niños pequeños suelen tener síntomas más leves de lo esperado a pesar de ser aquellos con más riesgos al padecer esta enfermedad. La mayoría de las personas con neumonía comienzan con síntomas de resfriado y gripe y luego desarrollan fiebres altas, escalofríos y tos con esputo.

A pesar de que los síntomas pueden variar dependiendo de varias condiciones, los síntomas comunes incluyen:

  • Tos
  • Moco verde (esputo) al toser
  • Fiebre
  • Respiración acelerada y entrecortada
  • Temblores
  • Dolor en el pecho que empeora al respirar profundamente (dolor pleurítico)
  • Ritmo cardiaco acelerado
  • Fatiga y debilidad
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Sudores
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Confusiones o delirios
  • Color de piel oscuro o azuloso (cianosis) debido a la poca oxigenación que recibe la sangre

¿Cómo se diagnostica la neumonía?

Un diagnóstico de neumonía usualmente comienza con un examen físico y una discusión de los síntomas e historial médico del paciente. Un doctor puede sospechar de un caso de neumonía si escucha respiración tosca, silbidos, o sonidos crepitantes  al escuchar el pecho con un estetoscopio.

Los rayos x en el pecho y los exámenes de sangre pueden ser requeridos para confirmar un diagnóstico de neumonía. Los rayos x en el pecho pueden confirmar un caso de neumonía y determinar su localización y extensión en los pulmones. Los exámenes de sangre miden los niveles de glóbulos blancos para determinar la severidad de la neumonía y también pueden ser usados para determinar si la enfermedad es por causas bacterianas, virales o fúngicas. Un análisis de esputo también puede ser usado para determinar el organismo que está causando la neumonía.

Un método de diagnóstico más invasivo es la broncoscopio, un procedimiento en el cual el paciente está bajo anestesia y un tubo delgado y flexible, equipado con una linterna, es insertado en la nariz o la boca para examinar directamente las partes infectadas del pulmón.

¿Cómo es tratada la neumonía?

Los tratamientos para esta enfermedad dependen del tipo de neumonía que se posea y de la severidad de los síntomas. Las neumonías bacterianas  son usualmente tratadas con antibióticos, mientras que las neumonías virales son tratadas con reposo y muchos fluidos. Las neumonías fúngicas son usualmente tratadas con medicamentos anti fúngicos.

Los medicamentos sin prescripción son comúnmente prescritos para manejar los síntomas de la neumonía. Estos incluyen tratamientos para reducir la fiebre, dolores y suprimir la tos. Además, es importante obtener bastante reposo y sueño y tomar grandes cantidades de líquidos y así podemos mejorar nuestra salud.

NO COMMENTS