¿Qué es la fribromialgia y cuales son sus síntomas y tratamiento?

0
2242

fibromialgia

Fibromialgia

Desafortunadamente la fibromialgia es una enfermedad que se está volviendo más frecuente en nuestra sociedad occidental, alcanzando a más mujeres cada día. Su curso es crónico y de difícil abordaje y los especialistas se encuentran sin poderes a la hora de combatirla, pero mucho  puede hacerse para mejorar las condiciones de vida de los pacientes.

Sus orígenes son todavía desconocidos. Las investigaciones han medido las variables psicológicas como causas posibles para el dolor y fatiga crónica. En general los resultados muestran que no hay evidencia de cambios psicopatológicos en las personas que sufren de este problema, sugiriendo que la implicación de estos factores pueden encontrarse en la forma en la que nos adaptamos a ello ( Shepherd, Lopez-Roig, Rodriguez and Juan Marin. 1995). Se ha encontrado evidencia de niveles disminuidos de serotonina en personas que sufren de fibromialgia. Hemos visto que en el punto en donde los nervios se conectan a los músculos para dar ordenes presenta alteraciones de sus patrones de oxigenación. Por lo tanto, la terapia con ozono es muy útil en estos casos.

 

En España, alrededor de 800,000 personas sufren de esta enfermedad de la cual entre el 80% y 90% son mujeres entre 30 y 50 años.
La fibromialgia responde a un tipo de reumatismo que no se articula con dolor crónico en los músculos, ligamentos y tendones. Se caracteriza por un dolor musculo-esqueletal, sensación de dolor en ciertos puntos (puntos blanco). También presenta una marcada fatiga, endurecimiento matutino, disturbios en el sueño, cosquilleo en todas las extremidades, dolores de cabeza, depresión y ansiedad.

Los pacientes quedan trabados en un círculo vicioso del que no pueden salir sin ayuda, porque la enfermedad suele, en la mayoría de los casos, componer una tremenda depresión.

 

Su diagnóstico no es difícil si es conocido y si es exclusivamente clínico. Desafortunadamente, la realidad e estos pacientes es muy dura. La mayoría de ellos son derivados a diferentes especialistas y son sujetos a innecesarias exploraciones complementarias, todas las cuales resultan ser “normales” y no explican qué es lo que le sucede al paciente.

El resultado es que la persona enferma es forzada a escuchar frases como “Señora, usted no tiene nada” o “solo nervios y ansiedad”, creando inmediatamente una completa falta de compresión de su situación.

 

 La terapia con ozono constituye una importante y valiosa alternativa al tratamiento para esta enfermedad.

 

Ozono

  • Mejora la oxigenación celular. Los eritrocitos desagregados y ablandados pueden absorber y transferir el oxígeno, entre otros factores, por la incrementada deformidad de superficie de contacto libre. El PO2 arterial incrementa y decrece el PO2 de las venas, mejorando la oxigenación celular. Hay un incremento notable en el 2,3 DPG, lo cual facilita la transferencia de oxígeno atrapado en la oxyhemoglobina en las células rojas sanguíneas.
  • Incrementa la circulación sanguínea.
  • Incrementa la eficiencia del sistema antioxidante de enzimas, que controla el exceso de radicales libres en el cuerpo.
  • Reduce el cansancio y fatiga.
  • Alivia el dolor.
  • Incrementa la producción de serotonina, por lo tanto mejora el estado mental y el bienestar general de paciente.
  • Le da fuerzas al sistema inmune.

 

Tratamiento

 

El ozono es aplicado a través de infiltración muscular a lo largo de los músculos paravertebrales y los puntos de dolor. Es combinado con un tratamiento sistemático de ozono, sea a través del flujo sanguino (autohemoterapia mayor) o el recto.

 

Nuestro protocolo también recomiendo la terapia neural, homeoterapia y magnoterapia, las cuales incrementan el efecto del ozono, resultando el resultados más rápidos y mejores. La terapia no es dolorosa.

Se recomienda a los pacientes que practiquen cualquier tipo de ejercicio aeróbico suave, especialmente nadar en piletas tibias y tener masajes relajantes de manera sistemática.

Los resultados serán positivos y esperanzadores. Esta técnica es totalmente inocua, mejora dramáticamente los músculos paravertebrales y reduce el dolor y la contractura.

 

La calidad de vida puede ser mejorada para que el paciente pueda tener una vida más normal, previniendo por lo tanto la discapacidad.