Las 5 razones por las que las mujeres lo tienen más difícil para perder grasa que los hombres.

Durante años las mujeres se ha lamentado de que para ellas es más difícil perder peso que para los hombres. Mientras que muchas personas se burlaron de esta idea, muchas mujeres afirmaban de que este hecho era una realidad y al final resulta que tenían razón. Las mujeres y los hombres son similares en muchos aspectos, pero resulta que nuestras diferencias tiene un papel fundamental a la hora de perder peso. Pero aún así no hay que desesperarse, junto a estas razones también te damos consejos para que puedas alcanzar la pérdida de peso tan deseada. Aquí te contamos las siete razones por las cuales es más difícil para las mujeres perder peso que para los hombres y como puedes luchar contra esto:

perder peso mujeres

1. La testosterona

Mientras que los hombres y las mujeres tienen testosterona en su organismo, los hombres la tienen en cantidades más altas, es por ello que los hombres tienen más músculo que las mujeres. Mientras más músculo tengas, más rápido es tu metabolismo, ya que el músculo es la clave para quemar grasa y calorías. Ya que no es posible aumentar los niveles de testosterona, puedes aumentar los músculos a levantar más pesas. El nuevo músculo que crees te harán perder más calorías en poco tiempo.

2. La elección de alimentos

Hay estudios que demuestran que las mujeres comen más dulces que los hombres, ya que suelen preferir alimentos más sabrosos. Los dulces, por desgracia, están llenos de azúcares procesados y que añaden un montón de calorías a nuestra dieta. No hay que renunciar a los postres, pero hay que limitar el consumo de alimentos altos en calorías. También las mujeres cuando están en el periodo suelen recurrir al chocolate, esto es otra desventaja con respecto a los hombres.

3. Comer de manera emocional

Los hombres y las mujeres manejan el estrés de forma distinta: los hombres prefieren realizar alguna actividad física, mientras que muchas mujeres recurren a la comida. El comer de forma compulsiva y emocional puede sabotear rápidamente la mejor de las dietas. La próxima vez que sufras estrés, no vayas a tu cocina, sal de casa con zapatillas de deporte y ve a correr.

4. No mantenerse concentradas

Las mujeres son grandes maestras en la multitarea, pero cuando se trata de hacer dieta durante el periodo, se tiene la costumbre de dejarse llevar por las hormonas. No sólo se come mal, sino que a menudo se sienten calambres y se intenta evitar el ejercicio toda costa, los hombres no tienen este problema. Consumir verduras frescas para picar ayuda a mantener el horizonte sin importar el momento del mes que sea. Comer correctamente también va a reducir la hinchazón y te hará que te sientas con más energía.

5. No tener tiempo suficiente

Hay muchas mujeres que cuidan de todos menos de si mismas. Como resultado, se saltan el gimnasio para cuidar a los hijos. Asegúrate de llevar una rutina de gimnasia, no pongas excusas, e intenta sacar tiempo para cuidarte a ti misma.