Los beneficios de que los niños jueguen en la calle.

0
4940

Lo creas o no, jugar no es un placer para tu hijo; más bien, es una necesidad. Sin embargo, en el mundo actual donde la televisión, los ordenadores y los teléfonos móviles son los reyes, puede que lo tengas difícil a la hora de convencer a tu hijo para que salga a jugar a la calle. Lo peor es que muchos padres tienden a esconder a sus hijos del resto del mundo, pensando que su hijo estará más seguro en el interior de su casa que en la calle.

Si estás preocupado por la seguridad y la salud, ahora te vamos a aclarar esas dudas. Éstas son las principales razones por las que debes dejar que tu hijo salga divertirse y disfrute de actividades bajo el sol:

niños jugando al sol

1. Tu hijo será más inteligente

Dejar que tu hijo salga a jugar a la calle estimulará su cerebro. Esto es esencial, ya que el niño se encuentra todavía en la etapa de aprendizaje de su vida. Jugar puede fomentar el desarrollo general de tu hijo, por lo cual se hará más inteligente.

2. Tu hijo estará más saludable

En vez de dejar que tu hijo pase las horas viendo la televisión o jugando con su consola,¿por qué no animarlo a que sea más activo físicamente? La obesidad no es sólo un problema a los adultos, también se está convirtiendo en un problema principal para los más jóvenes. Evita que esto le suceda a tu hijo permitiéndole salir a jugar al aire libre (no le hagas un flaco favor a tu hijo y lo aisles del mundo).

3. Jugar fortalece la imaginación

Muchos niños utilizan su imaginación durante los juegos. Muchos niños crean en su mente su propio mundo de fantasía. Esto permite que su imaginación se desarrolle bastante, lo cual puede ayudar a mejorar la forma en la que nuestros hijos traten con el mundo real cuando crezcan.

4. Las actividades al aire libre promueven la madurez emocional

Permite que tu hijo juegue con otros niños, así aprenderá a tratar con todo tipo de personalidades. Esto permite que los niños sean más flexibles y tienen la capacidad de ajustarse a esos momentos en el cual las emociones toman el control.

5. Jugar en la calle puede ayudar a que nuestro hijo sea más sociable

El círculo social de nuestro hijo no debe de tratarse exclusivamente al que tiene en casa. El niño tiene que interactuar con el resto de niños también. Esto ayudará a que se socialice desde pequeño, permitiéndole que aprenda a compartir y a comunicarse con el resto de personas y hacer su vida más fácil cuando sea mayor.

Una de las mejores cosas que tiene que el niño juegue al aire libre es que está realizando una actividad multisensorial. El niño puede oler, ver, tocar y oír cosas que no están al alcance si pasa su niñez encerrado en una casa en frente de la televisión o el teléfono móvil.