Los increíbles beneficios de las semillas de chía.

La salvia hispanica, comúnmente conocida como semillas de chía, son muy ricas en antioxidantes, ácidos grasos omega 3, proteínas y fibra. Las semillas de chía tienen un aroma de nuez suave y tienen la capacidad de absorber los líquidos que te podrán hacerte sentirte lleno durante un largo periodo de tiempo, además de que te proporcionarán la hidratación óptima que necesitas.

Los mayas y los incas utilizaron esta semilla en su dieta diaria ya que tiene grandes beneficios y propiedades para la salud. Chía en lengua maya significa fuerza.

semilla de chía mágica

Las semillas de chía son una excelente fuente de ácidos grasos esenciales saludables. Contienen hasta ocho veces más ácidos grasos omega 3 que lo que tiene el salmón.

Las semillas de chía están cargadas de ácidos grasos omega 6. Sólo 1 g de semillas de chía es más rico en antioxidantes hasta cuatro veces más que los arándanos frescos, los cuales son muy importantes para tu salud.

El consumo regular de semillas de chía va a mejorar tu salud capilar, de la piel y las uñas, ya que la chía está cargada de proteínas.

Si te sientes apenado y te falta la energía, las semillas de chía son lo mejor que puedes consumir. También mejora el rendimiento de los músculos por lo que es muy utilizada por las personas que realizan deporte. Además, tienen un contenido en fibra de un 37%, lo cual mejorará la función de tus intestinos.

Otra de las grandes ventajas de las semillas de chía es que es uno de los mejores productos para luchar contra el cáncer de colon o prevenirlo.

El consumo de semillas de chía es muy común para adelgazar ya que te ayudará a reducir el apetito, impulsará tu metabolismo y activará el glucógeno, lo cual es muy importante a la hora de quemar grasas.

¿Cómo podemos utilizar las semillas de chía?

Puedes agregarla a tus ensaladas, tomarla con arroz integral, quinoa, amaranto o mijo. También puedes utilizarla en sopas, albóndigas, o mezclarla para freír pescado o pollo.

Puedes mezclar las semillas con agua, zumo o cualquier tipo de líquido y verás como absorven el líquido formando un gel que puedes utilizar para preparar batidos o para aliñar las ensaladas.