Los dátiles son la fruta más saludable del planeta y curan muchas enfermedades.

Los dátiles tienen un alto contenido en fibra, la cual es esencial para tener una digestión adecuada.

El alto contenido en azúcar natural que los dátiles tienen es lo que los hace una gran alternativa al azúcar tradicional. Aparte de ser fácilmente metabolizados, son bastante saciantes. Los dátiles son extremadamente beneficiosos para tratar varios problemas de salud y enfermedades como pueden ser la anemia, el colesterol alto e incluso el cáncer.

dátiles

Ricos en hierro

Los dátiles son bastante efectivos a la hora de tratar la anemia ya que son una fuente ideal de hierro. 100 g de dátiles contienen el 11% de la cantidad diaria recomendada de hierro. El hierro tiene un papel importante a la hora de transferir el oxígeno en la sangre. Generalmente las adolescentes y las embarazadas son los grupos de personas que necesitan más hierro.

Abundante en vitaminas saludables para los ojos

Los dátiles contienen luteína y zeaxantina, conocidas comúnmente como vitaminas para la vista. Son muy beneficiosas para la retina y la mácula, mejoran la vista y previenen cualquier daño macular que pueda deteriorar nuestra vista con la edad. Si quieres mejorar tu vista, no dudes en tomar más dátiles.

Buenos para tratar la diarrea

Los dátiles contienen calcio, un mineral muy importante a la hora de tratar la diarrea. Además, los dátiles hacen maravillas a la hora de renovar la flora intestinal. El consumo regular de dátiles estimula la proliferación de bacterias buenas en los intestinos.

Ayuda con el estreñimiento

Del mismo modo que pueden ayudar con la diarrea, también harán con el estreñimiento, ya que estimulan la buena digestión y eliminar las toxinas del cuerpo. Si sufres de estreñimiento, debes dejar un par de dátiles en un vaso de agua durante la noche. El jugo que suelte los dátiles es un gran laxante y ayudará a la función de los intestinos.

Ayuda a regular tu peso

Los dátiles dan una gran sensación de plenitud y estimulan la pérdida de peso como consecuencia de los nutrientes que contienen. Comer dátiles con el estómago vacío no sólo regulará el trabajo de los intestino, sino también los niveles de azúcar en la sangre. Aunque no hay que abusar del consumo de los dátiles ya que son altos en calorías.

Fortalecen el corazón

Son beneficiosos a la hora de tratar las enfermedades del corazón y son bastante recomendados para las personas que tienen un corazón débil.

Ayudan a reducir la hipertensión

Los dátiles contienen magnesio, un mineral esencial para la dilatación de los vasos sanguíneos.

Es un gran alimento para tu cerebro

Otro de los nutrientes que contienen los dátiles es el fósforo, el cual es muy bueno para nuestro cerebro.

Aumentan nuestra libido

Para aumentar nuestro deseo sexual, puedes tomar un par de dátiles con leche de cabra. Puedes añadir también cardamomo y miel para hacer la mezcla más efectiva y mejorar tu rendimiento y apetito sexual.