Los alimentos más cancerígenos que debes dejar de comer.

Segúramente muchos de estos alimentos cancerígenos los tomas a diario y no te das cuenta del daño que puedes hacer a tu cuerpo al abusar de ellos.

1. Palomitas de microondas

Muchas personas disfrutan comiendo sus palomitas de maíz mientras en su película favorita. Sin embargo, es una opción mucho mejor y más saludable hacer tus propias palomitas en casa con aceite de coco o mantequilla. Por eso puedes convertir las palomitas de maíz en una comida más saludable, pero sólo si utilizamos granos de maíz orgánico.

Durante el proceso de calentamiento de las palomitas en el microondas se crea un agente causante del cáncer conocido como ácido perfluorooctanoico a partir de unas sustancias que se encuentran en el interior de las bolsas.

2. Alimentos enlatados

Se ha discutido mucho que las sustancias que contienen los alimentos enlatados pueden provocar cáncer y si esas sustancias son transferidas a los alimentos que contienen las latas. Por lo tanto, lo ideal es optar por alimentos frescos o congelados.

El posible agente cancerígeno es el bisfenol-A.

3. Alimentos transgénicos

Los alimentos transgénicos contienen herbicidas y pesticidas que se han demostrado que causan cáncer y conducen al desarrollo de otras muchas enfermedades. Estos productos químicos no pueden ser eliminados a la hora de comerlos. Intenta consumir alimentos 100 × 100 orgánicos, o comida que no sea transgénica.

Los agentes que causan cáncer son los herbicidas y pesticidas.

4. Las bebidas light

Generalmente, los alimentos y bebidas light contienen edulcorantes artificiales que están asociados con el desarrollo del cáncer. Estas sustancias tienen un efecto tóxico nuestro cuerpo.

Uno de los agentes causantes de cáncer en los refrescos light es el aspartamo, un edulcorante que se utiliza comúnmente para sustituir el azúcar y se ha relacionado con el desarrollo del cáncer durante muchos años.

5. Aperitivos fritos

Los aperitivos fritos son muy deliciosos, pero también son cancerígenos. Esos aperitivos han sido previamente fritos, al igual que las papas fritas, con el fin de que sean crujientes. Durante este proceso hay una formación de sustancias causantes del cáncer.

Su agente cancerígeno es la glicidamida, un producto metabólico de la acrilamida, una sustancia que es producida al freír los alimentos a altas temperaturas. Estas sustancias se considera altamente cancerígena.