La posición de los dedos que alivia los problemas en 10 horas.

0
973

Un mudra representa una posición especial de los dedos y las manos que se utiliza para llevar el equilibrio y la curación interna de una persona.

Hablar de mudras, es en realidad hablar de una línea de símbolos y posiciones que nos sirven para renovar nuestras energías físicas y alcanzar una salud óptima.

Podemos entender los mudras como un lenguaje silencioso de gestos que pretenden posibilitarnos tener un flujo libre de energía a través de nuestros canales energéticos corporales.

Al hacer ciertos mudras, nuestro cerebro recibe un mensaje único a través de las terminaciones nerviosas en los dedos y luego actúa de acuerdo con ello. De esa manera nuestro cuerpo se comunicará con nuestra mente y podrán establecer un equilibrio natural. Debido a eso, numerosas propiedades terapéuticas y curativas se atribuyen a los mudras.

mudra

Con la ayuda de este método, podremos fortalecer nuestra inmunidad, mejorar nuestro estado de ánimo, garantizar cierta de calidad de sueño, compensar la energía perdida, aumentar nuestra concentración, eliminar dolores físicos o mentales con eficacia, etcétera. Es decir, al hacer ciertos gestos también podemos ayudarnos a nosotros mismos y podremos sanar muchas enfermedades.

Los registros acerca de la influencia positiva de los mudras en la salud de las personas se suele atribuir al efecto placebo, pero eso no es cierto.

Una de las investigaciones que están conectadas con el funcionamiento de nuestro cerebro, cuyos resultados fueron publicados en un boletín de la American Scientific Academy en Noviembre de 2009, puso de manifiesto que realizar alguno de los mudras, ciertos puntos del cerebro humano se activan.

Vayu mudra

Vayu mudra, también conocida con el nombre de “viento”, trae una mejora rápida en nuestra condición de salud, incluso después de sólo 10 horas de su aplicación.

Conseguir los mejores resultados contra el reumatismo y los dolores de cabeza, pero también ayudará con cualquier tipo de ansiedad, y equilibra el sistema endocrino, además de disminuir el temblor de los enfermos de la enfermedad de Parkinson.

Esta posición de los dedos aumenta el elemento aire y contribuye a una mejor hidratación de la piel, además de una circulación sanguínea más eficaz.

Puedes mantener el mudra, siempre y cuando no te sientas mejor, así aliviarás tus dolores.

Puedes practicarlo temprano por la mañana durante 15 minutos para prevenir enfermedades.

¿Cómo se hace este mudra?

Dobla tu dedo índice suavemente y coloca encima tu dedo pulgar, tal como puedes ver en la imagen.

Deja el resto de los dedos estirados suavemente.

Puedes hacer los mudras, de pie, sentado o acostado, en cualquier lugar y en cualquier momento. Si lo haces tumbado es especialmente beneficioso para las personas que no pueden levantarse de la cama debido a una enfermedad o después de una operación.

No es necesario presionar los dedos muy fuerte, un toque suave sería más que suficiente. Dependiendo de la dificultad de la enfermedad, puedes pasar de 3 hasta 45 minutos en esa posición. Al practicar los mudras, se recomienda que confíes en tu sentimiento interno.

A veces, tan sólo unos minutos son suficientes para hacernos sentir mejor, pero a veces tendrás que ser más persistente, tal y como cualquier otra terapia.

En función de las dificultades, la curación o mejoría sucederán en una semana o en un mes. Los mejores resultados se obtienen mediante una sesión de 25 minutos, pero si no tienes el tiempo o la paciencia necesaria para eso, lo puedes hacer 5,10 o 15 minutos, varias veces al día, con una duración total de 25 minutos.

NO COMMENTS