La bebida secreta que te dará un vientre plano en tan sólo cuatro días.

La nutricionista Cynthia Sass ha creado una receta clave para tener un vientre plano y que ha bautizado como “agua de Sassy”. Esta bebida deliciosa y milagrosa que ayuda a refrescarte, revitalizarte y contiene pocas calorías, además ayuda a aliviar los gases y a aliviar su sistema digestivo.

El concepto de agua de Sassy viene derivado del hecho de que una persona necesita al menos 8 vasos de agua el día para poder funcionar con normalidad. Esta cantidad varía entre un individuo u otro, dependiendo de su estatura, peso o sexo y las actividades físicas que realice, también puede variar dependiendo de si es invierno o verano.

bebida vientre plano

Si quiere conseguir tener un vientre plano, es muy importante que evites los dulces, alimentos grasos y alimentos procesados durante el transcurso de los cuatro días que dura este tratamiento. En lugar de comer alimentos poco saludables, se recomienda tomar frutas y verduras que contienen una gran cantidad de agua, como el melón, la sandía, etcétera. La razón detrás de esto es que la deshidratación en el cuerpo promueve los gases y el estreñimiento.

Ahora te vamos a explicar que ingredientes son necesarios para crear esta bebida que te ayudará a tener un vientre plano:

  • 8 vasos de agua
  • 1 cucharadita de raíz de jengibre
  • 1 pepino de tamaño medio en rodajas
  • 1 un limón de tamaño medio cortado en rodajas finas
  • 12 hojas de menta

Como puedes ver, casi todos los ingredientes tienen su propio efecto diurético natural. Lo que significa que el exceso de líquidos en el cuerpo van a ser eliminados mediante la micción. Ten en cuenta que tomando esta bebida se aumentará la frecuencia urinaria.

Ahora te vamos a explicar cómo preparar el agua.

Mezcla todos los ingredientes en una jarra y con una batidora crea una mezcla homogénea. Pon la jarra en el refrigerador durante toda la noche. A la mañana siguiente tendremos que filtrar el líquido, y ya tendremos nuestra agua de Sassy preparada. Esos ocho vasos de agua son los que tendrás que tomar a diario para poder conseguir resultados aceptables.

Después de esos cuatro días, intenta medir tu cintura y te sorprenderás de cuantos centímetros has podido eliminar en tan sólo cuatro días.