Remedios naturales para fortalecer los riñones.

0
1429

riñón sano

Los riñones son los encargados de regular muchas de las funciones vitales de nuestro organismo. Su función principal es eliminar los desechos de nuestro organismo, mantener el equilibrio ácido base y regular la presión arterial.

En los riñones se fabrica la orina, y por medio de la orina se eliminan los desechos, tales como el amoníaco y la urea, también reabsorben agua, aminoácidos y glucosa.

¿Cómo podemos fortalecer los riñones de forma natural?

Al mismo tiempo que llevar una dieta equilibrada y mantener un peso normal, podemos tomar ciertas medidas para asegurarnos de que nuestros riñones se mantienen saludables y funcionen correctamente. Deberemos tener controlada nuestra presión arterial, colesterol y azúcar en la sangre, realizar ejercicio regularmente y evitar el tabaco y las bebidas alcohólicas.

Uno de los consejos más importantes, es deber mucha agua durante todo el día, sobre todo si realizamos ejercicios con frecuencia, ya que es importante para una correcta salud renal.

  • Restringe el consumo de café, azúcar y chocolate.
  • Disminuye el consumo de sal.
  • Mantente alejado de los zumos de frutas envasados.
  • Asegúrate de beber 10 vasos de agua el día.
  • Incluye verduras y mariscos en tu dieta.
  • Asegúrate de mantener un equilibrio entre proteínas, carbohidratos y grasas saludables.

Alimentos que nos ayudan a tener unos riñones sanos.

Líquidos.

Es importante que nos mantengamos hidratados para prevenir cualquier trastorno renal. Limite el consumo de bebidas con cafeína, ya que la cafeína hace que nos deshidratemos.

Frutas y verduras.

Las frutas y las verduras nos ayuda a mejorar nuestra función renal. Frutas como las uvas, sandía, arándanos, etcétera. Y las verduras como la cebolla, el apio, la remolacha y los espárragos.

Alimentos bajos en potasio.

Hay que controlar el consumo de potasio, ya que si nuestros niveles de potasio se elevan excesivamente tenemos riesgo de sufrir un derrame cerebral o ataque al corazón.

Alimentos ricos en hierro.

Si se nos ha detectado una enfermedad renal crónica, nuestro cuerpo puede tener las reservas de hierro bajas. Los riñones tienen un papel muy importante a la hora de fabricar los glóbulos rojos, si un riñón no funciona correctamente, nuestro conteo de glóbulos rojos disminuye y nuestros niveles de energía van a disminuir. Hay que consumir alimentos ricos en hierro, como las verduras de hoja verde y los huevos.

Alimentos salados.

Asegúrate de que restringe el consumo de alimentos salados y cargados de sodio.