Entendiendo el colesterol hdl

0
890

Aunque su doctor le haya aconsejado reducir su colesterol total, es importante elevar el colesterol formado por lipoproteínas de alta densidad (o HDL), que también se conoce como “colesterol bueno”. Puede sonar como un mensaje contradictorio, pero reducir su colesterol “malo” formado por lipoproteínas de baja densidad (LDL) y aumentar el colesterol HDL puede reducir su riesgo de enfermedad cardíaca.

colesterol hdl

Entendiendo el colesterol HDL

El colesterol es una sustancia serosa que puede ser hallada en todas sus células y tiene diversas funciones de utilidad, incluyendo el asistir en el mantenimiento de las células de su organismo. Es transportado a través del torrente sanguíneo unido a proteínas. Estas proteínas se conocen como lipoproteínas.

– Lipoproteínas de baja densidad. Estas lipoproteínas transportan colesterol a través del organismo, llevándolo a diferentes órganos y tejidos. Pero si su cuerpo tiene más colesterol del que necesita, este excedente continuará circulando en su sangre. Con el paso del tiempo, este colesterol LDL circulante puede depositarse en las paredes de sus vasos sanguíneos y comenzar a aglutinarse justo por debajo del revestimiento de dichos vasos. Los depósitos de partículas de colesterol LDL en las paredes vasculares se conocen como placas, y a medida que van aumentando de tamaño van reduciendo el diámetro del vaso. Eventualmente, las placas pueden estrechar los vasos sanguíneos hasta el punto de interrumpir la circulación de la sangre, causando enfermedad de arteria coronaria. Esta es la razón por la cual se conoce al LDL como colesterol “malo”.

– Lipoproteínas de alta densidad. Estas lipoproteínas se conocen como HDL o colesterol “bueno”. Actúan como “recolectores”, recogiendo los excedentes de colesterol en la sangre y transportándolos de nuevo hacia el hígado donde son degradados. Mientras más alto sus niveles de HDL, menor será la cantidad de colesterol “malo” presente en su sangre.

Bajar los niveles de colesterol LDL solamente puede no ser suficiente para disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca en personas con predisposición a ello. Elevar el nivel de colesterol HDL en conjunto puede, en cambio, ser de gran ayuda.

Aunque niveles de HDL elevados pueden ser útiles en reducir su riesgo de infarto cardíaco, los investigadores advierten que también es necesario considerar otros factores de riesgo para dicho mal. Es posible que el HDL no sea tan beneficioso para algunas personas como para otras, debido a genética, tamaño de las partículas de HDL y otras proteínas en sangre. Hable con su doctor si le interesa saber de qué manera puede influir en Ud. un mayor nivel de HDL.

Establezca un objetivo para su nivel de colesterol HDL

Los niveles de colesterol son medidos en miligramos (mg) de colesterol por decilitro (dL) de sangre o milimoles (mmol) por litro (L). Cuando de colesterol HDL se trata, apunte a un número más elevado. Si su nivel del colesterol HDL cae hasta encontrarse entre el rango de los niveles de riesgo y los niveles deseables, debería seguir intentando elevar su nivel de HDL para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca.

Si no conoce cuál es su nivel de HDL actual, pregunte a su médico acerca de realizarse un test para medir los niveles de colesterol. Si el valor de HDL que dicho test arroje no está dentro del rango deseable, su doctor puede recomendarle cambios a su estilo de vida para elevar dicho valor hasta niveles más satisfactorios.