Evita estos 4 alimentos para reducir los mocos.

Es un tema de conversación en las que muchas personas no están interesadas; sin embargo, es una función corporal muy importante. Los mocos (también conocidos como flemas) funcionan como un lubricante, por así decirlo para el cuerpo.

La boca, el oído, los pulmones, el tracto Castro intestinal y la garganta todos contienen tejidos que producen mucosa.

mucosa

Los mocos también trabajan para evitar que nuestro cuerpo se infecte con virus, bacterias y otros gérmenes.

Cuando algo entra en el cuerpo para intentar enfermarnos, es atrapado por los mocos, evitando que entren en nuestro cuerpo. En otras palabras, los mocos previenen enfermedades.

Lo creas o no, esa cosa tan desagradable, pegajosa y verde realmente está trabajando pará defender a nuestro organismo.

Cuando estás enfermo es probable que notes un aumento de la mucosidad. Esto es debido a que nuestro cuerpo produce a un ritmo mayor con el fin de ayudar a luchar contra las enfermedades.

Nuestro cuerpo está constantemente creando mucosa, sin embargo no nos damos cuenta la mayor parte del tiempo, porque por lo general son cantidades tan pequeñas y se deslizan por la parte posterior de la garganta, sin ni siquiera darnos cuenta.

Sin embargo, hay veces que aumenta la producción y en esos momentos lo único que hace es incomodarnos, aunque realmente ayude a nuestro organismo y lo único que querrás es deshacerte de ellos.

Además de las enfermedades, existen alimentos que harán que nuestro organismo segregue más mocos.

Hay elementos que causan rinitis gustativa . Como resultado, nuestro cuerpo segrega más mucosidad de lo normal.

Hay investigadores que han encontrado que hay cuatro alimentos en particular que causan el aumento de la producción de mucosa. Si deseas reducir al mínimo la cantidad de mucosa que tu cuerpo crea, deberías evitar estos cuatro alimentos:

  1. La leche y otros productos lácteos
  2. La carne roja que tiene un alto contenido de grasa
  3. Alcohol
  4. Gluten

Estos alimentos son conocidos para activar la rinitis gustativa, que acelera la producción de mocos y puede hacerte sentir incómodo.