Eliminar las varices en las piernas con dieta.

eliminar las varices

Muchas personas que sufren varices, sobre todo mujeres, luchan para poder deshacerse de este problema tan antiestético y que afecta a millones de personas. Aunque hay muchas mujeres que las sufren, también hay hombres que las sufren y que muchas veces son tan graves que necesitan de operación. Te mostramos unos consejos para poder eliminar las varices en las piernas o por lo menos mejorar su aspecto y frenar el problema.

#1:  Restringe Las Calorías Consumidas

Una ingesta de muchas calorías se asocia con un riesgo elevado de padecer venas varicosas, por que puede contribuir al desarrollo de la obesidad y peso corporal excesivo. Muchas personas han experimentado una mejora dramática en la apariencia de las venas varicosas al perder tan poco como un 10% de peso corporal. Para perder peso, tendrás que crear un déficit calórico ya sea al reducir la cantidad de alimentos que consumes para que tu cuerpo deba utilizar sus reservas de energía (como la grasa almacenada en tu cuerpo) o al incrementar la actividad física.

La pérdida de peso es un aspecto clave para la dieta contra las varices.

Para perder 1 libra a la semana necesitarás crear un déficit de 3,500 calorías por semana. Esto se puede lograr al reducir la ingesta calórica diaria por 500 calorías (500 calorías X 7 días=3500 calorías). La mayoría de los profesionales de salud recomiendan crear un déficit calórico de 3,500 a 7000 por semana para un pérdida de peso saludable y exitosa.

Un déficit calórico extremo (un déficit de más de 7000-10,500 calorías por semana) puede comprometer las funciones corporales e incluso provocar anormalidades del ritmo cardiaco, lo que puede ser fatal. Mas aún, cortar demasiadas calorías también puede ser contraproducente para los esfuerzos de perder peso, ya que las dietas extremadamente bajas en calorías aumentan la actividad de las enzimas que almacenan grasa y disminuyen la actividad de las enzimas quemadoras de grasa en el cuerpo. Además, el cortar demasiadas calorías puede acelerar la perdida de masa muscular y disminuir la producción de la hormona tiroidea, lo que resultará en una disminución del ritmo metabólico y por lo tanto se quemarán menos calorías durante el día.

Además de restringir la cantidad de calorías consumidas, las personas con sobrepeso que tienen venas varicosas deben prestar atención al momento en el que consumen sus calorías. Por lo general se recomienda distribuir las calorías durante el día al tomar de 5-6 pequeñas comidas. Esto mantendrá al metabolismo ocupado y reducirá los antojos por dulces y almidones, además promoverá la perdida de peso. El desayuno debe ser la comida más grande del día, ya que un desayuno grande acelerará tu metabolismo y quemarás más calorías a lo largo del día.

#2:  Consume Muchos Alimentos Ricos En Vitamina C

Si sufres de varices uno de los mejores consejos dietarios que puedes seguir es incluir muchos alientos ricos en vitamina C y vitamina E en tu dieta diaria. La vitamina C es necesaria para la fabricación de colágeno y elastina, dos importantes tejidos conectivos que ayudan a mantener las venas fuertes y tonificadas. La vitamina C también es conocida por aumentar la circulación. Por lo tanto no es ninguna sorpresa que se haya asociado a la deficiencia de vitamina C con las venas varicosas. Los efectos positivos de la vitamina C en los vasos sanguíneos se cree que son más pronunciados cuando la vitamina C se consume junto con la vitamina E.

#3:  Come Muchos Alimentos Ricos En Fibra

La fibra dietaria es la parte de los alimentos de origen vegetal que las enzimas en tu cuerpo no pueden digerir. Por lo tanto no se absorbe al torrente sanguíneo y no puede ser usada para energía. La fibra dietaria puede clasificarse en dos categorías principales: fibra soluble e insoluble. La fibra soluble forma un gel que cuando se mezcla con el agua, mientras que la fibra insoluble la cual no se disuelve en agua, pasa por los intestinos prácticamente intacta. Debido a su habilidad de hacer las heces más voluminosas y suaves, la fibra soluble puede prevenir el estreñimiento. El estreñimiento aumenta la presión en las venas lo que puede con el tiempo, contribuir al desarrollo de varices. Fuentes excelentes de fibra soluble incluyen avena, linaza, guisantes, frijoles, manzanas, zanahorias, cebada, bayas y psilio.

#4:  Bebe Suficiente Agua

Si ingieres muchos alimentos ricos en fibra para evitar el estreñimiento y venas varicosas, asegúrate de tomar suficiente agua o de lo contrario la fibra puede tener el efecto opuesto y provocar estreñimiento, el cual puede convertirse en una presión creciente en las venas. También se aconseja evitar el alcohol, café y té ya que estas sustancias tienen un efecto deshidratador en el cuerpo.

#5:  Consume Alimentos Que Contengan Bioflavonoides

Los bioflavonoides (o simplemente flavonoides) son un grupo de compuestos que existen de forma natural en las plantas. Estos compuestos le dan sus vibrantes colores a las frutas y vegetales y los protegen de microbios e insectos. Existe mucha evidencia que sugiere que las propiedades de los bioflavonoides no solo protegen a las plantas, sino a los humanos también. Algunos estudios han encontrado una relación entre una alta ingesta de flavonoides por un largo plazo y mejoras en la apariencia de las venas varicosas. Los efectos benéficos de los flavonoides se cree que son resultado de su habilidad de fortalecer las paredes de los vasos sanguíneos y de prevenir el estrés por radicales libres dentro de los vasos.

El rutósido es uno de los flavonoides que las investigaciones han sugerido extensivamente como un remedio dietario potencial para las varices. La evidencia sugiere que este poderoso bioflavonoide, abundante en la avena, puede ayudar a aliviar la hinchazón, el malestar y el dolor asociados con las venas varicosas. Además de la avena hay muchos otros alimentos que contienen rutósido en cantidades significativas.