El poder del pensamiento positivo

El pensamiento positivo es una actitud mental y emocional que se enfoca en el lado brillante de la vida y espera resultados positivos.

Una persona positiva espera felicidad, salud, éxito, y cree él o ella puede superar cualquier obstáculo o dificultad.

El pensamiento positivo no es un concepto que todo el mundo cree y sigue. Algunos, lo consideran como una tontería, y se burlan de las personas que lo siguen. Sin embargo, hay un número en crecimiento de personas, que aceptan el pensamiento positivo como un hecho, y creen en su efectividad.

Parece que este tema está ganando popularidad, como se evidencia a través de muchos libros, cátedras y cursos sobre él.

Para usarlo en tu vida, necesitas más que solo estar consciente de su existencia. Necesitas adoptar la actitud de pensamiento positivo en todo lo que haces.

Cómo Funciona el Pensamiento Positivo

La siguiente historia ilustra cómo funciona este poder:

Allan aplicó para un nuevo empleo, pero no creía que lo obtendría, debido a que su auto-estima estaba baja, y se consideraba a sí mismo como un fracaso e indigno de éxito.

Él tenía una actitud negativa hacia sí mismo, y por lo tanto, creía que los demás solicitantes eran mejores y estaban más calificados que él.

La mente de Allan estaba ocupada con pensamientos negativos y temores respecto al empleo, durante toda la semana previa a la entrevista de trabajo. En realidad, él esperaba fallar.

El día de la entrevista, se levantó tarde, y para su horror descubrió que la camisa que planeaba usar estaba sucia, y la otra necesitaba plancharse. Ya era muy tarde, y salió vistiendo una camisa arrugada sin tomar el desayuno.

Durante la entrevista, estaba tenso, negativo, hambriento y preocupado por su camisa. Todo esto, distrajo su mente y le dificultó enfocarse en la entrevista. Su comportamiento en general causó una mala impresión, y en consecuencia, se materializó su temor y no obtuvo el empleo.

Jim también aplicó para el mismo empleo, pero abordó el asunto en una forma diferente. Él estaba seguro de que iba a obtener el empleo. Durante la semana previa a la entrevista, con frecuencia se visualizaba a sí mismo causando una buena impresión y obteniendo el empleo.

En la noche anterior a la entrevista, preparó la vestimenta que iba a usar, y se fue a dormir un poco más temprano. El día de la entrevista, se levantó más temprano de lo usual, y tuvo mucho tiempo para comer su desayuno, y luego llegar a la entrevista antes de la hora programada.

Jim causó una buena impresión y obtuvo el empleo.

¿Qué aprendemos de estas dos historias? ¿Se usó alguna magia? No, todo sucedió de forma natural.

El Pensamiento Positivo es una Forma de Vida

Con una actitud positiva experimentamos placer y sentimientos de felicidad. Esto trae brillo a nuestros ojos, más energía, felicidad y éxito. Incluso nuestra salud es afectada en una forma beneficiosa. Caminamos erguidos, nuestra voz es más poderosa, y nuestro lenguaje corporal muestra la forma en la que nos sentimos.

Los pensamientos positivos y negativos son contagiosos.

Nosotros afectamos y nos vemos afectados por las personas que conocemos, de una forma u otra. Esto sucede instintivamente y en un nivel subconsciente, a través de las palabras, pensamientos y sentimientos, y a través del lenguaje corporal.

¿Es de extrañar que queramos estar rodeados de personas positivas, y preferimos evitar a las negativas?

Las personas están más dispuestas a ayudarnos, si somos positivos, y les desagradan y evitan a cualquiera que transmita negatividad.

Los pensamientos, palabras y actitud negativos, crean sentimientos, estados de ánimo y comportamientos negativos e infelices. Cuando la mente está negativa, un veneno es liberado en nuestra sangre, lo cual causa más infelicidad y negatividad. Esta es una forma de sentirse fracasado, frustrado y decepcionado.

Instrucciones y Consejos para el Pensamiento Positivo

Para convertir la mente hacia lo positivo, se requiere de un trabajo interno, ya que la actitud y pensamientos no cambian en una noche.

  1. Lee sobre este tema, piensa en sus beneficios, y persuádete a ti mismo de intentarlo. El poder de tus pensamientos es un gran poder que siempre está moldeando tu vida. Esta modelación por lo general se hace inconscientemente, pero es posible hacer que el proceso sea consciente. Incluso si la idea parece extraña, inténtalo. No tienes nada que perder, sino mucho que ganar.
  2. Ignora lo que otras personas digan o piensan sobre ti, si descubren que estas cambiando tu forma de pensar.
  3. Usa tu imaginación para visualizar solo situaciones favorables y beneficiosas.
  4. Usa palabras positivas en tus diálogos internos, o cuando hablas con otros.
  5. Sonríe un poco más, ya que esto ayuda a pensar positivamente.
  6. Una vez que un pensamiento negativo entra en tu mente, tienes que estar consciente de él y esfuérzate por reemplazarlo por uno constructivo. Si los pensamientos negativos regresan, reemplázalo nuevamente con uno positivo. Es como si tuvieras dos imágenes frente a ti, y tienes que escoger mirar una de ellas, e ignorar la otra. La persistencia eventualmente le enseñará a tu mente a pensar positivamente, y a ignorar pensamientos negativos.
  7. En caso de que experimentes resistencia interna y dificultades para reemplazar los pensamientos negativos con positivos, no te rindas, pero sigue buscando solo los pensamientos beneficiosos, buenos  y felices en tu mente.
  8. No importa cuáles son tus circunstancias en el momento actual. Piensa positivamente, espera solo resultados y situaciones favorables, y las circunstancias cambiarán en consecuencia. Si perseveras, transformarás la forma en que piensa tu mente. Puede tomar algo de tiempo para que los cambios tomen lugar, pero eventualmente lo harán.
  9. Otra técnica útil es la repetición de afirmaciones. Esta técnica es similar a la visualización creativa, y puede usarse en conjunto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *