Diagnosticando asma en niños pequeños.

Muchos niños con asma desarrollan sus primeros síntomas antes de cumplir cinco años. De todas maneras, el asma en niños pequeños (desde infantes hasta niños de 5 años) puede ser difícil de diagnosticar.

diagsnosticar asma en niños

A veces es difícil discernir si un niño tiene asma u alguna otra enfermedad de la niñez. Los síntomas del asma son similares a los síntomas de otras enfermedades.

También, muchos niños pequeños que presentan silbidos cuando contraen resfríos o infecciones respiratorios no necesariamente desarrollan asma. Un niño puede tener silbidos porque él o ella tiene vías respiratorias pequeñas que se vuelven estrechas durante resfríados o infecciones respiratorias. Las vías respiratorias crecen a medida que el niño crece, por lo tanto el silbido deja de ocurrir con el crecimiento del niño.

Un niño pequeño que tenga frecuente silbido con resfríos o  infecciones respiratorias tiene más posibilidades de tener asma si:

  • Uno o ambos de sus padres tienen asma
  • El niño tiene señales de alergias, incluyendo eccema
  • El niño tiene reacciones alérgicas al polen y otros alergénicos aéreos
  • El niño tiene silbidos en momentos en los que no está resfriado ni tiene otra infección

La manera más segura de diagnosticar asma es con una prueba de función pulmonar, la historia clínica y un examen físico. De todas formas, es difícil hacer pruebas de función pulmonar en niños menores de cinco años. Por lo tanto, los médicos deben confiar en la historia clínica del niño, los síntomas y signos y los exámenes físicos para realizar un diagnóstico.

Los doctores pueden llegar a hacer pruebas de 4 a 6 semanas con medicina para el asma con el fin de ver qué tan bien responde el niño.