Descubre las excelentes propiedades de la achicoria.

La achicoria es una planta herbácea leñosa que tiene grandes propiedades y beneficios para nuestra salud, incluyendo la capacidad de aliviar los problemas digestivos, prevenir la acidez estomacal, reducir dolores en enfermos de artritis, limpiar el hígado y la vesícula biliar, prevenir infecciones bacterianas, reforzar nuestro sistema inmunológico y reducir la posibilidad de enfermedades del corazón. Además de ello, es un excelente sedante natural y puede proteger contra los cálculos renales y ayudarnos a bajar de peso.

propiedades de la achicoria

Propiedades de la achicoria para nuestra salud

Es eficaz contra los problemas digestivos

La achicoria se suele añadir a nuestra dieta ya que es muy beneficiosa para tratar problemas digestivos. La achicoria contiene inulina, un poderoso probiótico. Los pro bióticos son las bacterias que protege nuestro sistema digestivo. La inulina es eficaz para combatir problemas intestinales y digestivos como el reflujo, la acidez estomacal o la indigestión.

Ayuda prevenir enfermedades cardíacas

La inulina no es sólo beneficiosa para nuestro sistema digestivo, también se ha demostrado que ayuda a reducir los niveles de colesterol malo en nuestro cuerpo. Este colesterol es una de las principales causas de la arterosclerosis y la hipertensión arterial, ya que pueden bloquear el flujo de sangre en nuestras arterias o venas, pudiendo provocar un ataque al corazón. Además de la inulina, la achicoria contiene fenoles, que son muy eficaz a la hora de prevenir los trombos.

Ayuda a prevenir el cáncer

Hay investigaciones que aún están en proceso y que indican que la achicoria ayuda a prevenir el cáncer. Estos primeros informes indican que la achicoria poseen fructanos, que tienen cualidades antitumorales y antioxidantes. Además de ello contiene polifenoles y fitoquímicos, que ayudan a prevenir varios tipos de cáncer.

Ayuda a reducir el dolor de la artritis

La achicoria se empezó a utilizar tradicionalmente como tratamiento para la artritis, y los estudios han demostrado que posee propiedades antiinflamatorias muy significativas. También se puede utilizar como agente general antiinflamatorio para los dolores musculares y de articulaciones.

Ayuda a perder peso

La achicoria es una gran fuente de oligofructosa, que es una forma de fibra dietética natural y que ayuda a la hora de querer perder peso. La achicoria nos ayuda a eliminar las ansias por comer, con lo cual al sentirnos saciados podremos perder peso más fácilmente.

Ayuda con el estreñimiento

Al contener fibra natural, la achicoria tiene grandes beneficios para las personas que quieren reducir el estreñimiento. La fibra ayuda a promover los movimientos peristálticos y a segregar jugos gástricos.

Promueve y refuerza nuestro sistema inmunológico

Al contener polifenoles y fitoquímicos, que funcionan como antioxidantes que ponen a raya los radicales libres en nuestro torrente sanguíneo. Por lo tanto fortalecemos nuestro sistema inmunológico y reduciremos las posibilidades de sufrir enfermedades.

Es efectiva para la ansiedad y el estrés

La achicoria tiene propiedades sedantes y pueden ayudarnos a reducir la ansiedad y a calmar nuestra mente, por lo tanto eliminaremos nuestro estrés y evitaremos sus peligrosos efectos en nuestro organismo. Además de ello, también podemos utilizar la achicoria para ayudarnos a conciliar el sueño, debido a su cualidad como sedante, que es mucho más saludable que cualquier tipo de medicina que vendan en la farmacia. Mantener a raya la ansiedad y el estrés nos ayuda a evitar ataques al corazón e incluso desequilibrios hormonales o el insomnio.

Precauciones a la hora de utilizar la achicoria

La achicoria está claro que tiene muchísimos beneficios cuando la utilizamos, aunque no hay que abusar de su uso si estas embarazada, ya que hay posibilidad de estimular la menstruación y eso puede ser peligroso. Además tampoco deben tomar en exceso achicoria durante la lactancia.

Normalmente la suelen tener reacciones alérgicas, pero si sientes algún tipo de efecto secundario o reacción detén su uso y consulte con un médico.