Este antiguo remedio casero curará tu dolor de espalda, articulaciones y rodilla en tan sólo unos días.

Hay muchas personas que sufren de dolor de piernas o espalda, especialmente con el paso de los años.

Afortunadamente, hay un ingrediente en nuestras cocinas que puede ayudarnos bastante y que seguramente no sepamos: la gelatina.

Hay muchos estudios que muestran que la gelatina puede reducir la inflamación y el dolor asociada con la osteoartritis, la forma más común de artritis.

También puede ser utilizado para tratar la artritis reumatoide y la osteoporosis, además de para fortalecer las uñas, huesos y articulaciones, mejorar la calidad de nuestro cabello, etcétera.

Aquí te enseñamos a preparar y a consumir la gelatina para que puedas incorporar este alimento en tu dieta diaria y aprovecharte de sus múltiples beneficios, y lo mejor de todo es que no tiene efectos secundarios.

La gelatina, un viejo remedio casero

Compra en cualquier tienda 150 g de gelatina (es la cantidad necesaria para un mes de tratamiento).

Ingredientes:

2 cucharaditas de gelatina en polvo (aproximadamente 5 g)
Un cuarto de taza de agua fría

Instrucciones:

1. Mezcla la gelatina en polvo con el agua y deja que repose en la cocina durante la noche.

2. Esto ayudará a que nuestra gelatina se espese y que puedas tomarla en el desayuno con yogur, miel o jugo fresco.

3. Repite este proceso todos los días durante un mes y comprobarás la diferencia entre los niveles de dolor día a día.

¿Por que funciona?

gelatina

Muchos médicos consideran que la gelatina funciona para fortalecer los huesos y las articulaciones por su alto contenido en colágeno – uno de los materiales que hacen que se formen naturalmente el hueso y el cartílago.

En el año 2000, un estudio que se realizó en la academia americana de médicos de familia en Dallas con 175 pacientes de artrosis, utilizando diariamente gelatina, calcio y vitamina C, concluyó que estos suplementos provocaban una mejoría importante en los pacientes sobre los niveles de dolor y movilidad que sufrían.

La gelatina también ayuda para tratar úlceras estomacales, según un estudio realizado en Rusia. Los aminoácidos glicina y prolina que la gelatina contiene, ayudan a proteger el estómago y a promover la actividad en contra de las úlceras.

La cúrcuma, es un antiinflamatorio que también tiene un gran efecto a la hora de aliviar el dolor de la artritis. Además de añadir gelatina a tu dieta diaria, también te aconsejamos que hagas uso de la cúrcuma y sus efectos curativos a la hora de tratar dolores en articulaciones.