Consejos para sobrellevar la alergia

0
114
¿Has empezado a toser de forma repetina?, ¿tienes picor y lagrimeno en los ojos sin motivo aparente? lo más probable es que sufras de alergia, una de las afecciones más comunes entre la población. En la actualidad, una de cada cinco personas padece esta complicación y la cifra va en aumento. Factores como la contaminación o el uso de substancias químicas en la elaboración de productos alimentarios (colorantes y conservantes) están acarreando un incremento notable de casos.

¿Qué es la alergia?

Es una reacción exagerada de nuestro sistema inmunitario ante determinados agentes externos, los denominados alérgenos. El listado es amplio. Los alérgenos más comunes son los ácaros del polvo, el polen, el moho, el pelo de los animales, los medicamentos y algunas substancias químicas. Otra fuente importante de alergias es la alimentación. Cada vez es mayor el número de personas que presenta reacciones orgánicas ante determinados productos, como el gluten o la lactosa. 

¿Y cómo responde el organismo cuando entra en contacto con esos agentes alérgenos? La reacción depende de cada substancia y del sistema inmunitario de cada individuo pero, por lo general, los episodios de alergia pueden presentarse en forma de estornudos, tos, prurito, diarrea, hinchazón o asma. En algunos casos, la reacción alérgica es tan poderosa que puede poner en peligro la vida del paciente.

Cada alergia requiere un tratamiento específico y puede abordarse desde un punto de vista preventivo. También existen remedios caseros que pueden aliviar con los síntomas.

Alergias respiratorias

Se caracterizan por la presencia de tos, estornudos, secreción de moco, dificultad respiratoria e incluso irritación en los ojos. El causante de estas alergias es generalmente un factor ambiental, como puede ser el polen, el polvo o los humos contaminantes. Cuando se presentan los síntomas, lo más recomendable es acudir al especialista, que probablemente recetará antihistamínicos o corticoides.

Al margen de la farmacología, también pueden aplicarse algunos remedios caseros. Por ejemplo, en el caso de la tos alérgica es muy efectivo inhalar vapores de eucalipto, tomar infusiones de menta con miel y darse una ducha caliente. También es fundamental mantener el cuerpo bien hidratado para diluir la mucosidad.

Alergias alimentarias

Pueden presentarse en forma de eczemas, pruritos, asma o reacciones de tipo intestinal, como diarreas o vómitos. En casos más graves, puede producirse un cuadro de shock anafiláctico.

Para prevenir estas reacciones, el mejor consejo es analizar a fondo la composición de los alimentos y leer con atención las etiquetas. Si vamos a un restaurante, conviene asegurarnos de que los platos no contengan substancias que puedan representar un peligro para nuestra salud.

Los principales causantes de la alergia en los niños son los alimentos como la leche, el huevo, el gluten y el pescaso. En los adultos, destacan algunas hortalizas, frutas como el melocotón, el kiwi o la piña y los frutos secos.

Alergias cutáneas

Son reacciones en la piel tras entrar en contacto con algunos materiales, líquidos o substancias químicas. Otros factores desencadenantes pueden ser los rayos solares y la ingesta de determinados fármacos o alimentos. Para aliviar los síntomas es muy útil aplicar algún gel de aloe vera o colocar una compresa refrescante con vinagre de manzana sobre la zona afectada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here