Como preparar limonada de lavanda para eliminar los dolores de cabeza y ansiedad.

Mezclar limonada con lavanda es una forma genial de utilizar las propiedades medicinales de la lavanda. La lavanda es una increíble hierba aromática que ayuda a calmar los sentidos.

El aceite puro de lavanda es un increíble aceite esencial que puedes utilizar para tu propio bienestar y salud. Está entre los aceites esenciales más apacibles, pero también está entre uno de los más poderosos, por lo cual es uno de los favoritos en todos los hogares debido a sus propiedades curativas. El aceite de lavanda tiene una estructura química compleja, con más de 150 componentes activos, lo que explica su eficacia para ayudar con una gran cantidad de problemas de salud. El aceite de lavanda posee propiedades antiinflamatorias, anti hongos, anti depresivas, antisépticas, anti bacterianas, antimicrobianas, analgésicas, desintoxicantes y con propiedades sedantes.

Unos investigadores de Florida han hallado que entre los beneficios del aceite de lavanda se incluyen la reducción de la ansiedad y de los niveles del pulso en unos estudios realizados con estudiantes de enfermería que realizaron unas pruebas de estrés. Y en el ámbito hospitalario, la aromaterapia con lavanda se ha demostrado que disminuye la angustia previa a la cirugía y es más relajante que un masaje o que descansar.

limonada lavanda

El aceite esencial de lavanda tiene propiedades medicinales también. Ayuda a reducir la depresión, mejora el insomnio y aliviar los dolores del parto. La evidencia anecdótica, sugiere que el aceite de lavanda beneficia a las personas con dolores de cabeza, resacas, congestión en los senos y a la hora de aliviar el dolor.

Es por ello, ya que al tener todos estos beneficios, te vamos a enseñar a preparar una limonada con lavanda, para que puedas aprovecharte al máximo de los beneficios del limón y de la lavanda.

Limonada con aceite esencial de lavanda

Ingredientes.

Una taza de miel cruda
12 tazas de agua pura
una gota de aceite esencial de lavanda
6 limones pelados y exprimidos
Ramitas de lavanda para decorar

Mezcla todos los ingredientes y pon la mezcla en el refrigerador. Si fuese necesario, añade más agua o miel.