Cómo Perder Peso Yendo a la Sauna

0
149

Las saunas están diseñadas para ayudarte a limpiar tu cuerpo y relajarte. Todo lo que tienes que hacer es sentarte en ellas, y dejar que tu cuerpo sude. Lo que probablemente no sepas, sin embargo, es que ir a la sauna es también un excelente ejercicio para perder peso.

Parece, por lo tanto, ¡que sí existe algo como perder peso y no hacer nada al mismo tiempo! Echemos un vistazo a cómo puede hacer que la sauna trabaje a tu favor.

Cómo la Sauna Puede Ayudarte a Perder Peso

Lo que una sauna hace básicamente es calentar tu temperatura central. Esto hace que tu cuerpo trabaje más duro, mientras que trata de refrescarte. Cualquier trabajo que hace tu cuerpo equivale a quemar calorías.

La sauna aumenta tu circulación; te hace sudar y te ayuda a perder sal y agua,  lo que también te hace perder peso. También ayuda a impulsar el metabolismo por lo que tu sistema se acelerará y perderás peso más rápidamente.

¿Sabías que una sesión de sauna de media hora puede hacerte quemar entre 300 y 500 calorías? Eso es el equivalente a una hora de los realmente extenuantes ejercicios aeróbicos! Y lo mejor de todo, pierdes esas calorías sin tener que esforzarte. En cambio, pasarás tu tiempo simplemente relajándote.

Cómo Sacer que la Sauna Funcione para Ti

El hecho de que quemas calorías en una sauna es indiscutible. Sin embargo, no debes tratarlo como un milagro que no requiere que hagas nada más. Esto se debe a que no te ayudará a construir ningún músculo. Es por esto que deberías usar la sauna como parte de tu rutina, de la misma forma en que lo hacen los atletas profesionales, trabajando tus músculos y permitiéndoles relajarse más tarde.

No hay ningún problema con unirse a las ligas de personas que hacen del sentarse en una caja caliente una parte fundamental de su régimen de ejercicios regular, de hecho, es discutible que se obtengan algunos beneficios de salud de ella. Solo asegúrate de que tu objetivo principal no sea únicamente perder peso; las calorías perdidas en esas sesiones no son sustanciales, no estás quemando grasas, no estás construyendo músculos.

El Elemento Desintoxicador

La vasta mayoría de las calorías que quemas en la sauna equivale nada más que al peso del agua. Hay algunas cosas que puedes hacer para trabajar en tu estado físico regular, incluyendo el yoga caliente. Hablaremos más de esto después. Pero quizás el mayor beneficio de la sauna en términos de pérdida de peso en general es el hecho de que ayuda a desintoxicar el cuerpo.

El sudor está compuesto de fluidos linfáticos, así que cualquier toxina en el sistema linfático es expulsada cuando transpiras. La eliminación de las toxinas, tales como metales pesados, ayuda a quemar grasas más efectivamente debido a que ya no están obstaculizando tu metabolismo.

Yoga Caliente

Antes de hablar del yoga, es importante que entiendas que esto es algo que debes hacer por ti mismo. El yoga caliente es realmente extenuante, y muchas personas se han desmayado mientras lo hacen. Es por ello que debes hacerlo en una habitación de sauna especialmente diseñada, y bajo la vigilancia de un instructor de yoga. Afortunadamente, el yoga caliente (o yoga Bikram) se está haciendo cada vez más popular, lo que significa que deberías poder encontrar un estudio cerca de ti.

El yoga Bikram es un programa de 90 minutos que consiste en una serie de 26 posturas. Las posturas requieren contracciones extensas, enérgicas y bien controladas para la mayoría de los grupos musculares. La naturaleza demandante de las poses y el calor están diseñados para elevar tu ritmo cardiaco y cansar los músculos.

Una sesión de yoga cliente de 90 minutos quema en promedio 330 calorías. Esto puede parecer poco, ya que hemos mencionado antes que una sesión de sauna de media hora puede quemar 500 calorías. Sin embargo, esto se debe a que el estudio Bikram es ligeramente menos caliente que un estudio completo, y porque beberás mucha agua durante el ejercicio para que no te deshidrates. Como tal, las calorías que quemas no son calorías netas, y el peso que pierdes no será simplemente agua.

Obtén una Experiencia de Sauna Adecuada

La mejor forma de usar una sauna para tu ventaja de pérdida de peso es incorporarla en tu régimen total de ejercicios. Deberías intentar, por ejemplo, trabajar un grupo de músculos con pesas, y luego pasar media hora en la sauna. No solo ayudará a mantener tu metabolismo acelerado,  también te ayudará a sanar tus músculos de la tensión a la que los acabas de someter. Termina bebiendo mucha agua y experimentarás beneficios bastante significativos en tu peso y tonificación general.

Una Palabra de Advertencia

Claramente, la sauna es el milagro para perder peso que la gente ha estado esperando. De hecho, ni siquiera tuvieron que esperar por él, porque la sauna ha existido por mucho tiempo. Las personas simplemente no sabían que podía ser usado para perder peso. Sin embargo, hay algo de lo que debes estar consciente, ya que puedes estar tentado a pasar horas enteras en la sauna para perder un poco de peso. El peligro es que puedes deshidratarte y eso puede ser muy perjudicial para tu salud.

El calor extremo hace que tu cuerpo sude, y cuando sudas pierdes fluidos. Cuando pierdes más fluidos de los que estás consumiendo, te puedes deshidratar. Existe un riesgo de deshidratación por estar en una sauna. De acuerdo con la Escuela de Medicina de Harvard, la persona promedio pierde alrededor de una pinta de fluidos corporales durante un periodo de tiempo corto en una sauna. Sin embargo, si bebes suficiente agua antes, durante y después de tu tiempo en la sauna, reemplazarás los fluidos perdidos  por la sudoración.

Así que sí, parte del peso que perderás durante la sauna es peso de agua, que repondrás tan pronto como tomes una bebida. Sin embargo, lo que quemas sigue siendo más que lo que pierdes en peso de agua. Solo tienes que asegurarte de no excederte e integrar esta práctica a una dieta saludable y ejercicio regular.

Entrenador de Salud Certificado, Entrenador Personal Certificado, Motivador Físico – tengo una pasión por ayudar a las personas a cambiar sus vidas. Comencé ayudando a mis amigos y ahora doy consejos y sugerencias a perfectos extraños que ahora se han convertido en mis amigos. Amo lo que hago y no cambiaría mi vida incluso si pudiera.  Este tipo de felicidad es un verdadero regalo y voy a hacer lo que sea necesario para poder darles este regalo a otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here