Cómo detectar posibles trastornos mentales

0
538

En muchas ocasiones los trastornos mentales se conciben casi como un tema tabú del que no hay que hablar más que en la intimidad. Y, aunque es cierto que no son temas para comentar con cualquiera, tampoco hay de qué avergonzarse en ningún caso. A principios de año el Instituto Nacional de Estadística arrojaba un poco de luz sobre este asunto y revelaba que un 25% de los españoles padece, ha padecido o padecerá una enfermedad mental. En esta situación que vive el país ha tenido mucho que ver, como era de esperar, la crisis económica que ha llevado a que muchas personas se vean sometidas a más estrés del habitual y a tener que lidiar con situaciones a las que no estaban acostumbrados. Obviamente, en el momento en el que se nota que algo no va como debería lo mejor es acudir a los profesionales.

Son los psiquiatras los que pueden determinar si se padece algún tipo de enfermedad y dar con la correcta para su correspondiente tratamiento. Se aconseja, así mismo, que se busque uno que quede cerca para poder realizar consultas personales, de ser necesario. Por ejemplo, si se reside en la capital, lo mejor es emplear el buscador de Internet con los términos ‘psiquiatra Madrid‘ y escoger aquel que de más confianza o esté mejor valorado. Vamos a tratar de resumir aquellos aspectos que suelen ser relevantes para darse cuenta de que algo está pasando.

  1. Ansiedad. La ansiedad no es mala de por sí, si se sabe llevar. Es una reacción natural de las personas ante situaciones de estrés. El problema viene cuando la ansiedad se apodera de esa persona quien llega a tener ansiedad, incluso, ante situaciones que no suponen ninguna amenaza. Este tipo de personas suelen ser un poco más nerviosas y muestran su angustia de una u otra forma. De reprimirlo, puede ser peor y que el ataque de ansiedad llegue cuando menos se le espera, lo que lleva a más ansiedad de por sí. Alguna de las áreas de la vida cotidiana (o varias de ellas) se suelen ver trastocadas.
  2. Cambios en el estado de ánimo. Hay personas que pasan de estar alegres a tristes y, otra vez, alegres en un abrir y cerrar de ojos y eso suele ser síntoma de algo más. Esto puede indicar algún tipo de trastorno como un trastorno bipolar o depresivo.
  3. Cuestiones alimentarias. Sí, el plano físico influye en el mental y viceversa. En un mundo creado donde la imagen tiene que ser perfecta de acuerdo a unos cánones preestablecidos, de no cumplirlos puede suponer que haya personas que tomen medidas perjudiciales para su salud creyendo que así estarán mejor o que serán más aceptadas por la sociedad (hablamos de cuestiones como anorexia o bulimia)
  4. Trastorno antisocial. Las personas que lo padecen suelen evitar el contacto con otras personas y sus conductas pueden ser muy radicales, incluyendo violencia, mentiras, agresividad o robos.

Por supuesto, hay muchos otros síntomas que pueden indicar que algo ocurre. Lo más importante es que uno mismo (o quien esté alrededor) se den cuenta de esto y acudan a un especialista. No hay nada de lo que avergonzarse, pero, de vez en cuando, todo el mundo necesita ayuda para salir de una determinada situación y dejarlo sólo puede acarrear mayores problemas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here