Lo que el color de tus ojos dice sobre tu salud.

Se dice que los ojos son el espejo de nuestro alma. Cuando miras a los ojos de alguien, podrías incluso saber cómo se siente o en que están pensando. Incluso aunque el color de tus ojos es algo superficial, puede indicar si estás sano o no.

La razón detrás de esto es que el color de ojos se puede utilizar para determinar cómo de saludable está una persona debido a la variedad de genes (hasta 13 genes distintos) que determinan de qué color son los ojos. Los genes que afectan el color de tus ojos también afectan a otras partes de su cuerpo. Uno de los genes es el NCX-4, el cual puede darte un color de ojos más oscuro. El mismo gen, tiene la habilidad de controlar muchas de las proteínas de nuestro cuerpo, y nuestra respuesta corporal ante el dolor.

Tu color de ojos

Aunque parece ser que nuestros ojos son de un color, están compuestos de tres pigmentos: amarillo, azul y marrón. El color más común que existe es el marrón y el que menos común, es el verde. Sin embargo, hay muchas combinaciones que pueden dar lugar a varios colores, incluyendo el gris, avellana y el ámbar. Hay personas que incluso tienen los ojos que parecen color púrpura.

Cambio en el color de ojos

colores de ojos

No es raro que los bebés cambien de color de ojos, ya que la pigmentación se lleva a cabo durante al menos seis meses. Puedes notar que los ojos de tu bebé tiene un color claro y cuando crece se van poniendo más oscuros. No hay porque preocuparse. Sin embargo, si un adulto ve un cambio en el color de sus ojos, puede indicar que hay un problema.

Por ejemplo, si uno de los ojos de repente se vuelve más claro que el otro, puede significar que hay una inflamación crónica en el ojo conocida como iritis. Si no se trata, puede provocar trastornos oculares degenerativos, como el glaucoma o las cataratas.

El iris no es el único que cambia de color. En algunas personas, la parte blanca del ojo también se puede poner amarillenta. Si notas que esto que está ocurriendo, debes acudir inmediatamente a un profesional, ya que puede ser una señal que indique una enfermedad en el hígado. La parte blanca del ojo se conoce como esclerótica, y también se puede poner con un tono azulado.

Cualquier cambio en el color de los ojos debe ser informado a un profesional, ya que puede indicar un problema de salud importante. Cuando se detecta a tiempo, la mayoría de veces se puede tratar, pero si se deja, con el tiempo puede llegar a convertirse en un problema mucho más grave, como pueden ser las enfermedades hepáticas.