Deporte y embarazo ¿Son compatibles?

Desde hace años a las mujeres embarazadas se les ha visto como personas enfermas e incapacitadas para hacer ciertas actividades que requieran demasiado esfuerzo. Lo cierto es que las embarazadas no pueden realizar muchas actividades con la misma agilidad y vitalidad que una mujer en estado normal pero el deporte no es una actividad vetada ni de riesgo para las personas encintas. Deporte y embarazo son compatibles y así lo muestran numerosos datos e informaciones como la nueva infografía sobre el deporte y embarazo.

La etapa de gestación trae muchos problemas e incomodidades físicas para la mujer pero realizar deporte no perjudica el embarazo ni al feto, es más, puede ayudar a eliminar ciertas molestias típicas del embarazo y que el feto adopte unos niveles cardio-respiratorios, metabólicos y hormonales adecuados.

Además de mejorar la condición física de la futura madre, el deporte ayuda a fortalecer todos los músculos que se encargan de forzar el parto, como el suelo pélvico, el abdomen y la espalda, y que estos no se resientan tanto en el momento de dar a luz al tan esperado bebé. La realización de alguna actividad deportiva puede ayudar a que la mujer embaraza adopte mayor fuerza y energía para frontar el parto de la forma menos costosa posible, ya que es una de las etapas más duras de la vida de la mujer.

Realizar ejercicio durante el embarazo puede lograr varios beneficios entre los que se encuentra la mejora de posturas, ya que las embarazadas tienden a sufrir de la espalda y adoptar posturas poco idóneas debido al peso de la tripa sobre la espalda. Por otro lado, además del fortalecimiento de los músculos que ayudan al parto, se previene el sobrepeso, muy común en embarazos ya sea por antojos de comida o por retención de líquidos. También se previenen estrías y varices causantes por el embarazo, incontinencia urinaria, calambres y diabetes gestacional. Un beneficio muy importante que aporta la realización de alguna actividad deportiva, es el aumento del bienestar psicológico, reduciendo depresión, ansiedad e insomnio.

Además, hacer deporte durante el embarazo ayuda a que tras el momento del parto la figura corporal vuelva a su sitio y no se deforme por los meses de embarazo.

Aunque el deporte es importante y muy beneficioso para el embarazo, es necesario tener en cuenta que no se puede practicar ninguna actividad deportiva en los tres primeros meses de gestación, debido a que es la etapa con más complicaciones y riesgos de sufrir abortos. Una vez pasado el primer trimestre, los deportes adecuados para las embrazadas son las caminatas, natación, bicicleta estática y deportes aeróbicos como yoga y Pilates, es decir, todo tipo de actividades deportivas relajadas y que no requieran mucho esfuerzo físico. Están totalmente descartados todos aquellos ejercicios que puedan provocar caídas y por tanto traumas para el bebé y la mujer como el fútbol, baloncesto, patinaje o montar a caballo, entre otros.

Además, el deporte realizado siempre tiene que llevarse a cabo con moderación y sin exigirse metas o planificaciones diarias estrictas. El ejercicio será parado automáticamente en caso de que se presenten dificultades para andar, sangrado vaginal, dificultad respiratoria, dolor de espalda, de pubis o de pantorrillas, disminución del movimiento del feto, debilidad muscular, palpitaciones, vértigos o taquicardias.

Así pues, el deporte y el embarazo son totalmente compatibles. Es altamente recomendable realizar alguna actividad deportiva en periodo de gestación, ya que proporciona un buen estado de salud para la mujer. Además, actualmente existen numerosos establecimientos que ayudan a que la mujer encinta no deje de realizar deporte y otras actividades beneficiosas para su salud y la del bebé. Así, la nueva tienda Belibe, antes llamada Ortopedia Plus, permite encontrar una gran variedad de productos de deporte y rehabilitaciónproductos de parafarmacia, puericultura, ortopedia, fisioterapia y rehabilitación, así como material deportivo como pelotas blandas y bloques de goma espuma para yoga.

La tienda online Belibe permite que las embarazadas puedan realizar ejercicios deportivos aptos para ellas, como yoga, Pilates y otros ejercicios aeróbicos sin ningún miedo y problema, ya que se pueden adquirir muchos artículos deportivos que permitan estos ejercicios sin necesidad de moverse de casa. Además, en caso de pequeñas lesiones o con el fin de que la actividad a realizar no suponga un gran esfuerzo físico, están disponibles productos como geles, sprays para pequeñas contracturas, parches térmicos, cremas calmantes, etc.

Estos días en Belibe están de rebajas y cuentan con una gran variedad de productos con descuentos aplicados. Además, es posible financiar cualquier tipo de compra de forma sencilla con el fin de que se puedan adquirir los productos necesarios en el momento que se desea y pagarlos en cómodas cuotas o cuando se disponga del dinero para ello. Los pedidos se reciben al día siguiente de la compra y los envíos son totalmente gratis en comprar superiores a 20 euros.

Los principales síntomas y signos del embarazo

Pinchazos, hormigueo en los pezones

Como las hormonas del embarazo incrementan el suministro de sangre a tus pechos, puedes sentir una sensación de hormigueo alrededor de tus pezones.

Este puede ser uno de los primeros síntomas de embarazo, y algunas veces es notorio dentro de una semana o poco más de la concepción. Una vez que tu cuerpo se acostumbra al aumento de la hormona, esta sensación disminuirá

Manchas y calambres

No es poco común tener algunas machas en el momento en que generalmente tienes tu periodo. Puedes notar una mancha ligeramente rosada o marrón en tus panties, o cuando orinas, o sientes un ligero calambre.

Los expertos no están muy seguros de por qué esto sucede al principio del embarazo. Se piensa que puede ser causado por el huevo fertilizado implantado en tu útero, o porque las hormonas que controlan tu periodo están pateando.

Si tienes algún sangrado que parece inusual, visita a tu doctor para estar del lado seguro.

Sentirte enferma

Si tienes suerte, te escaparás de las náuseas completamente. Sin embargo, el malestar mañanero es un síntoma común de principios del embarazo. Con frecuencia comienza cuando tienes aproximadamente seis semanas de embarazo, aunque puede comenzar más temprano en la cuarta semanas.

Puedes sentirte enferma y mareada, o incluso vomitar. A pesar del nombre, el malestar mañanero puede afectarte en cualquier momento del día, o la noche.

Pechos sensibles e hinchados

Una vez que tienes unos seis meses de embarazo, tus pechos se pueden volver increíblemente sensibles. Es similar a cómo se sienten antes de tener tu periodo, pero más intenso.

Puedes notar que tus pechos están más grandes e hinchados, con venas visibles por encima de la piel. La sensibilidad tiende a ser más común en el primer trimestre, aliviándose a medida que el embarazo progresa.

Sentirse cansada

¿Cansada?  Puedes encontrarte buceando en tu edredón mientras tu cuerpo se pone en marcha para apoyar a tu bebé, justo desde las primeras etapas del embarazo. Debes culpar a las hormonas del embarazo en tu cuerpo, ya que ellas pueden hacerte sentir cansada, molesta y emocional.

Aunque la fatiga no es un síntoma infalible por sí mismo, es común en el embarazo. Puedes sentir que ese cansancio aparece en la mayor parte de tu primer trimestre y del tercer trimestre.

Necesidad de orinar frecuentemente

A partir de la sexta semana de embarazo aproximadamente puedes notar que estás orinando más frecuentemente.

Esto se debe a una combinación de hormonas de embarazo, un volumen más grande de sangre en tu sistema, y tus riñones trabajando más duro.

Si sientes dolor o una sensación de ardor cuando orinas, sin embargo, puedes tener una infección en el tracto urinario (ITU). Visita al doctor si piensas que puedes tener una ITU.

Pezones más oscuros

Los cambios en la piel son comunes durante el embarazo. Uno de los primeros cambios que puedes notar es que el círculo de piel alrededor de tus pezones (aureolas) se vuelven más oscuras. Esto puede suceder aproximadamente a las ocho semanas.

También puedes encontrar que los bultos alrededor de tus pezones se vuelven más pronunciados, y tus pezones están más erguidos. Tu vulva y tu vagina también pueden cambiar a un color rojo purpúreo más profundo, aunque probablemente no notes esto!

Antojos de comida y sentido del olfato alterado

Los antojos de comida pueden ser un síntoma de embarazo. Es más probable que ciertos sabores se apaguen al principio, sin embargo, posiblemente incluso antes de la ausencia de tu periodo.

Puedes notar un sabor metálico en tu boca, o encontrar que no te puedes enfrentar a tu café de la mañana o la comida que normalmente te gusta, como los huevos.

Tu sentido del olfato también puede cambiar, y te puedes hacer más sensible a los olores de los alimentos y comidas.

Menstruación ausente

Si generalmente eres muy regular, y tu periodo no comienza a tiempo, probablemente tomes una prueba de embarazo antes de notar cualquier otro síntoma. La ausencia del periodo es uno de los síntomas más seguros de embarazo.

Pero si tu periodo es generalmente irregular, o pierdes la cuenta de cuándo debe ser tu próximo periodo, puede que no te des cuenta que tu periodo está retrasado. En este caso, los pechos sensibles, sentirte mareada y hacer viajes extra al excusado pueden ser las primeras pistas de que estás embarazada.

Ser madre por fecundación in vitro: ¿dónde es más económico?

México ofrece tratamientos para la infertilidad hasta 30% y 50% más económicos que otros países. 

En la actualidad, según la Organización Nacional de la Salud, casi 80 millones de parejas en el mundo sufren de infertilidad. En México afecta al 17% de las parejas, según información otorgada por la firma investigadora de salud Ipsos Healhcare. Se considera que existe infertilidad cuando la pareja tiene relaciones sexuales sin protección por un año sin lograr la fecundación, a raíz de ello la pareja debe visitar un especialista a fin de ser impuesto con un tratamiento de reproducción asistida que puede variar desde tratamiento médico, donación de óvulos o esperma e incluso inseminación artificial o tratamiento invitro, dependiendo de las necesidades de cada caso.

En México, las personas que buscan someterse a este tipo de tratamiento pueden encontrar una solución más económica hasta un 30% y 50% que en otros países, como Estados Unidos. Entre las ventajas de este país para los tratamientos de fertilidad, están los bajos costos, la variedad de métodos a utilizar, y el hecho que a pesar de ser un mercado cada vez más creciente, son pocas las clínicas que atienden estos casos especializados, entre ellas solo encontramos cuatro farmacéuticas y 75 clínicas certificadas, según lo establecido por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

No obstante, a pesar de haber pocas clínicas y mucha demanda, este tipo de instalaciones tiene una lista de espera muy corta, lo cual es otra gran ventaja, y la probabilidad de embarazo después de tres años de terapia está ubicada entre 94% para las mujeres y 77% en los hombres. Se calcula que el tercer puesto de turismo médico en México es para los problemas de fertilidad, y el costo total de su tratamiento está dividido en un 30% referido a los medicamentos, 30% para los procedimientos clínicos y un 10% destinado para los honorarios médicos.

Un ejemplo de una clínica de fertilidad del país, son las clínicas IVI México, (Instituto Valenciano de Infertilidad), que abrió sus puertas en América en el año 2002, en esta ciudad, y fue el primero en su expansión de América Latina. Es el único centro del país que realiza todos los tratamientos existentes de reproducción asistida, sus instalaciones están dotadas con la más avanzada tecnología y calidad profesional, también es la clínica que posee las mejores tasas de gestación del país.

 

Calcular los mejores días fértiles de una mujer

Si estás pensando en ampliar la familia, es importante que entiendas que hay días del ciclo menstrual que ofrecen las mejores probabilidades de concepción. Estos días fértiles son distintos para cada mujer, y si tienes un ciclo irregular, puede ser especialmente difícil señalar el día de la ovulación. Sin embargo, hay varios métodos que puedo utilizar para ayudar a determinar el mejor día para tratar de concebir.

Explicación de la ventana fértil

Para cada mujer que ovula, hay una ventana fértil en su ciclo. Esto se refiere a la mejor época para intentar concebir en un mes determinado. Esta ventana es de unos seis días de duración.

embarazo

¿Porque sólo seis días?

Cuando un hombre eyacula y libera el semen, los espermatozoides de ese esperma tienen una vida relativamente larga. Los espermatozoides pueden vivir fuera del cuerpo del hombre por un periodo de entre tres y cinco días. Lo que significa que si el esperma entra en el cuerpo de la mujer cinco días antes de la ovulación, todavía pueden ser capaces de fertilizar óvulos.

Los óvulos tan sólo viven de 12:00 a 24:00 horas después de que sean liberados de los ovarios. Asumiendo que el óvulo vivirá durante un día y el esperma de su pareja vivirá durante cinco días, esto te da un máximo de seis días fértiles en los que se puede concebir.

Cómo calcular los mejores días fértiles de la mujer

Lo ideal es que tengas relaciones sexuales desde los cinco días antes de ovular y continuando un día después de la ovulación, cubriendo la ventana fértil de seis días. Sin embargo, la localización de esa ventana no es fácil. Si tienes periodos irregulares predecir la ovulación puede ser muy difícil, incluso si sus periodos son regulares, puede que no ovules el mismo día de cada ciclo.

Muchas estrategias se han desarrollado para ayudar a las mujeres a predecir la ovulación cuando está a punto de ocurrir. Saber cuándo vas a ovular antes de que suceda es crucial, ya que después de la ovulación, puede que sea un poco tarde para concebir.

También puedes recurrir a la calculadora de días fértiles pulsando en ese enlace para guiarte.

Cambios físicos

El cuerpo de una mujer experimenta cambios naturales justo antes de la ovulación. Puedes notar secreciones vaginales resbaladizas y sin color antes de que el óvulo entre en el útero. Las secreciones desaparecen o pueden llegar a ser espesas y turbias después de producirse la ovulación.

Algunas mujeres pueden notar una pequeña cantidad de cólicos cuando se libera el óvulo.

Temperatura basal del cuerpo

Un ligero aumento de la temperatura basal de nuestro cuerpo puede indicar que estás ovulando. Puedes tomarte la temperatura a primera hora de la mañana y grabar esa temperatura cada día y detectar cuando cambia la temperatura. Este cambio puede indicar que estás ovulando.

No esperes a los mejores días

Si realmente quieres tener un bebé, no esperes a la ventana fértil para comenzar a tener relaciones sexuales. Si tienes relaciones sexuales cada dos días durante todo el mes, seguro vas a coincidir con la ventana fértil y maximizar sus posibilidades de concepción. Si te obsesionas con el calendario de ovulación, que puede cambiar de un ciclo otro, puedes perder tu oportunidad ese mes.

Recuerda que si estás teniendo problemas para concebir, debes hablar con un médico. Si eres menor de 35 años y tiene relaciones sexuales con regularidad durante un año sin concebir, puede que estés luchando contra la infertilidad. Si tienes 35 años o más, consulta un médico después de seis meses de intentar concebir.

Maximizar las probabilidades

La comprensión de la ventana fértil te puede dar una ventaja a la hora de tratar de concebir, pero es importante tener relaciones sexuales con regularidad durante todo el mes para maximizar las probabilidades. Mientras no pierdas la ventana fértil en su totalidad, es posible que ese mes amplíes tu familia.