Descubre estos 13 beneficios del ajo para nuestra salud.

0
1087

El ajo es muy fuerte y amargo pero añade un increíble sabor a nuestras comidas. Cualquier descripción del ajo es incompleta sin mencionar sus valores medicinales. El ajo es una hierba milagrosa que ha sido utilizado desde tiempos inmemorables para prevenir o tratar distintas enfermedades.

El ajo contiene una gran variedad de potentes compuestos que contienen sulfuro, y es por ello su característico olor. La alicina, es el compuesto principal, y se sabe que tiene fuertes propiedades anti bacterianas, antivirales, anti hongos y antioxidantes. Los beneficios de la alicina se consiguen cuando el ajo esta picado y se deja reposar durante un tiempo. El ajo también es una fuente de selenio. Los compuestos del ajo tienen también un efecto sobre el sistema circulatorio, digestivo e inmunológico del cuerpo, además ayuda a bajar la presión arterial, sanarnos, etcétera.

ajos

Estos son los principales beneficios del ajo para la salud.

Antibacteriano y antiviral.

El ajo es muy conocido por sus propiedades anti bacterianas y antivirales. Ayuda a mantener bacterias, virus, hongos y levaduras a raya. El ajo también desempeña un papel importante a la hora de eliminar bacterias como la salmonella, la E. coli y enteritidis,etc.

Tratar infecciones de la piel.

El ajoeno que se encuentran el ajo ayuda tratar infecciones de la piel por hongos como la tiña y el pie de atleta.

Propiedades anticoagulantes.

El ajo tiene propiedades anticoagulantes y previenen de su formación en el cuerpo. Hay que tener en cuenta, que puede aumentar el riesgo de sangrado después de la cirugía.

Reduce la presión arterial.

La angiotensina ii es una proteína que ayuda a que nuestros vasos sanguíneos se contraigan y aumenta la presión arterial. La alicina bloquea la actividad de la angiotensina ii y ayuda a reducir la presión arterial. Los polisulfuros que se encuentran presentes en el ajo se transforma en un gas llamado sulfuro de hidrógeno por los glóbulos rojos. El sulfuro de hidrógeno dilata nuestros vasos sanguíneos y ayudan a controlar la presión arterial.

Protege nuestro corazón.

El ajo protege nuestro corazón contra los problemas cardiovasculares y la arterosclerosis. Con la edad las arterias pierden su capacidad de estirarse. El ajo ayuda a impedir esto y además protege el corazón de los efectos dañinos de los radicales libres. Los compuestos sulfúricos del ajo impiden que nuestros vasos sanguíneos se obstruyen y retrasan el desarrollo de la arterosclerosis.

Reduce el colesterol.

El ajo también ayuda a disminuir los triglicéridos y a reducir la formación de placa arterial.

Combate las alergias.

El ajo tiene propiedades antiinflamatorias. El ajo puede ayudar a los enfermos con rinitis alérgica, ya que ayuda con la inflamación de las vías respiratorias. También podemos utilizar ajo machacado para detener el picor debido a las picaduras de insectos.

Remedio para problemas respiratorios.

Las propiedades anti bacterianas del ajo ayuda en el tratamiento de las irritaciones de garganta. Puede prevenir resfriados y reduce la gravedad de infecciones del tracto respiratorio superior. También es muy beneficioso para personas que sufren de asma o tienen dificultades respiratorias. Además al ser durante es muy efectivo con la bronquitis.

Eficaz contra las verrugas.

La ingesta diaria de ajo disminuye el riesgo de cáncer. Esta propiedades de vida a los sulfuros de alilo que se encuentran en el ajo. El consumo de ajo se ha asociado con una menor probabilidad de tener cáncer de mama, ya que tiene un compuesto que inhibe la transformación de células cancerígenas.

Ayuda a absorber mejor el hierro.

La ferroportina es una proteína que ayuda a que absorvamos mejor el hierro. Los sulfuros dialílicos del ajo aumenta la producción de ferroportina y ayudarán metabolizar mejor el hierro.

Dolores de muelas.

Si tenemos un diente afectado y con dolor podemos machacar un diente de ajo y aplicarlo en la zona afectada, ya que ayuda a aliviar los dolores de muelas, debido a sus propiedades anti bacterianas y analgésicas. Pero hay que tener en cuenta que puede irritar las encías.

NO COMMENTS