Los beneficios de la leche de almendras para la salud.

La leche de almendras contienen más nutrientes que otras alternativas a los productos lácteos tales como la leche de arroz. Los beneficios para nuestra salud que nos ofrece el aceite de almendras son los mismos que los productos lácteos. Es una gran alternativa para aquellas personas que tengan alergia a la lactosa.

la leche de almendras

Promueve la salud del corazón

La leche de almendra no contiene colesterol y tan sólo tiene 5 mg de sodio cada porción. El consumo de alimentos bajos en sodio y colesterol nos ayudan a que tengamos una buena salud cardíaca y una presión sanguínea normal.

Además de no tener colesterol malo puede aumentar los niveles de colesterol bueno. La leche de almendras contiene 150 mg de potasio por porción. Este mineral funciona promoviendo la presión arterial saludable.

Nos ayuda a tener huesos más fuertes

La leche de almendras contiene el 30% de la dosis diaria recomendada de calcio y un 25% de la dosis de vitamina D. Estos nutrientes trabajan juntos para construir huesos fuertes.

La vitamina B también ayudan a mejorar la inmunidad y la función celular. Hay estudios que demuestran que la vitamina D ayuda a disminuir la posibilidad de osteoporosis. Además de esto, el magnesio que se encuentra en la leche de almendras ayuda a absorber más calcio.

Es buena para nuestros ojos

Los niveles de vitamina A que se encuentran en la leche de almendras ayudan que nuestros ojos funcionen correctamente. La vitamina A influye directamente en la capacidad de nuestra vista para que se ajuste a la luz.

No contiene lactosa

Hay multitud de personas que son intolerantes a la lactosa, lo que significa que tienen dificultad para digerir la azúcar de la leche de vaca. Esto convierte a la leche de almendras en un sustituto perfecto sin lactosa.

Nos ayuda a proteger nuestra piel

Cada porción de leche de almendras contiene un 50% del valor diario recomendado de vitamina E. Este nutriente contiene unas capacidades antioxidantes potentes y ayudan a regular el uso y disponibilidad de vitamina A. La vitamina E actúa regulando la salud general de nuestra piel.

Ayuda a controlar el peso

Una taza de leche de almendras tan sólo contiene 60 calorías, si la comparamos a las 126 calorías que se encuentran en la leche entera, se convierte en un gran sustituto de la leche de vaca y que nos ayudará a perder o mantener nuestro peso actual.