Las bebidas energéticas deberían ser consumidas con moderación.

0
628

bebidas energéticas

Una presión sanguínea alta frecuentemente es llamada asesino silencioso ya que muchas veces no ofrece ningún tipo de síntoma, pero va dañando nuestro cuerpo. Por lo tanto es de vital importancia tener cuidado de nuestra presión sanguínea. La clínica Mayo, informó el 13 de marzo de 2015, que beber bebidas energéticas puede elevar su nivel de presión sanguínea. Esta subida de presión sanguínea puede ser incluso más dramática en aquellas personas que no estén acostumbradas a la cafeína.

La clínica Mayo también observó que los adultos jóvenes que no consumen cafeína a diario experimentan una mayor probabilidad de aumentar la presión arterial en reposo después de haber bebido una bebida energética, en comparación con una bebida placebo. Esto ha planteado la preocupación acerca del consumo de bebidas energéticas y que puede elevar el riesgo de tener problemas cardíacos.

En este estudio los participantes experimentaron un marcado aumento en su presión arterial después de haber bebido la bebida energética. Las personas que no consumen generalmente mucha cafeína tuvieron la mayor subida de presión sanguínea debido a la bebida energética.

En WebMD se informa que las bebidas energéticas pueden forzar nuestro corazón. Esta tensión en nuestro corazón, hace que se contraiga más rápidamente de lo habitual. Por lo tanto, existe la preocupación de que las bebidas energéticas puedan ser peligrosas para el corazón.

El consumo de bebidas energéticas es muy generalizado y ha ido en aumento, sobre todo entre los más jóvenes. Hay preocupaciones bastante grandes acerca de los efectos potenciales negativos de las bebidas energéticas en la presión sanguínea y las funciones cardiacas, sobre todo en esas personas que no están acostumbradas a la cafeína. Por lo tanto es muy recomendable beber bebidas energéticas con moderación, ya que el consumo excesivo puede llevarse a problemas graves de salud a la larga.