Te contamos por qué deberías dejar de tomar azúcar.

0
1084

azúcar es mala

Si tienes intención es seguir consumiendo azúcar, tienes que ser consciente de los riesgos que tu salud se expone por consumir azúcar. Hay muchas personas que no imaginarían como puede ser su vida sin los dulces.

En este artículo te vamos a explicar por qué razón deberías dejar de consumir azúcar a diario.

El azúcar no es comida.

El azúcar representa calorías de bajo valor nutricional y que hace que nuestro cuerpo utilice vitaminas y otros órganos durante el momento de procesarlo

Nos pone nerviosos.

El azúcar nos pone nerviosos, esto provoca que nos de ansiedad y puede llevar a males tan importantes como la depresión o la esquizofrenia, ya que los niveles de insulina y adrenalina aumentan.

Provoca diabetes y enfermedades cardíacas.

Como todos sabéis el azúcar es una causa principal de diabetes, enfermedades cardíacas e incluso daña al riñón, ya que impide la función normal del páncreas.

Daños a nuestros clientes.

¿A quien no se le ha picado una muela con caries por exceso de caramelos? Pues este es otro también de los conocidos problemas que el azúcar acarrea, alimenta la caries y llevaremos a no tener una correcta higiene bucal.

Destruye el sistema inmune.

Ataca a nuestro sistema inmune, debilitando nuestro cuerpo e impidiendo que se defienda de las enfermedades.

Crea arrugas.

El azúcar es uno de los principales destructores del colágeno, cuando esto sucede van apareciendo las arrugas.

Puede causar desequilibrios hormonales.

Puede aumentar el estrógeno en los hombres y empeorar el síndrome premenstrual de las mujeres.

Así que nuestro Consejo es que si puedes quitar la mayor parte de azúcar de tu dieta lo hagas. Puedes eliminar los dulces y sustituir el azúcar del café por edulcorante tan natural como la Stevia, tus dientes, corazón, páncreas y cintura te lo agradecerán.

Si tienes que optar para endulzar y no te gustan los edulcorantes mejor utilizar azúcar moreno.

A veces el azúcar viene oculto con otros nombres, tales como la glucosa, sacarosa, dextrosa, lactosa, fructosa, etcétera.

Y no olvides que las mejores fuentes de azúcar son las frutas, verduras y cereales.