La artritis, tratamientos, tipos, síntomas y causas.

¿Qué es la artritis?

Muchas personas comienzan a sentir dolor y endurecimiento en sus cuerpos con el pasar del tiempo. A veces, sus manos, rodillas u hombros pueden doler y se les dificulta moverlos. Estos pueden, además, hincharse. Estas personas pueden tener artritis. La artritis puede ser causada por una inflamación del tejido que cubre las articulaciones. Algunos signos de la inflamación incluyen enrojecimiento, calor, dolor e hinchazón. Estos problemas te dicen que algo está mal.

Las articulaciones son lugares en donde dos huesos se encuentran, como puede ser el codo o la rodilla. Con el pasar del tiempo, en algunos tipos de artritis pero no en todas, las articulaciones que están involucradas pueden dañarse en gran medida.

Existen diferentes tipos de artritis. En algunas enfermedades en donde hay artritis, otros órganos, como los ojos, el pecho o la piel, también pueden afectarse. Algunas personas pueden preocuparse pensando que tener artritis significa no poder trabajar o cuidar a sus niños y su familia. Otros piensan que a las cosas como la artritis solo debes aceptarlas.

Es cierto que la artritis puede ser dolorosa. Pero hay cosas que puedes hacer para sentirte mejor. Este panfleto te dará algunos hechos sobre la artritis, como así también algunas ideas sobre qué hacer, así puedes seguir haciendo muchas de las cosas que disfrutas.
¿Cuáles son los tipos de artritis?

artritis

Hay muchos tipos de artritis. Los dos más comunes son la osteoartritis y la artritis reumatoide

La osteoartritis es el tipo más común de artritis. Esta enfermedad normalmente viene con la edad y frecuentemente afecta los dedos, rodillas y caderas. A veces la osteoartritis le sigue a un daño en la articulación. Por ejemplo, una persona joven puede lastimar mucho su rodilla jugando al futbol. O alguien puede caerse o lastimarse en un accidente de auto. Luego, años después de que la rodilla del individuo ha en apariencia curado, puede comenzar a padecer artritis en su rodilla.
La artritis reumatoide aparece cuando el propio sistema de defensa del cuerpo no funciona como es debido. Afecta las articulaciones y los huesos (usualmente las manos y los pies) y puede también afectar órganos internos y sistemas. Puedes sentirte enfermo o cansado y puedes llegar a tener fiebre.

Otro tipo común de artritis, la gota, es causado por cristales acumulados en las articulaciones. Usualmente afecta el dedo gordo del pie, pero otras articulaciones pueden ser afectadas también.

La artritis puede verse en muchas otras enfermedades. Estas incluyen:

• Lupus: en donde las defensas del cuerpo pueden dañar las articulaciones, el corazón, la piel, los riñones y otros órganos.
• Una infección que llega a la articulación y destruye el tejido amortiguador que se encuentra entre los huesos.

¿Tengo artritis?

El dolor es la forma en la que tu cuerpo te dice que algo no está andando bien. La mayoría de los tipos de artritis causan dolor en las articulaciones. Puedes llegar a tener problemas para movilizarte. Algunos tipos de artritis pueden afectar diferentes partes del cuerpo. Además, en conjunto con el dolor en tus articulaciones, puedes tener:

• Fiebre
• Perder peso
• Tener problemas para respirar
• Tener un sarpullido o picazón

Estos síntomas también pueden ser signos de otras enfermedades.

¿Qué puedo hacer?

Ve a ver a un doctor. Muchas personas usan hierbas o medicinas que puedes comprar sin receta para controlar el dolor. Deberías decirle a tu doctor si haces esto. Solo un doctor puede decirte si tienes artritis o un padecimiento relacionado y qué hacer para mejorar. Es importante que no esperes.

Deberás decirle a tu doctor cómo te sientes y dónde te duele. El doctor te examinará y puede llegar a tomar radiografías de tus huesos y articulaciones. Las radiografías no duelen y no son peligrosas. También puede ser que tengas que dar un poco de sangre para pruebas que puedan ayudar a tu doctor a determinar qué tipo de artritis tienes.

¿Cómo puede ayudar el doctor?

Luego que el doctor sepa qué tipo de artritis tienes, él o ella te hablará sobre la mejor manera de tratarlo. El doctor puede darte una receta para una medicina que te ayude con el dolor, el endurecimiento y la inflamación. Las obras sociales o la asistencia pública pueden ayudarte a pagar la medicina, visitas al doctor, estudios y rayos x.
¿Cómo debería tomar la medicina para la artritis?

Antes de irte del consultorio de tu doctor, asegúrate de preguntarle cual es la mejor manera para tomar la medicina recetada. Por ejemplo, puede ser que debas tomar algunas medicinas con leche o que tengas que comer algo justo antes de tomarlas, para asegurarte de que no afecten tu estómago.

También deberías preguntar qué tan seguido tomar la medicina o poner la crema en los lugares afectados. Las cremas pueden hacer que tu piel y articulaciones se sientan mejor. De todas maneras, a veces pueden irritar tu piel o iniciar un sarpullido. Si esto pasa, llama a tu doctor.
¿Y si todavía duele?

Tal vez sigas sintiendo dolor cada tanto luego de tomar la medicina. Aquí hay algunas cosas que puedes intentar:

• Toma una ducha caliente
• Haz algunos ejercicios de estiramiento
• Pon una compresa de hielo en el lugar dolorido
• Descansa la articulación dolorida
Si todavía sientes dolor luego de tomar tu medicina correctamente y hacer una o más de las cosas enumeradas aquí, llama a tu doctor. Otro tipo de medicina puede ser mejor para ti. Algunas personas también pueden beneficiarse de cirugías tal y como el reemplazo de articulaciones.
¡Puedes sentirte mejor!

La artritis puede dañar tus articulaciones, órganos internos y piel. Hay cosas que puedes hacer para evitar que el daño empeore. También pueden hacer que te sientas mejor.

• Intenta mantener tu peso controlado. El sobrepeso puede hacer que tus rodillas y caderas duelan.
• Haz ejercicio. Mover todas tus articulaciones te ayudará. Un doctor o una enfermera pueden mostrarte cómo moverte con más facilidad. Salir a caminar diariamente también ayuda.
• Toma las medicinas cómo y cuándo debes hacerlo. Ellas pueden ayudar a reducir el dolor y endurecimiento.
• Date una ducha caliente cada mañana.
• Visita a tu doctor con regularidad.
• Busca información que pueda ayudarte.

¿Qué es el lupus?

El Lupus es una enfermedad difícil de detectar. Pueden pasar meses o incluso años para obtener un diagnostico adecuado.

Esto se debe a que los síntomas del Lupus imitan los de muchas otras condiciones, incluyendo la enfermedad de tiroides, artritis reumatoide e incluso el resfriado común.

Para la mayoría de la gente, el lupus es una enfermedad leve que afecta pocos órganos. Para otros, puede causar problemas serios e incluso problemas que amenazan la vida. Por difícil que sea determinar si alguien tiene lupus, ha resultado incluso más difícil encontrar una cura.

Actualmente, se estima que entre 500.000 y 1.5 millones de americanos sufren de lupus, con más de 16.000 americanos desarrollando la enfermedad cada año.

lupus

¿Así que, que es el lupus?  El lupus es un desorden crónico autoinmune que afecta la piel, las articulaciones, la sangre y los riñones. Un sistema inmunológico totalmente funcional hace proteínas para proteger el cuerpo humano contra virus, bacterias, y otros materiales externos. Sin embargo, hay esperanza para aquellos que sufren de lupus.  Recientemente, el éxito de taquillas, belimumab (Benlysta) ha mercadeado la primera nueva droga para combatir el lupus en más de medio siglo – abordando los síntomas del lupus (sin embargo, sin curar la condición). La droga no es efectiva en todos los que sufren de lupus, y aquellos que están siendo tratados deben ser cuidadosamente monitoreados por otras enfermedades debido a la acción inmuno-represiva de belimumab.

Cuando alguien tiene lupus significa que el sistema inmunológico de la persona no puede notar la diferencia entre la sustancia externa y sus propias células y tejidos. Cuando esto sucede, el sistema inmunológico crea anticuerpos dirigidos contra sí mismos. Estos anticuerpos, llamados “auto anti-cuerpos” reaccionan con los propios antígenos para formar complejos inmunes. Los complejos inmunes se acumulan en los tejidos y pueden causar rigidez en las articulaciones e hinchazón, lesiones a los tejidos y en ocasiones, dolor severo.

¿Quién contrae lupus? Los científicos creen que ess un vínculo genético en las familias en pro de la enfermedad pero es conocido que los factores ambientales también juegan un papel crítico en activar el lupus. Algunos de los factores que pueden activar los síntomas son: infecciones, ciertos antibióticos, luces ultravioletas, estrés extremo y hormonas.

Aun no esta claro porque el lupus ocurre más frecuentemente entre mujeres adultas que entre hombres. El Lupus es con frecuencia llamado una “enfermedad de mujeres” a pesar de que muchos hombres se ven afectados. El lupus no discrimina y puede ocurrir a cualquier edad. Los síntomas de la enfermedad son los mismos en hombres y mujeres.

Hay tres tipos de lupus: discoide, sistémico e inducidos por farmacéuticos. El lupus discoide (cutáneo) se limita siempre a la piel. Es identificable por un sarpullido que puede aparecer en la cara, cuello, y el cuero cabelludo. Este sarpullido aparece usualmente en la forma única de una mariposa. En algunas personas el lupus discoide progresa hacia lupus sistémico.

Al hablar sobre la enfermedad, el lupus sistémico es el que se menciona con más frecuencia. El lupus sistémico en usualmente más severo que el lupus discoide. En ocasiones solo las articulaciones y la piel estarán involucradas. Para otros, las articulaciones, los pulmones, los riñones, la sangre u otros órganos pueden verse afectados. Ya que los sistemas inmunológicos de todos son diferentes, difícilmente se encontrará dos personas con lupus sistémico que tengan los mismos síntomas.

Además, con el lupus sistémico, puede haber periodos de tiempo en los cuales un número mínimo o absoluto de síntomas son evidentes y otras veces en las que el dolor y la incomodidad se vuelven más intensas y frecuentes.

¿Que ocasiona un ataque de lupus? En algunos pacientes, la exposición al sol causa el desarrollo repentino de un sarpullido y otros síntomas. En otros, una infección tan simple como un refriado puede actuar como un disparador. Aun en otros casos, una droga tomada para una enfermedad produce síntomas señaladores.

A veces, los primeros síntomas y señales se desarrollan durante el embarazo o poco después del parto. Hay mucha gente que no puede recordar ningún factor específico. Parece que los disparadores pueden no estar en absoluto relacionados para el mismo caso de lupus, lo cual hace que sea difícil para la persona determinar la causa del brote.

Puede haber también veces en las que alguien que haya sido diagnosticado con lupus no muestre señales o síntomas en absoluto. Estos periodos de remisión son una bendición, pero con frecuencia duran poco. Los pacientes de lupus saben que no hay cura así que no necesariamente será algo que se debilite. Aunque los brotes son inevitables, mientras más rápido sean detectados, más fácilmente pueden ser tratados.

Así que hasta que una cura sea descubierta, ¿de qué otra forma se puede tratar el lupus? Para la mayoría de la gente con lupus, un tratamiento efectivo puede minimizar los síntomas, reducir la hinchazón dolorosa, y mantener las funciones corporales normales. Los medicamentos de venta libre y medicaciones con esteroides pueden reducir el dolor en las articulaciones y la hinchazón, y medidas preventivas como quedarse fuera del sol pueden reducir el riesgo de brotes. Una variedad de otros medicamentos de lupus son prescritos con frecuencia para la gente con lupus dependiendo de la gravedad del caso individual y cuales órganos esten involucrados.

Si el lupus es tratado a tiempo, las posibilidades del paciente de sobrevivir aumentan por reducir el tiempo pasado con altas dosis de drogas y disminuir el daño permanente de tejido u órganos. Una de las cosas más importantes que puede hacer una persona que ha sido diagnosticada con lupus es encontrar un grupo de apoyo de lupus.

Con un mejor entendimiento de la enfermedad y el desarrollo de nuevas drogas para combatirlo, el pronóstico del lupus es hoy mejor de lo que nunca antes fue.

La diabetes tipo 2, sus síntomas, causas y tratamiento.

 

La diabetes Tipo 2 es una enfermedad de por vida (crónica) en donde se presentan altos niveles de azúcar (glucosa) en la sangre. La diabetes de Tipo 2 es la forma más común de Diabetes.

Causas

La insulina es una hormona producida en el páncreas por células especiales, llamadas células beta. El páncreas se encuentra detrás del estómago. La insulina se requiere para mover el azúcar en la sangre (glucosa) hacia el interior de las células. Allí se guarda y es luego usado para generar energía.

Cuando tienes diabetes de tipo 2, tu grasa, hígado y células musculares no responden correctamente a la insulina. Esto es llamado resistencia a la insulina. Como resultado, el azúcar en la sangre no llega a estas células como reserva de energía.

Cuando el azúcar no puede llegar a las células, la cantidad de azúcar en sangre aumenta a altos niveles. Esto es llamado hiperglicemia.

La diabetes tipo 2 normalmente se va dando lentamente a lo largo del tiempo. La mayoría de las personas con esta enfermedad tienen sobrepeso cuando son diagnosticadas. Los altos niveles de grasa le dificultan a tu cuerpo el uso correcto de la insulina.

La diabetes tipo 2 también puede desarrollarse en personas delgadas. Esto es más común en los ancianos.

La historia familiar y los genes tienen un rol importante en la diabetes tipo 2. Los bajos niveles de actividad, mala dieta y sobrepeso en el área de la cintura aumentan tus probabilidades de padecer esta enfermedad.

diabetes tipo 2

Síntomas

Las personas con diabetes tipo 2 normalmente no tienen síntomas al  comienzo. Pueden no presentar síntomas por muchos años.

Los primeros síntomas de la diabetes pueden incluir:

  • Infecciones en la vejiga, riñones, piel u otras infecciones que se presenten de manera frecuente y sanen lentamente
  • Fatiga
  • Hambre
  • Aumento de la sed
  • Aumento en la micción

El primer síntoma también puede ser:

  • Visión borrosa
  • Disfunción eréctil
  • Dolor o adormecimiento en los pies o manos

Pruebas y Estudios

Tu médico puede sospechar que tienes diabetes si tu cantidad de azúcar en sangre es mayor a 200 mg / dL. Para confirmar el diagnóstico, uno o más de los siguientes estudios deben realizarse:

Estudios de sangre para diabetes:

  • Cantidad de glucosa en sangre en ayuno – la diabetes se diagnostica si esta es más alta que 126 mg /dL dos veces
  • Estudio de hemoglobina A1C – Diabetes: 6.5% o más alto
  • Estudio de tolerancia oral a la glucosa – la diabetes se diagnostica si la cantidad de glucosa es más alta que 200 mg /dL dos horas después de tomar una bebida azucarada especial

El screening de diabetes es recomendado para:

  • Niños con sobrepeso que tienen otros factores de riesgos de diabetes, comenzando a la edad de 10 años y repitiéndose los mismos cada dos años
  • Adultos con sobrepeso (Índice de Masa Corporal mayor a 25) quienes tengan otros factores de riesgo
  • Adultos mayores a 45 años cada tres años

Si has sido diagnosticado con diabetes de tipo 2, debes trabajar en conjunto con tu médico. Probablemente requieras ver a tu médico cada 3 meses. En estas visitas, puedes esperar que tu médico haga lo siguiente:

  • Revise tu presión sanguínea
  • Revise la piel y huesos de tus pies y piernas
  • Revise si tus pies se adormecen
  • Revise la parte trasera del ojo con un instrumento lumínico especial

Los siguientes estudios te ayudarán a ti y a tu doctor a monitorear tu diabetes y prevenir problemas:

  • Revisa tu presión sanguínea por lo menos una vez por año (debes apuntar a tener una presión sanguínea de 140/80 mm /Hg o menos)
  • Hazte un estudio de A1C (hemoglobina A1C) cada seis meses si tu diabetes está bien controlada; si no lo está, cada tres meses.
  • Hazte revisiones de colesterol y triglicéridos cada año (intenta tener niveles de LDL debajo de los 70 – 100 mg / dL).
  • Hazte estudios anuales para asegurarte de que tus riñones estén funcionando bien (microalbuminuria y creatinina en suero)
  • Visita a tu oftalmólogo por lo menos una vez al año, o más frecuentemente si tienes signos de enfermedad ocular diabética.
  • Visita al dentista cada seis meses para obtener estudios y limpieza dental profunda. Asegúrate que tu dentista e higienista dental sepan que tienes diabetes.

Tratamiento

La meta del tratamiento en un principio es bajar los altos niveles de glucosa en sangre. Las metas a largo plazo son prevenir problemas causados por la diabetes.

La mejor manera de tratar y manejar la diabetes de tipo 2 es a través de la actividad y nutrición.

APRENDE ESTAS HABILIDADES

Aprender las habilidades para manejar la diabetes te ayudará a poder vivir bien con la enfermedad. Estas habilidades ayudan a prevenir problemas de salud y la necesidad de cuidado médico. Las habilidades incluyen:

  • Cómo medir y registrar tu glucosa en sangre
  • Qué comer y cuándo
  • Cómo tomar medicaciones, si estas son necesarias
  • Cómo reconocer y manejar el nivel de azúcar en sangre alto y bajo
  • Cómo manejar los días en los que te encuentres enfermo
  • Dónde comprar suministros necesarios para la diabetes y cómo almacenarlos

Aprender estas habilidades puede tomar varios meses. Siempre continúa aprendiendo sobre la diabetes, sus complicaciones y cómo controlarla y vivir con la enfermedad. Mantente al día con las nuevas investigaciones y los nuevos tratamientos.

MANEJANDO TU NIVEL DE AZÚCAR

Revisar tú mismo tus niveles de azúcar y anotar los resultados te dirá qué tan bien manejas la diabetes. Habla con tu doctor y educador sobre diabetes sobre qué tan seguido deben ser estas revisiones.

Para revisar el nivel de azúcar en sangre, utilizarás un dispositivo llamado glucómetro. Normalmente, pinchas tu dedo con una pequeña aguja llamada lanceta. Esto te dará una pequeña gota de sangre. Pones la sangre en una tira reactiva y esta tira en el dispositivo. El dispositivo te dará una lectura que dice tu nivel de azúcar en sangre.

Tu médico o educador sobre diabetes te ayudará a armar un plan de estudios para ti. Tu doctor te ayudará a marcar una meta en lo que nivel de azúcar en sangre respecta. Mantén estos factores en mente:

  • La mayoría de las personas con diabetes tipo 2 solo requieren revisar su azúcar en sangre una o dos veces al día.
  • Si tus niveles de azúcar en sangre está controlado, tal vez solo necesites revisarlo algunas veces por semana.
  • Puedes realizar tus pruebas cuando despiertes, antes de las comidas y por la noche.
  • Puedes necesitar revisarte más seguido cuando estés enfermo o bajo estrés.

Mantén un registro de tu azúcar en sangre para ti y tu médico. En base a tus números, tal vez debas hacer cambios en tus comidas, actividades o medicina para mantener tu cantidad de azúcar en sangre en su punto justo.

DIETA Y CONTROL DEL PESO

Trabaja en conjunto con tu doctor, enfermera y dietista para aprender cuanta grasa, proteína y carbohidratos requieres en tu dieta. Tu plan de comidas debería ajustarse a tu estilo de vida y hábitos, además debería incluir comidas que sean de tu agrado.

Controlar el peso y tener una dieta bien balanceada son cosas importantes. Algunas personas con diabetes de tipo 2 pueden dejar de tomar medicamentos luego de perder peso. Esto no significa que su diabetes se haya curado. Aún tienen diabetes.

Pacientes muy obesos cuya diabetes no es bien manejada con dieta y medicina pueden llegar a considerar someterse a una cirugía de pérdida de peso (bariátrica).

ACTIVIDAD FÍSICA HABITUAL

Hacer actividad física habitualmente es importante para todos. Es todavía más importante cuando tienes diabetes. Razones por las cuales el ejercicio es bueno para tu salud:

  • Baja tus niveles de azúcar en sangre sin medicinas
  • Quema calorías extra y grasa para ayudarte a controlar tu peso
  • Mejora el flujo sanguíneo y la presión sanguínea
  • Aumenta tu nivel de energía
  • Mejora tu habilidad de manejar el estrés

Habla con tu médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Las personas con diabetes de tipo 2 pueden requerir tomar medidas especiales antes, durante y luego de la actividad física o ejercicio.

MEDICACIONES PARA TRATAR LA DIABETES

Si la dieta y el ejercicio no ayudan a mantener tu nivel de azúcar en niveles normales o cercanos a normales, tu doctor puede llegar a recetar una medicación. Dado que estas drogas te ayudan a bajar tu nivel de azúcar en sangre de distintas formas, tu doctor puede pedirte que tomes más de una medicación.

Algunos de los tipos más comunes de medicación se enumeran debajo.

  • Los inhibidores de la alfa-glucosidasa
  • Las biguanidas
  • Inhibidores DPP-IV
  • Medicinas inyectables
  • Las meglitinidas
  • Las sulfonilureas
  • Las tiazolidinedionas

Puedes necesitar tomar insulina si tu nivel de azúcar en sangre no puede ser controlado con ninguna de las medicinas enlistadas arriba. La insulina debe inyectarse debajo de la piel utilizando una jeringa, pluma de insulina o una bomba. No puede ser tomada oralmente porque el ácido estomacal destruye la insulina

PREVINIENDO LAS COMPLICACIONES

Tu doctor puede prescribir medicinas u otros tratamientos para reducir tus posibilidades de desarrollar enfermedades en tus ojos, riñones u otros padecimientos comunes entre las personas que padecen de diabetes. Estas son llamadas las complicaciones de la diabetes.

CUIDADO DE PIES

Las personas con diabetes tienen más posibilidades de padecer problemas en los pies. La diabetes daña los nervios. Esto puede hacerte menos sensible a la presión en la zona de tus pies. Puedes no notar un daño en tus pies hasta desarrollar una infección severa.

La diabetes también puede dañar los vasos sanguíneos. Las pequeñas llagas o roturas en la piel pueden volverse ulceras. La extremidad afectada puede requerir ser amputada si las ulceras en la piel no se curan o se agrandan, se vuelven más profundas o se infectan.

 

Para prevenir problemas en los pies:

  • Deja de fumar si fumas.
  • Mejora el control de tu nivel de azúcar en sangre.
  • Haz que tu médico examine tu pie por lo menos dos veces al año y averigua si tienes daños en los nervios
  • Revisa y cuida tus pies diariamente. Esto es muy importante cuando ya tienes daño en los nervios o vasos sanguíneos, o problemas en los pies.
  • Asegúrate de usar calzado adecuado. Pregúntale a tu médico qué es lo adecuado para ti.

Grupos de Ayuda

Hay muchos recursos que pueden ayudarte a entender más sobre la diabetes tipo 2. También puedes aprender formas para manejar tu enfermedad para vivir bien con diabetes.

Pronóstico

La diabetes es una enfermedad crónica y no tiene cura.

Algunas personas con diabetes tipo 2 no requiere medicina si pierden peso y se vuelven más activas. Cuando llegan a su peso ideal, la propia insulina del cuerpo y una dieta sana puede controlar el nivel de azúcar en sangre.

Posibles Complicaciones

Luego de muchos años, la diabetes puede causar problemas serios:

  • Puedes tener problemas oculares, incluyendo problemas para ver (especialmente de noche), y sensibilidad a la luz. Puedes volverte ciego.
  • Tus pies y piel pueden desarrollar úlceras e infecciones. Luego de mucho tiempo, tu pie o pierna puede requerir ser amputado. La infección puede también causar dolor y picazón en otras partes del cuerpo.
  • La diabetes puede dificultar el control de la presión sanguínea y colesterol. Esto puede llevar a un ataque cardíaco, apoplejía y otros problemas. El flujo sanguíneo a tus piernas y pies puede llegar a dificultarse.
  • Los nervios en tu cuerpo pueden dañarse, causar dolor, cosquilleo y adormecimiento.
  • A causa del daño nervioso, puedes tener problemas al digerir la comida que comes. Puedes sentir debilidad o tener problemas para ir al baño. El daño en los nervios puede hacer que a los hombres se le dificulte tener una erección.
  • El nivel alto de azúcar en sangre y otros problemas pueden llevar a daño renal. Tus riñones pueden no trabajar tan bien como solían hacerlo. Pueden llegar a dejar de funcionar, haciendo que requieras diálisis o un trasplante de riñón.

 

¿Qué es la sarcoidosis?

La sarcoidosis es una condición rara que causa pequeños parches de tejido rojo e hinchado, llamados granulomas, que se desarrollan en los organos del cuerpo. Afecta con mayor frecuencia a los pulmones y la piel.

sarcoidosis

Los síntomas mas comunes incluyen ronchas rojas en la piel, dificultad para respirar, y tos persistente. Sin embargo, cada persona es afectada de manera diferente y los síntomas dependen de cuáles órgano están siendo afectados.

No hay cura para la sarcoidosis, pero la condición a menudo mejora sin tratamiento al cabo de unos meses o años. Los síntomas no suelen ser graves y no tienden a afectar la vida cotidiana.

La sarcoidosis se estima que afecta a 1 de cada 10.000 personas en el Reino Unido.

Síntomas de la Sarcoidosis

Es imposible predecir cómo la sarcoidosis afecta a una persona, ya que la enfermedad puede afectar a cualquier órgano y los síntomas varían ampliamente dependiendo de cuáles órganos están involucrados.

La mayoría de las personas con sarcoidosis desarrollan síntomas de repente, sino que por lo general desaparecen en unos pocos meses o años y la enfermedad no vuelve. Esto se conoce como la sarcoidosis aguda.

Algunas personas no tienen ningún síntoma en absoluto, y la condición se diagnostica después de un examen de rayos X realizado por otro motivo.

Algunas personas encuentran que sus síntomas se desarrollan gradualmente y empeoran con el tiempo, hasta el punto donde se vuelven gravemente afectados. Muchos de los granulomas pueden formarse en un órgano y evitar que funcione correctamente. Esto se conoce como sarcoidosis crónica.

La sarcoidosis afecta más frecuentemente a los pulmones, la piel y / o los ganglios linfáticos (glándulas). Algunos de los síntomas típicos se enumeran a continuación, aunque alguien con sarcoidosis probablemente sólo tendrá algunos de estos.

Los síntomas pulmonares

Los pulmones se ven afectados en aproximadamente el 90% de las personas con sarcoidosis. Esto se conoce como la sarcoidosis pulmonar.

Los dos síntomas principales son dificultad para respirar y tos seca persistente. Algunas personas con sarcoidosis pulmonar experimentan dolor y molestias en el pecho, pero esto es poco común.

Los síntomas cutáneos

La piel se ve afectada en aproximadamente 25% de las personas con sarcoidosis.

Esto puede causar tiernas, protuberancias o manchas rojas que se desarrollan en la piel (en especial las espinillas), así como erupciones en la parte superior del cuerpo.

Otros síntomas

Si hay otros órganos afectados, también puede tener algunos de los siguientes síntomas:

  • doloridas e inflamadas glándulas en la cara, el cuello, las axilas o la ingle
  • cansancio y una sensación general de malestar
  • dolor en las articulaciones
  • ojos rojos o adoloridos
  • un ritmo cardíaco anormal
  • nariz tapada o congestionada
  • dolor en los huesos
  • cálculos renales
  • dolor de cabeza

Las causas de la sarcoidosis

El sistema inmunológico del cuerpo normalmente combate las infecciones mediante la liberación de las células blancas de la sangre en la sangre para aislar y destruir los gérmenes. Esto resulta en la inflamación (hinchazón y enrojecimiento) de los tejidos del cuerpo en esa zona. El sistema inmunológico responde así para cualquier cosa en la sangre que no reconozca, y se extingue cuando la infección haya desaparecido.

Se cree que la sarcoidosis ocurre porque el sistema inmunológico ha entrado en “sobremarcha”, donde el cuerpo comienza a atacar a sus propios tejidos y órganos. La inflamación resultante produce granulomas desarrollándose en los órganos.

Hay muchas condiciones similares, tales como la artritis reumatoide y el lupus, que son causadas por el cuerpo atacando sus propios tejidos. Estos son conocidos colectivamente como enfermedades autoinmunes.

No se sabe por qué el sistema inmune se comporta de esta manera, pero la investigación se está llevando a cabo para ver qué desencadena la sarcoidosis (ensayos clínicos para la sarcoidosis).

Es posible que algún factor ambiental desencadena la enfermedad en personas que ya son genéticamente susceptibles a ella.

La sarcoidosis en ocasiones puede ocurrir en más de un miembro de la familia, pero no hay evidencia de que la enfermedad sea hereditaria. La condición no es contagiosa, por lo que no se puede transmitirse de persona a persona.

¿A quiénes afecta?

La sarcoidosis puede afectar a personas de cualquier edad, pero por lo general comienza en los adultos jóvenes de entre 20 y 50 años. Es poco frecuente en la infancia.

La condición afecta a personas de todos los orígenes étnicos, pero es más común en personas de ascendencia africana.

El diagnóstico de la sarcoidosis

Un gran número de pruebas se puede llevar a cabo para diagnosticar la sarcoidosis, dependiendo de los órganos afectados.

Si sus síntomas sugieren que usted tiene sarcoidosis pulmonar (la sarcoidosis que afecta a los pulmones), puede tomar una radiografía de tórax o una tomografía computarizada (TC) de los pulmones para buscar signos de la enfermedad.

En algunos casos, los médicos pueden querer examinar el interior de los pulmones usando un tubo largo, delgado y flexible con una fuente de luz y una cámara en un extremo (endoscopio) que se pasa por la garganta. Una pequeña muestra de tejido pulmonar también puede ser removida durante esta prueba por lo que se puede estudiar con el microscopio. Esto se conoce como una biopsia.

Si los médicos cree que puede tener sarcoidosis que afecta a otros órganos – como la piel, el corazón o los ojos – exploraciones o exámenes de estas áreas por lo general se llevan a cabo.

¿Cómo se trata la sarcoidosis?

La mayoría de las personas con sarcoidosis no requieren tratamiento como la condición suele desaparecer por sí sola, por lo general dentro de unos pocos meses o años.

Cambios de estilo de vida simples y comunes analgésicos (como el paracetamol o el ibuprofeno) para tratar cualquier dolor son a menudo todo lo que se necesita para controlar cualquier ataque de asma. Ver vivir con sarcoidosis (abajo) para consejos de estilo de vida.

Los médicos vigilarán su estado para comprobar si le está yendo mejor o peor sin tratamiento. Esto se puede hacer con los rayos X regulares, pruebas de respiración y exámenes de sangre.

Medicamentos

Si se recomienda el tratamiento, se utilizan por lo general comprimidos de corticoides prednisolona.

Este medicamento es el tratamiento más efectivo para la sarcoidosis, ayudando a aliviar los síntomas y prevenir el daño a los órganos afectados por la reducción de la inflamación y prevenir la formación de cicatrices.

Sin embargo, los medicamentos corticosteroides puede provocar efectos secundarios desagradables, tales como aumento de peso y cambios de humor, si se toma en dosis altas. Otros efectos secundarios, como fragilidad de los huesos (osteoporosis), también se pueden desarrollar si se toma durante mucho tiempo. Por lo tanto, este medicamento se utiliza solamente cuando es necesario.

Conociendo la artritis séptica.

La artritis séptica es una infección en una articulación. Los síntomas incluyen dolor y sensibilidad en una articulación, dolor al mover la articulación, y la sensación de malestar. Es una infección poco común, pero grave. Se necesita un tratamiento urgente. Esto incluye medicamentos antibióticos y drenar el líquido infectado de la articulación para evitar daños permanentes en las articulaciones.

artritis-séptica

¿Qué es la artritis séptica?

La artritis séptica es una infección en una articulación. Hay muchos tipos de gérmenes (bacterias) pueden causar artritis séptica. La infección con una bacteria llamada estafilococo áureo es la causa más común.

• La deposición de pirofosfato de calcio – incluyendo condrocalcinosis

¿Cómo se obtiene la artritis séptica?

Si algunos gérmenes (bacterias) se asientan en una pequeña sección de una articulación, pueden multiplicarse y causar una infección. Las bacterias pueden llegar a una articulación:

• A través de la corriente sanguínea. Esta es la causa más común, particularmente en los niños. Las bacterias pueden entrar en la sangre a partir de una infección en otra parte del cuerpo y viajar hasta el hueso. Incluso si usted está sano, las bacterias a veces pueden entrar en el torrente sanguíneo a través  de la nariz o el intestino.

• A partir de una lesión. Las bacterias pueden entrar en una articulación si usted tiene una herida hecha en una articulación.

• Durante la cirugía. La infección es una complicación poco común, si usted tiene la cirugía de las articulaciones o un análisis de articulaciones (por ejemplo, la artroscopia).

¿Quién está en riesgo de desarrollar artritis séptica?

Cualquier persona a cualquier edad puede desarrollar artritis séptica. Sin embargo, usted tiene un mayor riesgo si:

• Tiene ciertos tipos de artritis como la artritis reumatoide. Si las articulaciones ya están inflamadas, se encuentra en mayor riesgo de contraer la infección. Puede ser difícil distinguir la diferencia entre un brote de artritis no infecciosa y la artritis  infecciosa (séptica). Como regla general, si usted ya tiene artritis y sus síntomas empeoran repentinamente, y se siente mal, entonces la artritis séptica es una posibilidad. Las pruebas pueden confirmar o descartar, una infección.

• Ha tenido recientemente una lesión en una articulación.

• Cuenta con una prótesis articular (como una cadera o rodilla artificial).

• Ha tenido recientemente una cirugía en una articulación.

• Tiene un sistema inmunológico deficiente. Por ejemplo, si usted tiene SIDA, o si usted está tomando quimioterapia, o si usted está gravemente enfermo con otra enfermedad, etc.

• Se inyecta drogas alucinógenas que pueden estar contaminadas con gérmenes (bacterias) .

• Tiene gonorrea. Se trata de una enfermedad de transmisión sexual. Si no se trata, la bacteria gonococo puede diseminarse por el torrente sanguíneo y puede causar artritis séptica.

• Tener una infección del hueso (osteomielitis), cerca de una articulación.

¿Qué articulaciones pueden verse afectadas?

La rodilla es el sitio más común de la infección en más de la mitad de los casos. Los casos en los que se ve afectada la cadera son aproximadamente 1 de cada 5 casos. El resto son, por lo general el hombro, la muñeca, el codo y el tobillo. Otras articulaciones son raramente afectadas. En la mayoría de los casos, sólo una articulación se ve afectada. Sin embargo, en aproximadamente 1 de cada 5 casos los gérmenes (bacterias) se propagan a través del torrente sanguíneo y pueden infectar a dos o más articulaciones al mismo tiempo.

¿Cuáles son los síntomas de la artritis séptica?

• Dolor de la articulación afectada. El dolor tiende a ser severo y se desarrolla muy rápidamente. Cualquier movimiento de la articulación puede ser muy doloroso.

• Una hinchazón general se desarrolla sobre la articulación afectada, que suele ser muy sensible.

• El enrojecimiento de la piel que recubre la articulación, es típico si la articulación está cerca de la superficie de la piel.

• Una sensación de malestar general con una alta temperatura (fiebre) es común.

En la mayoría de los casos de artritis séptica los síntomas se desarrollan rápidamente, en unos pocos días. Sin embargo, con una infección en una articulación artificial, los síntomas pueden no ser tan rápidos. El dolor y la fiebre pueden ser leves al principio, antes de convertirse gradualmente más graves. También, en casos causados ​​por tuberculosis (TB) de germen (bacteria), los síntomas pueden desarrollarse más lentamente.

¿Se necesitan pruebas?

Los exámenes para confirmar el diagnóstico

Si usted tiene los síntomas típicos que vienen de una articulación enrojecida cerca de la superficie de la piel, entonces el diagnóstico puede ser muy evidente. Sin embargo, el dolor procedente de las articulaciones más profundas como la cadera puede ser debido a un gran número de causas. Algunos análisis de sangre pueden ayudar a confirmar la presencia de una inflamación severa ‘en alguna parte ‘ en el cuerpo, que pudiera ser la artritis séptica.

Una radiografía simple no es tan útil para el diagnóstico de las primeras etapas de la artritis séptica. Sin embargo, puede ser una prueba útil para descartar otras causas de dolor en las articulaciones. Una exploración de la articulación puede ayudar a confirmar el diagnóstico.

Pruebas para determinar que el germen (bacteria) está causando la infección

La sangre suele contener algunas bacterias de la infección en la articulación. Las muestras de sangre se envían al laboratorio para identificar qué tipo de bacteria está causando la infección. Esto es importante, ya que esto le ayudará a decidir cuál es el mejor tratamiento. (Algunas bacterias son resistentes a algunos antibióticos.) Además, si se sospecha de artritis séptica, se deberá tomar una muestra de líquido de la articulación con una aguja fina. Las pruebas en el líquido por lo general pueden confirmar el diagnóstico e identificar la bacteria que está causando la infección.

¿Cuál es el tratamiento para la artritis séptica?

Los antibióticos

Los antibióticos se inician tan pronto como sea posible. Al principio, las dosis altas se dan directamente en una vena. Los antibióticos elegidos son los que pueden matar a los gérmenes (bacterias) que comúnmente causan la artritis séptica. Sin embargo, los antibióticos a veces tienen que cambiarse a otros diferentes cuando los resultados de las pruebas confirman que la bacteria está causando la infección. (Algunas bacterias son resistentes a algunos antibióticos.) Los síntomas a menudo se intensifican muy rápidamente después de comenzar los antibióticos. Sin embargo, es necesario seguir tomando los antibióticos durante varias semanas. Esto es para asegurarse de que toda infección se ha ido de la articulación.

Drenar el líquido de la articulación

El líquido infectado se drena de la articulación afectada. Esto ayuda a evitar el daño a la articulación, mientras que los antibióticos eliminan la infección. Con una infección en una articulación de la rodilla, el codo o el hombro el drenado puede ser relativamente fácil de hacer con una aguja. Sin embargo, las articulaciones más profundas como una articulación de la cadera son más difíciles y pudieran necesitar una pequeña operación para drenar el líquido infectado. La articulación puede requerir ser drenada varias veces hasta que el líquido infectado quede libre de infección.

¿Qué es la Osteoporosis?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define osteoporosis como una enfermedad esquelética sistemática, caracterizada por una baja masa ósea y deterioro micro-arquitectural del tejido de los huesos con un aumento consecuente en la fragilidad de los huesos y una susceptibilidad de fractura. Es un mito que la osteoporosis es una parte normal del envejecimiento y que solo las mujeres son susceptibles.  Ahora sabemos que esta enfermedad puede afectar también a la gente joven como también a los hombres.

osteoporosis

La osteoporosis es llamada la “enfermedad silenciosa”, porque su progreso no es detectado por muchos años y el primer signo de esta enfermedad usualmente es una fractura. Las fracturas espinales pueden ser indoloras, pero a menudo acompañan dolores severos en la espalda que pueden durar por muchas semanas. Las fracturas de compresión de la espina ocurren, porque el hueso debilitado se colapsa bajo el peso del cuerpo. Esto ocasiona un perdida de altura y aumenta la curvatura de la espina (postura jorobada).

La mayoría de las fracturas de la cadera también son el resultado de la osteoporosis y pueden tener devastadoras consecuencias, las cuales pueden incluir hospitalización, capacidades funcionales reducidas e incluso la muerte. Los índices de fractura de cadera en los caucásicos de Sudáfrica son similares a los de Europa y en los Estados Unidos de América.

Algunos hechos acerca de la osteoporosis

  • Más de un tercio de las mujeres mayores de 50 años y casi la mitad de los mayores de 70 años de edad se ven afectados por esta enfermedad.
  • La osteoporosis en los hombres está en aumento, y uno de cada cinco hombres desarrolla esta enfermedad.
  • En la mayoría de los casos el paciente es de 50-70 años de edad, antes de que la osteoporosis es diagnosticada-sin embargo puede, afectar a mujeres y algunos hombres entre sus treinta y tantos años, o incluso antes.
  • Sin la terapia preventiva apropiada, una de cada tres mujeres posmenopáusicas blancas y asiáticas tendrán una fractura de la columna vertebral.
  • • El riesgo de sufrir una fractura de cadera en una mujer es igual al riesgo combinado de desarrollar cáncer de mama, de útero y cáncer de ovario.
  • Hasta un 20% de las víctimas de fractura de cadera mueren en alrededor un año; 15-25% requerirá hospitalización y menos de la mitad recuperará la capacidad funcional completa.
  • En los países desarrollados, la osteoporosis vertebral es seis veces más común en las mujeres que en hombres, y las fracturas de cadera de dos a tres veces. En los países en vías de desarrollo, entre ellos Sudáfrica, la incidencia de fracturas de cadera en los hombres se aproxima a la de las mujeres. Aunque es menos común entre las personas de raza negra, la osteoporosis se produce en todos los grupos de la población y datos recientes indican que su prevalencia está aumentando.
  • Aunque tratable, la prevención de la osteoporosis es mucho más efectiva. Esto requiere una comprensión de los factores predictivos de manera que la probabilidad de que haya osteoporosis pueda ser anulada. La comprensión de estas cosas también llevará a un conocimiento  acerca de las adaptaciones de un estilo de vida para prevenir pérdida ósea en el futuro.

Recientes  avances en opciones de tratamiento han tenido un resultado en un 50-70% en la reducción de los índices de fracturas osteoporóticas.

¿Qué es el asma y cuales son sus síntomas?

¿Qué es el Asma?

El asma es una enfermedad pulmonar crónica (de larga duración) que inflama y encoge las vías respiratorias. El asma causa períodos recurrentes de “silbidos” (un sonido similar al silbido cuando respiras), estrechez de pecho, falta de aliento y tos. La tos generalmente ocurre a la noche o temprano por la mañana.

El asma afecta a personas de todas las edades, pero generalmente comienza durante la niñez. En los Estados Unidos se sabe que más de 25 millones de personas tienen asma. Alrededor de 7 millones de estas personas son niños.

 

Resumen

Para entender el asma, es útil saber cómo funcionan las vías respiratorias. Las vías respiratorias son tubos que llevan aire a tus pulmones. Las personas con asma tienen vías respiratorias inflamadas. Esto hace que se hinchen y queden muy sensibles. Tienden a reaccionar fuertemente a ciertas substancias inhaladas.

Cuando las vías respiratorias reaccionan, los músculos alrededor de ellas se estrechan. Esto angosta las vías respiratorias, causando que menos aire llegue a los pulmones. La hinchazón también puede empeorar, haciendo que las vías se angosten aún  más. Las células en las vías respiratorias pueden generar más moco que lo usual. El moco es un líquido espeso y pegajoso que puede angostar aún más las vías respiratorias.

La reacción en cadena resulta en la sintomatología asmática. Los síntomas pueden ocurrir cada vez que las vías estén inflamadas.

A veces los síntomas del asma son leves y se van solos luego de un tratamiento mínimo con medicina para el asma. Otras veces los síntomas continúan empeorando.

Cuando los síntomas se vuelven más intensos y/o aparecen más síntomas, estás teniendo un ataque de asma. Los ataques de asma también son llamados brotes o crisis de asma.

Tratar los síntomas apenas se noten es importante. Esto ayudará a prever que los síntomas empeoren y causen un ataque severo de asma. Los ataques severos de asma pueden requerir de cuidados de emergencia y pueden ser fatales.

Perspectiva

El asma no tiene cura. Aun cuando te sientes bien, tienes la enfermedad y puede brotar en cualquier momento.

De todas maneras, con el conocimiento y tratamientos actuales, la mayoría de las personas con asma pueden manejar la enfermedad. Tienen pocos síntomas, cuando no ninguno. Pueden vivir vidas normales y activas y dormir toda la noche sin interrupciones causadas por el asma.

Si tienes asma, puedes tomar un rol activo para manejar la enfermedad. Para tener un tratamiento exitosos, concienzudo y sostenido en el tiempo, construye una sociedad con tu doctor y otros proveedores de servicio de salud.

¿Qué causa el asma?

La causa exacta del asma es desconocida. Los investigadores piensan que factores genéticos y ambientales interactúan para causar asma, con más regularidad en los primeros años. Estos factores incluyen:

  • Una tendencia heredada para desarrollar alergias, llamada atopía
  • Padres con asma
  • Ciertas infecciones respiratorias durante la niñez
  • Contacto con alergénicos aéreos o exposición a alguna infección viral en la infancia o niñez temprana, cuando el sistema inmunológico se está desarrollando

Si el asma o la atopía corren en tu familia, la exposición a irritantes (por ejemplo, el humo del tabaco) puede hacer que tus vías respiratorias reaccionen más a ciertas substancias en el aire.

Hay algunos factores que tienen más posibilidades de causar asma en algunas personas que en otras. Los investigadores continúan explorando qué causa el asma.

La Hipótesis de la Higiene

Una hipótesis que los investigadores tienen sobre la causa del asma es llamada la hipótesis de la higiene. Ellos creen que nuestro estilo de vida occidental – con su énfasis en la higiene – ha resultado en cambios en nuestras condiciones de vida y un declive general en las infecciones en la niñez temprana.

Muchos niños jóvenes no tienen las mismas exposiciones ambientales e infecciones que tenían los niños en el pasado. Esto afecta la forma en la que el sistema inmunológico de los niños pequeños se desarrolla durante la muy temprana niñez y puede incrementar el riesgo de atopía y asma. Esto es especialmente válido para niños que tienen familiares cercanos con una o dos de estas condiciones.

 

¿Quién corre riesgo de padecer asma?

El asma afecta a personas de todas las edades, pero con regularidad comienza durante la niñez. En los Estados Unidos, se sabe que más de 25 millones de personas tienen asma. Alrededor de 7 millones de estas son niños.

Los niños pequeños que con frecuencia tienen silbidos e infecciones respiratorias – así como otros factores de riesgo – tienen más posibilidades de desarrollar asma que continúe más allá de los 6 años. Los otros factores de riesgo incluyen tener alergias, eccema (una enfermedad alérgica de la piel) o padres que padezcan asma.

Entre los niños, hay más hombres que niñas con asma. Pero entre los adultos, esta enfermedad afecta a hombres y mujeres por igual. No está claro si las hormonas sexuales tienen un rol en el origen del asma o cómo sería este rol.

La mayoría, pero no todas, las personas que padecen asma tienen alergias.

Algunas personas desarrollan asma por entrar en contacto con algunos irritantes químicos o polvos industriales en su lugar de trabajo. Este tipo de asma se llama asma laboral.

¿Cuáles son los signos y los síntomas del asma?

Algunos signos y síntomas comunes del asma son:

  • Tos. La tos del asma ocurre generalmente por la noche o temprano a la mañana, haciendo que se dificulte el sueño.
  • Silbido. El silbido es un sonido chirriante que ocurre cuando respiras.
  • Estrechez de pecho. Esto puede sentirse como si alguien se encontrara apretando o estuviese sentado en tu pecho
  • Falta de aire. Algunas personas que sufren de asma dicen que no pueden recuperar su ritmo respiratorio o que se sienten sin aire. Puedes sentir que no puedes sacar el aire en tus pulmones.

No todas las personas con asma tienen estos síntomas. Del mismo modo, tener estos síntomas no siempre significa que tienes asma. La mejor forma que tienen los doctores para diagnosticar asma es utilizar una prueba de capacidad pulmonar, preguntar sobre tu historia clínica (incluyendo el tipo y frecuencia de los síntomas) y hacer un examen físico.

El tipo de síntomas asmáticos que tengas, qué tan frecuente ocurren y qué tan severos son puede variar con el tiempo. A veces tus síntomas solo pueden molestarte. Otras veces, pueden ser lo suficientemente problemáticos como para limitar tu rutina diaria.

Los síntomas severos pueden ser fatales. Por esto, tratar los síntomas apenas se noten es importante, con el fin de que no se vuelvan severos.

Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas con asma pueden esperar tener pocos o ningún síntoma tanto durante el día como por la noche.

¿Qué hace que se den los síntomas asmáticos?

Muchas cosas pueden desatar o empeorar los síntomas del asma. Tu doctor te ayudará a encontrar qué cosas (llamados catalizadores) pueden causar que tu asma brote si entras en contacto con ellos. Los catalizadores incluyen:

  • Alergénicos del polvo, piel animal, cucarachas, moho y polen de árboles, pasto y flores.
  • Los irritantes como el humo de cigarrillos, la polución del aire, los polvos químicos en el lugar de trabajo, los componentes en los productos de decoración caseros y los sprays (como el spray para pelo)
  • Las medicinas como la aspirina u otros anti-inflamatorios no esteroideo y beta bloqueadores no selectivos
  • Sulfitos en bebidas y comidas
  • Infecciones de las vías respiratorias superiores, como resfríos
  • La actividad física, incluyendo el ejercicio

Otros problemas de salud pueden hacer que el asma sea más difícil e manejar. Ejemplos de estos problemas incluyen la congestión nasal, infección de los senos paranasales, enfermedad del reflujo, estrés psicológico y apneas de sueño. Estas condiciones deberían ser tratadas como parte del plan del cuidado del asma.

El asma es diferente para cada persona. Algunos de los catalizadores  enumerados arriba pueden no afectarte. Otros catalizadores que te afecten pueden no estar en la lista. Habla con tu doctor sobre las cosas que empeoran tu asma.

Diagnosticando asma en niños pequeños.

Muchos niños con asma desarrollan sus primeros síntomas antes de cumplir cinco años. De todas maneras, el asma en niños pequeños (desde infantes hasta niños de 5 años) puede ser difícil de diagnosticar.

diagsnosticar asma en niños

A veces es difícil discernir si un niño tiene asma u alguna otra enfermedad de la niñez. Los síntomas del asma son similares a los síntomas de otras enfermedades.

También, muchos niños pequeños que presentan silbidos cuando contraen resfríos o infecciones respiratorios no necesariamente desarrollan asma. Un niño puede tener silbidos porque él o ella tiene vías respiratorias pequeñas que se vuelven estrechas durante resfríados o infecciones respiratorias. Las vías respiratorias crecen a medida que el niño crece, por lo tanto el silbido deja de ocurrir con el crecimiento del niño.

Un niño pequeño que tenga frecuente silbido con resfríos o  infecciones respiratorias tiene más posibilidades de tener asma si:

  • Uno o ambos de sus padres tienen asma
  • El niño tiene señales de alergias, incluyendo eccema
  • El niño tiene reacciones alérgicas al polen y otros alergénicos aéreos
  • El niño tiene silbidos en momentos en los que no está resfriado ni tiene otra infección

La manera más segura de diagnosticar asma es con una prueba de función pulmonar, la historia clínica y un examen físico. De todas formas, es difícil hacer pruebas de función pulmonar en niños menores de cinco años. Por lo tanto, los médicos deben confiar en la historia clínica del niño, los síntomas y signos y los exámenes físicos para realizar un diagnóstico.

Los doctores pueden llegar a hacer pruebas de 4 a 6 semanas con medicina para el asma con el fin de ver qué tan bien responde el niño.

Entendiendo el colesterol hdl

Aunque su doctor le haya aconsejado reducir su colesterol total, es importante elevar el colesterol formado por lipoproteínas de alta densidad (o HDL), que también se conoce como “colesterol bueno”. Puede sonar como un mensaje contradictorio, pero reducir su colesterol “malo” formado por lipoproteínas de baja densidad (LDL) y aumentar el colesterol HDL puede reducir su riesgo de enfermedad cardíaca.

colesterol hdl

Entendiendo el colesterol HDL

El colesterol es una sustancia serosa que puede ser hallada en todas sus células y tiene diversas funciones de utilidad, incluyendo el asistir en el mantenimiento de las células de su organismo. Es transportado a través del torrente sanguíneo unido a proteínas. Estas proteínas se conocen como lipoproteínas.

– Lipoproteínas de baja densidad. Estas lipoproteínas transportan colesterol a través del organismo, llevándolo a diferentes órganos y tejidos. Pero si su cuerpo tiene más colesterol del que necesita, este excedente continuará circulando en su sangre. Con el paso del tiempo, este colesterol LDL circulante puede depositarse en las paredes de sus vasos sanguíneos y comenzar a aglutinarse justo por debajo del revestimiento de dichos vasos. Los depósitos de partículas de colesterol LDL en las paredes vasculares se conocen como placas, y a medida que van aumentando de tamaño van reduciendo el diámetro del vaso. Eventualmente, las placas pueden estrechar los vasos sanguíneos hasta el punto de interrumpir la circulación de la sangre, causando enfermedad de arteria coronaria. Esta es la razón por la cual se conoce al LDL como colesterol “malo”.

– Lipoproteínas de alta densidad. Estas lipoproteínas se conocen como HDL o colesterol “bueno”. Actúan como “recolectores”, recogiendo los excedentes de colesterol en la sangre y transportándolos de nuevo hacia el hígado donde son degradados. Mientras más alto sus niveles de HDL, menor será la cantidad de colesterol “malo” presente en su sangre.

Bajar los niveles de colesterol LDL solamente puede no ser suficiente para disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca en personas con predisposición a ello. Elevar el nivel de colesterol HDL en conjunto puede, en cambio, ser de gran ayuda.

Aunque niveles de HDL elevados pueden ser útiles en reducir su riesgo de infarto cardíaco, los investigadores advierten que también es necesario considerar otros factores de riesgo para dicho mal. Es posible que el HDL no sea tan beneficioso para algunas personas como para otras, debido a genética, tamaño de las partículas de HDL y otras proteínas en sangre. Hable con su doctor si le interesa saber de qué manera puede influir en Ud. un mayor nivel de HDL.

Establezca un objetivo para su nivel de colesterol HDL

Los niveles de colesterol son medidos en miligramos (mg) de colesterol por decilitro (dL) de sangre o milimoles (mmol) por litro (L). Cuando de colesterol HDL se trata, apunte a un número más elevado. Si su nivel del colesterol HDL cae hasta encontrarse entre el rango de los niveles de riesgo y los niveles deseables, debería seguir intentando elevar su nivel de HDL para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca.

Si no conoce cuál es su nivel de HDL actual, pregunte a su médico acerca de realizarse un test para medir los niveles de colesterol. Si el valor de HDL que dicho test arroje no está dentro del rango deseable, su doctor puede recomendarle cambios a su estilo de vida para elevar dicho valor hasta niveles más satisfactorios.

¿Cómo se diagnostica el asma?

Tu médico de cabecera diagnosticará asma en base a tu historia clínica e historia familiar, un examen físico y resultados de pruebas.

diasnostico asma

Tu doctor también descubrirá la severidad de tu asma – esto es, si es intermitente, leve, moderado o severo. El tratamiento que te prescriba tu médico dependerá del nivel de severidad.

Tu doctor puede recomendar que veas un especialista del asma si

  • Requieres pruebas especiales para ayudarte a diagnosticar asma
  • Has tenido una crisis asmática que puso en riesgo tu vida
  • Necesitas más de un tipo de medicina o dosis más altas de medicina para controlar tu asma, o si tienes problemas en general para controlar tu asma
  • Estás considerando recibir tratamiento para las alergias

 

Historia clínica y familiar

Tu doctor puede preguntar sobre tu historia familiar de asma y alergias. También puede preguntar si tienes síntomas asmáticos y qué tan frecuentemente ocurren.

Permite que tu doctor sepa si tus síntomas solo han ocurrido algunas veces durante el año en ciertos lugares o si los síntomas empeoran a la noche.

Tu doctor también puede querer conocer qué factores catalizan tus síntomas o los empeoran. Para más información sobre posible catalizadores del asma, ve a “¿Cuáles son los Signos y Síntomas de Asma?”

Tu doctor puede preguntarte sobre estados relacionados a la salud que pueden interferir con el manejo de asma. Estas pueden incluir congestión nasal, infección de los senos paranasales, enfermedad del reflujo, estrés psicológico y apneas de sueño.

Examen Físico

Tu doctor escuchará tu respiración y buscará síntomas de asma o alergias. Estos síntomas incluyen silbidos, congestión nasal o vías nasales inflamadas y enfermedades alérgicas de la piel (como eccema).

Mantén en mente que puedes tener asma aún si no tienes estos síntomas cuando tu doctor te examina.

Pruebas diagnósticas

Prueba de función pulmonar

Tu doctor utilizará un test llamada espirometría para revisar cómo están funcionando tus pulmones. Esta prueba mida cuanto aire inhalas y exhalas. También mide qué tan rápido puedes soplar el aire.

Tu doctor puede darte alguna medicina y retomar la prueba para ver si los resultados han mejorado.

Si los resultados de tu prueba son más bajos que lo normal y mejoran con la medicina, y si tu historia clínica muestra un patrón de síntomas asmáticos, tu doctor probablemente te diagnosticará asma.

Otras Pruebas

Tu doctor puede recomendar otras pruebas si él o ella requiere de más información para hacer el diagnóstico. Otras pruebas pueden incluir:

  • Prueba de alergia para descubrir qué alergias te afectan, de haber alguna.
  • Una prueba para medir que tan sensitivas son tus vías respiratorias. Esto es llamado prueba de broncoprovocación. Utilizando un espirómetro, esta prueba mide tu capacidad pulmonar repetidamente durante la actividad física o después de que hayas respirado dosis altas de aire frío u otros químicos especiales.
  • Una prueba para ver si tienes otra enfermedad con síntomas similares al asma, como enfermedad del reflujo, disfunción de las cuerdas vocales o apnea del sueño.
  • Una radiografía de pecho o un electrocardiograma. Estas pruebas descubrirán si un objeto extraño en tus vías respiratorias o alguna otra enfermedad pueden estar causando tus síntomas.