Advertencia: por qué no deberías volver a hervir el agua que ya ha hervido.

0
4554

Sucede a veces. Ponemos cazo de agua a hervir, hierve, lo apagas y te distraes con otra cosa. Cuando recuerdas que querías tomar una taza de té, el agua se enfría y lo ponemos a hervir de nuevo. La próxima vez que esto suceda, no hiervas esta misma agua de nuevo.

Si esto te ha sucedido alguna vez, ya es demasiado tarde para cambiarlo, pero procura no hacerlo de nuevo en el futuro. Volver a hervir el agua de nuevo puede ser extremadamente peligroso. ¿Por qué es esto? Debido a que la composición del agua se altera cuando hierve.

volver a hervir el agua

Cuando hervimos el agua el vapor aparece. El vapor está compuesto de compuestos volátiles que se queman fuera del agua, se convierten en gases y dejan el agua en forma de vapor. Cuando el agua hervida se enfría, los gases volátiles disueltos y los minerales se asientan de nuevo. Cuando vuelves a hervir el agua, los compuestos químicos cambian de nuevo; sin embargo, la forma en la que cambien en realidad es perjudicial para tu salud.

Cuando el agua vuelva a hervir, los componentes peligrosos se acumulan en el agua en vez de escapar de ella. ¿Qué tipo de sustancias nocivas son estas? Por lo general, el agua que se vuelve a hervir contiene:

  • Arsénico
  • Nitratos
  • Fluoruro

Probablemente no querrías comprar una botella de agua que contiene arsénico ¿verdad?. Por supuesto que no, así que, ¿por qué vas a volver a hervir el agua si hay una posibilidad de que ésta pueda contener arsénico?

Los minerales no dañinos se conservan en el agua hervida, pero incluso ellos pueden convertirse en peligrosos cuando el agua vuelve a hervir. Por ejemplo, las sales de calcio que se puedan acumular en el agua y que pueden causar cálculos biliares y cálculos renales si se toman en cantidad.

¿Cómo te puede afectar el agua que volvemos a hervir?

Ahora te vamos a detallar cómo el agua que vuelves a hervir puede hacerte daño:

Los nitratos tóxicos. Cuando los nitratos del agua están expuestos a altas temperaturas, se convierten en algo muy tóxico. Las altas temperaturas cambian por completo la composición de los nitratos, convirtiéndolos en nitrosaminas. Las nitrosaminas son cancerígenas y pueden causar distintos tipos de tumores.

Intoxicación por arsénico. Si tomas la suficiente agua hervida, con el tiempo podría sufrir una intoxicación por arsénico. Lo que podría conducir a una serie de problemas de salud tan graves como el cáncer, enfermedades del corazón y problemas neurológicos e infertilidad.

La ingesta excesiva de fluoruro. Si se toma en exceso, el fluoruro podría hacerte experimentar problemas neurológicos. Los niños que reciben demasiado fluoruro pueden sufrir retrasos cognitivos.

La próxima vez que pongas un cazo de agua a hervir y se te enfrié, sustitúyelo por agua nueva y vuelve a hervirla. De cualquier otro modo te puedes exponer a toxinas muy peligrosas. No merece la pena exponerse a un peligro innecesario si este se puede evitar con facilidad.

NO COMMENTS