Mirar constantemente tu teléfono celular puede ser un signo de depresión.

adicción al móvil

¿No puedes desprenderte de tu teléfono durante siquiera una hora? ¿O estás constantemente comprobando si has recibido un mensaje o un e-mail? Si la respuesta es sí, puede que estés experimentando algo más serio que una adicción al teléfono.

En un estudio publicado en la Universidad de Baylor, se descubrió que aquellos que están totalmente pegados a sus dispositivos eran “inestables”y estaban intentando tratar de cambiar su estado de ánimo. Dicho de otra manera, las personas que están constantemente revisando sus teléfonos durante dos minutos están tratando de encontrar algo, cualquier cosa para sentirse mejor.

El estudio se realizó en cerca de 400 hombres y mujeres, entre los 19 y los 24 años de edad. Todos ellos respondieron a un extenso cuestionario donde se examinaron su tipo de personalidad y su utilización del teléfono. Los resultados demostraron que la adicción a un teléfono celular es sólo una forma de distracción de los problemas reales que una persona sufre. Los investigadores describieron lo siguiente:

“Al igual que la adicción a cualquier substancia, la adicción al teléfono puede ser un intento por reparar nuestro estado de ánimo. Comprobar el correo electrónico sin cesar, enviar mensajes de texto, Twitter y navegar por la web puede ser utilizado como calmante para un individuo que quiere distraerse asimismo de sus preocupaciones diarias.”

También se descubrió que las personas adictas al teléfono tienen dificultad para concentrarse en un tema concreto. Mientras tanto, las personas introvertidas no experimentan la misma adicción.” Las personas que son tímidas suelen ser menos propensos a convertirse dependientes de sus teléfonos celulares, en comparación a las personas que son más extrovertidas”, dijo el estudio.

La moraleja de la historia es: mejor mantener el teléfono guardado y disfrutar de tu vida y de la gente.