6 Formas de Librarse de los Talones Agrietados

Los talones agrietados secos son un problema común de la piel. Si tienes los talones agrietados, podrías experimentan picazón, enrojecimiento, piel pelada, e inflamación. Es importante tratar los talones agrietados tan pronto como sea posible para prevenir que las grietas se agudicen y que finalmente causen dolor y sangrado.

Los talones agrietados podrían aparecer debido a la sequedad, cuidado inapropiado de los pies, dieta poco saludable, mucho tiempo de pie y falta de humedad. Algunas otras complicaciones de salud como la diabetes, la enfermedad de la tiroides, el eczema, y la psoriasis también pueden agravar la condición. Puedes sanar los talones agrietados con algunos remedios caseros disponibles. ¿Quieres conocer remedios caseros para los talones agrietados? Si la respuesta es sí, entonces considera los siguientes seis remedios para librarte de los talones agrietados.

talones-agrietados

1. Aceite Vegetal

Puedes usar aceites vegetales para prevenir y tratar talons agrietados. El aceite de coco, aceite de oliva, y aceite de sésamo son considerados muy efectivos para los talones agrietados. Puedes aplicar cualquiera de estos aceites en tus talones agrietados antes de ir a dormir en la noche. Permitiéndoles penetrar completamente en tu piel. Para tratar tus talones agrietados, primero, humedece tus pies en agua con jabón y luego restriégalos con piedra pómez. Lávalos con agua y sécalos. Luego aplica aceites vegetales. Verás las mejoras en un día o dos. Realiza este proceso durante un par de semanas.

2. Limón

El limón tiene la propiedad ácida que puede ayudar a suavizar las pieles secas y duras que causan agrietado. Para tratar los talones agrietados, humedece tus pies en agua tibia durante diez minutos. También puedes añadir jugo de limón en el agua. Luego restriega los talones agrietados con una piedra pómez. Lava tus pies y luego sécalos. Realiza este tratamiento una vez al día hasta que los síntomas se hayan ido por completo.

3. Jalea de Petróleo

La Jalea de Petróleo es efectiva para la piel seca y dura. Puede mantener tu piel suave y bien hidratada. Para el tratamiento, humedece tus pies con agua caliente durante diez minutos y luego restriégalos con una piedra pómez. Luego lava tus pies y sécalos con una toalla. Aplica la jalea de petróleo sobre la piel afectada. También puedes hacer una mezcla de una cucharadita de jugo de limón y jalea de petróleo para obtener mejores resultados. Cúbrelos con medias. Realiza este procedimiento a diario antes de ir a dormir.

4. Harina de Arroz

La harina de arroz puede ser usada como un exfoliante casero. Para restregarlo, prepara una pasta con algunas cucharaditas de la sidra de vinagre de manzana y miel con una mano de arroz molido. Haz una pasta fina. Puedes añadir también aceite de oliva en la pasta para mejores resultados. Para el tratamiento, humedece tus pies en agua tibia durante diez minutos, y luego restriégalo con suavidad con esta mezcla casera. Realiza esto cada dos días por un par de semanas.

5. Glicerina y Agua de Rosa

La combinación de agua de rosa y glicerina es un remedio casero efectivo para los talones agrietados. La glicerina se usa para suavizar la piel y el agua de rosa tiene Vitamina A, B3, C, D, E, y propiedades anti inflamatorias, anti oxidantes y antisépticas. Haz una solución a cantidades iguales de glicerina y agua de rosa y aplícalas en tus pies a diario antes de ir a dormir. Verás mejoras inmediatas.

6. Miel

La miel contiene propiedades antibacteriales y humectantes que lo hacen una excelente opción para los talones agrietados. Para el tratamiento, mezcla una taza de miel en agua tibia y humedece tus pies en esa agua durante veinte minutos. Luego restriégalo suavemente. Puedes aplicar este tratamiento una vez al día por algunas semanas.

Consejos Adicionales

•Sigue una dieta saludable. Incluye vitaminas y nutrients en tu alimentación como los ácidos grasos de omega 3, zinc, hierro, vitamina A, calcio, vitamina E, nueces, cereales, leche, pollo, granos, pescado, y aceite de semillas de lino.

•Consume suficiente agua para la hidratación.

•Aplica los aceites en tus pies para beneficios adicionales.

•Evita el aire seco. El aire seco empeorará la condición.

•Humecta tus talones a diario para prevenir el agrietamiento de los talones.

•Evita permanecer de pie por largos períodos.

•Lava tus pies regularmente.

Los talons agrietados no son una condición seria de salud. Pueden tratarse con alguno de los remedios caseros mencionados. Pero si tienes alguna otra complicación o desorden en la piel y se te hace complicado tratarlo de forma natural entonces considera visitar a tu doctor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *